Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


La comunidad de Catonas pide por la continuidad de un médico, el Municipio decidió trasladar al pediatra a la zona de Moreno Sur.

Trabajo, compromiso, la construcción de empatía y los casi 18 años de trabajo en la Unidad Sanitaria de Las Catonas marcaron al Doctor Hugo Rizzo y la comunidad. Luego de la entrega de un petitorio con más de 400 firmas a la Secretaría de Salud y del cual los vecinos/as no recibieron una respuesta aún, se volvieron a reunir y movilizar hasta el casco viejo del Hospital Mariano y Luciano de la Vega donde se desempeña dicha Secretaría.

Berta, vecina y quien hoy pone la voz en representación de los vecinos/as de Catonas, señala que el Doctor Rizzo “atendió a la gente acá en Catonas, en barrio Pfizer, San Carlos, 3 de Diciembre, trabajo muchísimo el Doctor, estuvo en todos los operativos porque él no se negó nunca a nada, él Doctor en los operativos se quedaba a dormir para seguir al otro día. Es una persona que puso el pecho acá en el barrio y ahora lo quieren sacar”.

Su nuevo destino es Atalaya, pero es el mismo pediatra “que ratificó que de Catonas no se quiere ir, que firmaba el papel en disconformidad y que su lugar de trabajo es Catonas”.

El reclamo en la defensa de un profesional de la salud, el malestar que esta disposición municipal genera se hace notar con actividades y que Berta sostiene enérgicamente: «La vamos a seguir haciendo hasta que tengamos una respuesta, acá los vecinos proponen cortar la ruta así que nos vamos a mantener en contacto y vamos a organizar para cortar la ruta para ver si así nos escuchan porque aparentemente están todos sordos, no quieren escuchar, no quieren que el Doctor siga acá en Catonas”

Un reclamo sólido y consistente que toma cuerpo y voz, una respuesta que debe ser inminente porque la atención médica es un derecho en Catonas, en Atalaya y en todos los centros de salud, pero con respuestas concretas y que se adapten a las realidades de las comunidades.