Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Por Abner Vega Cabrera para ANRed.- En una nueva muestra de la brutalidad policial al servicio de la empresa privada, carabineros dio muerte de un balazo en la cabeza al Weichafe Pablo Marchant Gutiérrez, integrante de la Coordinadora de Comunidades en Conflicto Arauco-Malleco (CAM). En un primer momento se había informado que el cuerpo sin vida era el Weichafe Ernesto Llaitul, hijo del líder de la CAM, pero se trató de un montaje de carabineros tras el operativo en la comuna de Carahue, región de La Araucanía Chile. 

El asesinato del weichafe Pablo Marchant Gutiérrez se produjo pasadas las 17:30 horas de este viernes 9 de julio, en las cercanías del fundo Santa Ana – Tres Palos, un fundo usurpado por Forestal Mininco, perteneciente al grupo económico encabezado por Eliodoro Matte, en el sector de Casa Piedra de la comuna de Carahue, en la ruta que une Tranapuente con Carahue.

El Weichafe Pablo Marchant Gutiérrez participaba de una acción de sabotaje a maquinaria forestal de la Forestal Mininco, donde se habría producido un enfrentamiento, primero con guardias privados y luego, con carabineros de Control de Orden Público (COP), pero las circunstancias específicas de su muerte aún no se conocen en detalle. En la acción, un grupo de comuneros/as incendió un bus, un camión cisterna de petróleo y un skidder.

Luego del asesinato, la policía militarizada se desplegó en la zona, realizando un gigantesco operativo, con el apoyo de tanquetas y vehículos anfibios; además, llegaron al sector efectivos de la PDI y un fiscal. Incluso, anoche se denunció por redes sociales que, en el cruce de Coi-Coi carabineros (a cargo del Capitán Cristian Zurita) abrieron fuego en contra de comuneros/as, sin importarles la presencia de niños/as, impidiendo que estos/as fueran a retirar el cuerpo del fallecido e hiriendo a algunos/as de ellos/as.

En un primer momento desde la Fiscalía se comunicó a Héctor Llaitul, líder de la Coordinadora de Comunidades en conflicto Arauco Malleco (CAM) que el comunero muerto era su hijo Ernesto pero cuando este concurrió a reconocer el cadáver se percató que en realidad era el cuerpo de Pablo Marchant. Al respecto, Héctor señaló a medios de comunicación mapuche que “hay que hacer una aclaratoria categórica. No sé con qué intencionalidad se difundió desde carabineros el nombre de mi hijo Ernesto. Yo personalmente acudí con la pareja de “Nano” al lugar de los enfrentamientos y constatamos que se trata de un destacado Weichafe Pablo Marchant y no de mi hijo Ernesto. Esta confusión quizás también pudo darse porque el peñi tiene impactos en el rostro o bien se lo desfiguraron, no sabemos bien que pasó”.

Lo más probable es que esto no fue un “error comunicacional”, sino más bien una maniobra para averiguar si Ernesto se encontraba en esa zona. Además, hay que tener presente que ayer el Alcalde de Carahue, Alejandro Saez, se reunió con representantes de la delegación presidencial para la macro zona sur y con Carabineros; en la oportunidad solicitó protección para una empresa constructora que habría sido atacada, en una clara muestra de la coincidencia de intereses entre sectores empresariales, políticos y policiales.

Posterior a la muerte de Pablo, por un lado, se han iniciado acciones de represalia contra instalaciones patronales que ocupan el Wallmapu y, por otro, se siguen ampliando los operativos policiales dentro de los territorios que, por años, sufren la militarización del Estado chileno.

*Weichafe es una palabra que deriva de weichan, que en mapudungun significa luchar, por tanto es quien lucha.