Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


FINALMENTE, ASCENDIÓ FEDERICO ALIAGA –

Como olvidar la noticia de la llegada de uno de los cuadros más importantes del Ateneo Néstor Kirchner si fue la propia Intendenta de Moreno quien lo ratificó al decir que «era un acuerdo con Máximo Kirchner«, un modo de elevar su vínculo con el líder de La Cámpora para reducir el despido de la arquitecta Carolina Amaya como mensaje final a Pueblo Libre y Mariano West

En el arranque de año y en ese acto (2 de febrero), Mariel Fernández confirmaba la ruptura definitiva con Pueblo Libre y como efecto secundario, Walter Correa tomaba distancia del Peronismo de Moreno. La acción, para el actual diputado nacional, tenía sentido en bancar la «unidad» posible y defender la institucionalidad en los marcos lógicos.

Cinco meses después de la asunción como Administrador General del IDUAR, Carlos Benítez presentó formalmente la renuncia en la mañana de hoy. Desde el estricto punto de vista de la gestión, tras hablar con fuentes muy calificadas, más que la salida de Benítez es el ascenso del doctor Federico Aliaga que integró en su momento el Grupo de Reflexión Rural (GRR). Desde la llegada al poder de Mariel Fernández, Aliaga contó con el apoyo político «territorial» siendo el Coordinador del Programa Suelo y Desarrollo.

El jueves 1 de abril en una entrevista que nos brinda Carlos Benítez, Desalambrar coloca una pregunta en aquella publicación: ¿se fortalece el IDUAR o se sostiene el doble comando?

Tomamos dos respuestas de Benítez que obtienen en esta jornada, tras confirmarse su renuncia, mucha fuerza y vitalidad:

Si el planeamiento no está acá en el IDUAR, ¿cómo se logra planificación?

El formato institucional yo creo que expresa la política y nosotros podemos lograr que haya una inteligencia única de intervención. Aún cuando las decisiones que tomamos puedan ser erróneas, es decir, que nuestra lectura de cómo se desenvuelve la ciudad pueda ser errónea y podamos errar no sólo en el diagnóstico sino en la propuesta política también,…ahora, con una inteligencia única igual. En ese marco nosotros vamos en ese camino. Si no hay una inteligencia única es una atomización de la política y si tenés una atomización de la política frente a los actores y el proceso en el cual se te va a desarrollar en la ciudad vos perdés. Volvés a correr de atrás y lo único que vas a hacer es correr a poner un parche en el marco de lo que también ya va a estar dado que es que la gente debe resolver informalmente. El Estado no puede acompañar el proceso de la construcción de la gente.

Entonces repregunto, si Planeamiento no está acá en el IDUAR, que es el Instituto de Desarrollo Urbano Regional y está como un área del ejecutivo, ¿no es eso atomización?

Por eso vuelvo a repetirte, la apuesta es que más allá de la expresión institucional se pueda construir una inteligencia. Se están saldando en un ámbito de discusión que crea la misma Intendenta, que preside la misma intendenta en el marco del Ejecutivo, que es lo que se denominan los ateneos, donde los temas de discusión se ponen en común y se construyen políticas consensuadas. Eso, desde el eje de la propuesta de cómo organizar el Ejecutivo municipal, la institucionalidad del Estado local. A eso le falta la pata de la discusión de la comunidad que es lo que nosotros vamos a construir desde el IDUAR. Lo que vamos a ir a buscar es cómo construimos el Consejo del Hábitat con la participación real y efectiva de todos los actores que deben estar sentados a la mesa que no son sólo los actores con los cuales vos interlocutás en el marco del desarrollo económico de la ciudad sino también en el marco del desarrollo de los derechos de la ciudad. Y ahí nosotros tenemos una inmensidad de desarrollo, no solo en los barrios informales, asentamientos, como son tomas o como lo queramos llamar, sino también en los históricos barrios populares de Moreno, muchos de los cuales nacieron desde la informalidad y hoy están incluidos en la ciudad formalmente hablando, zonas como Moreno Norte, como Trujui, como en Álvarez, que se han desarrollado, en Paso del Rey y que están integrados plenamente en la ciudad.

En cinco meses, ¿hubo inteligencia única o la renuncia de Carlos Benítez no es otra cosa que una planificación para dejar sin herramientas al IDUAR y fortalecer la Coordinación del Programa Suelo y Desarrollo? Una respuesta a la pregunta es, ahora que Federico Aliaga asume formalmente la Administración General del IDUAR, ¿el Instituto recupera inteligencia única y las herramientas que meticulosamente le fueron sacadas?

¿Qué pasó con el Consejo Local de Vivienda, Hábitat, y Derecho a la Ciudad creado por ordenanza? ¿Se lanzará para que todos los actores estén sentados en una mesa?

El gobierno popular de la Intendenta logró en su tiempo de administración del poder levantar una bandera que sondea cada vez que la emergencia pone los pies en la tierra: «Moreno libre de tomas». Ese promocionado logro tiene la actuación invalorable de las fuerzas policiales que por «obedientes» acatan la subordinación. Pero la complejidad no está resuelta con repelar las ocupaciones sino en la planificación, acompañamiento y respuestas a barrios populares que siguen siendo informales, sin dejar de considerar que mientras los emergentes de la exclusión son sacados por la fuerza, poco se sabe cuál es el plan para regularizar los emprendimientos privados existentes y los que no dejan de ganar espacio.

En Moreno La Capitana es la centralidad y bendice a los propios, en ese grupo siempre estuvo Federico Aliaga.

Si la salida de Carlos Benítez nos invita a buscar sus repuestas al poco tiempo de asumir por segunda vez en el IDUAR (NdR: primero fue en la Intendencia de Festa), es más rico y nutritivo para la información, recuperar del archivo dos respuestas de Benítez cuando estaba afuera de la gestión Mariel Fernández. El 10 de febrero de 2020 dijo a Desalambrar sobre el Consejo Local de Vivienda, Hábitat, y Derecho a la Ciudad:

¿Ese Consejo obliga a los actores del mercado a sentarse en la mesa?

Ahí está la decisión política. Tenés que sentar a los colegios de profesionales, al mercado que en Moreno tiene sus representaciones, a la justicia, los actores barriales y sociales, también los sindicatos. Junto a la comunidad se puede dar sentido a un plan de largo alcance y que define las reglas de juego a los inversores que seguirán existiendo. Desde el año 2013 cuando se consigue la Ley de Justo Acceso al Hábitat muchos municipios crearon el Consejo y hoy comienza a verse los resultados porque en definitiva lo que comienza a discutirse es la renta…

Pasaron siete años de esa ley, ¿por qué Moreno no tiene ese Consejo de Hábitat?

Es muy claro y son discusiones que damos desde el marco y el proyecto político del Ateneo Néstor Kirchner, es uno de los diez puntos estratégicos que ofrecimos a la compañera Intendenta Mariel Fernández referidos al hábitat. Claro que puede una serie de iniciativas individuales que dan respuestas parciales, ojalá se logren viviendas y loteos populares, ojalá que recuperemos más tierra para darle un destino social, pero la cuestión central no pasa por ahí porque la demanda es mucho más alta.

Desde una lectura de política interna hay que exponer tres cuestiones que solo hasta las elecciones tendrán un peso relativo:

1- En la lista local ¿obtuvo el Ateneo Néstor Kirchner el reconocimiento y la representación que esperaba por lo producido y sostenido en orden a buscar la unidad y contener a los que exigen construir otra conducción?

2- Por ser un soldado de Cristina y Máximo Kirchner, ¿qué significa para Walter Correa integrar la lista de candidatos /as a diputados /as nacionales en el puesto 18?

3- Los diez puntos estratégicos que construyó el Ateneo Néstor Kirchner, un programa político con el que Correa disputó la interna del Frente de Todos en 2019, ¿tendrá una sólida reactivación a partir de diciembre porque ahí arranca el 2023?