Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


EL 18 DE MAYO DEBE RESPONDER

El 8 de abril del año 2018 el legislador Leonardo Cóppola toma licencia por tiempo determinado. Un año después presenta la extensión y el cuerpo Rechaza. En los primeros días de noviembre de 2019 el HCD aprueba su segunda licencia. ¿Puede repetirse el proceso que tiene como protagonista no sólo a Cóppola sino a quien lo reemplaza, la legisladora Gisele Agostinelli?

El 30 de noviembre de 2020 Mirko García, concejal de Juntos por el Cambio, eleva la velocidad con transporte pesado. Haciendo uso de las metáforas, recuerda que el pueblo perdió al «Barrilete Cósmico» pero en el distrito hay «un barrilete sin cola que no se sabe hacia donde lo llevó el viento». La alusión no se privó del nombre y apellido: Leonardo Cóppola.

García en su ejercicio de moción de privilegio, convoca que el Concejo Deliberante revise la situación laboral (licencia) del concejal Cóppola, interpretación que fue pregunta, atinada y coherente de la presidenta del HCD, Araceli Bellota, pero la interpretación fue vertida por la experimentada concejala Claudia Asseff que explicó que el tema puede y debe ser analizado en la Comisión de Legales.

El 29 de diciembre Desalambrar publica la nota con el título LA FRACTURA ES TOTAL, El expediente CASO CÓPPOLA llega una vez más al recinto y se produce algo HISTÓRICO. El dictamen tuvo una firma, tan necesaria para que exista una votación. Como los números y manos mandan, todo el OFICIALISMO se abstuvo para «no quedar PEGADO a la interna de CAMBIEMOS». Uno de los bloques de la oposición gana con sus cinco votos, con el liderazgo de Claudia Asseff. APRUEBAN que hay que resolver el DILEMA: el concejal debe concurrir y reasumir su banca. Agostinelli al banco de suplentes.

Así terminó el año. Luego de las fiestas y con el calendario electoral en ciernes, se producen encuentros y reuniones de camaradería. Cerrar filas o achicar la grieta amarilla, evitar una interna y relanzar acuerdos.

Nadie pensó en reactivar el CASO pero la novedad toma cuerpo y forma el 3 de mayo: «Con la firma de la Presidenta del HCD, la escritora e intelectual Araceli Bellota, se notifica a Leonardo Cóppola que debe concurrir a la Comisión de Interpretación del Reglamento y Asuntos Legales de Honorable Concejo Deliberante. La citación era para hoy 4 de mayo a las 11.30 horas. en el Salón Kennedy ubicado en Dr. Asconapé 51. Luego llega una corrección al error de tipeo y queda perfilada para el 18 de mayo»

Pregunta, ¿quien o quienes reactivaron la causa partidaria – política? Por supuesto que la «nueva política» hará valer el respeto y defensa de la INSTITUCIONALIDAD, una bandera que no se puede MANCHAR. La pelota regresa al campo de juego, a la Comisión de Legales que preside la concejala Josefina Díaz Ciarlo.

Puede ocurrir que el «nuevo oficialismo» se proponga terminar con un asunto que INTERPELA y pase a la ofensiva empujando a Claudia Asseff a definir el entuerto.

Puede suceder que el bloque opositor que INSTALÓ el CASO CÓPPOLA evalúe otras circunstancias y ubique el tema como parte de las contradicciones secundarias, es decir, algo interno, propio y bien partidario.

El 18 de mayo el CASO CÓPPOLA llega a su capítulo ¿final? ¿Regresa al Concejo Deliberante? ¿Se admite la continuidad de su licencia? ¿Renuncia a la banca?

Tanto va el cántaro a la fuente, puede que el nuevo oficialismo se olvide de su votación abstencionista y en forma abierta ingrese en una disputa interna de CAMBIEMOS… justo cuando las dos partes que lo conducen tengan sellado un nuevo pacto de No Agresión.