Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Once años de lucha. El sábado 7 de agosto se cumplieron 600 caminatas de lxs vecinxs de Andalgalá, que realizan ininterrumpidamente desde hace más de una década en defensa del agua y en contra de la megaminería. En diálogo con Desalambrar, Ana Chayle y Melina Zocchi, integrantes de la Asamblea El Algarrobo, describen la importancia de que el pueblo reafirme una vez más el rechazo a proyectos que no tienen licencia social. Además, sostienen que entre el Frente de Todos y Cambiemos “no hay brechas” porque ambos impulsan y garantizan el modelo extractivista.

Desde hace once años, el pueblo de Catamarca es un grito que no detiene su andar, sosteniendo sin claudicar en el paso del tiempo; “NO A LA MINERÍA”. Andalgalá es un caso testigo de la política estatal de saqueos y contaminación de los bienes comunes.

El 31 de octubre de 1997, el presidente Carlos Saúl Menem participó del acto inaugural de la explotación Minera. Oro, cobre y molibdeno, entre otros minerales que mediante explosiones y químicos fueron comercializados por un consorcio de empresas multinacionales (Glencore Xstrata, Goldcorp y Yamana Gold). Las promesas eran las de siempre para lograr el consentimiento social; 6.000 puestos de trabajo, desarrollo local, un barrio para 5.000 personas, un hospital de alta complejidad y cuidado del ambiente. Nada de lo mencionado se cumplió. En 2009 se anunció el proyecto de Agua Rica, un yacimiento de Oro, cobre, plata y molibdeno, que fue «vendida» públicamente como tres veces más grande que Alumbrera. El pueblo reaccionó con bloqueos a los camiones mineros. En febrero de 2010, sufrieron como respuesta al reclamo; represión, con heridxs y detenidxs. Resultado: una pueblada en las calles. Nace del fuego de la lucha, la Asamblea El Algarrobo. Todos los sábados comenzaron a realizar caminatas por el centro de la ciudad en defensa del agua, del territorio y en contra de las políticas extractivistas.

El pueblo organizado logró que en septiembre de 2016, Andalgalá fuera la primera ciudad de Catamarca en prohibir la megaminería, mediante una ordenanza municipal votada por unanimidad de lxs concejalxs. El texto en sintonía con el reclamo de las asambleas socio ambientales, prohibió la minera metalífera (oro, cobre, plomo y plata) a cielo abierto como también de minerales nucleares en la cuenca del río Andalgalá. Además, prohibió el uso de cianuro y mercurio.

La gobernadora Lucía Corpacci, cuestionó la ordenanza y anunció que la provincia apoyaba los nuevos proyectos mineros: “Estamos dispuestos a pagar el costo político del desarrollo de la minería”. El 24 de diciembre de 2020, la Corte Suprema de Justicia de Catamarca falló a favor de la empresa minera y dejó sin efecto la ordenanza municipal.
En enero de 2021 Yamana Gold anuncia la integración de Minera Alumbrera y el proyecto Agua Rica. Dan inicio al mega proyecto integrado MARA. A 17km. de Andalgalá. En plena pandemia, se inicia la perforación en Agua Rica. En el mes de abril, el pueblo volvió a las calles y la respuesta fue represión y once personas detenidas (http://desalambrar.com.ar/catamarca-estado-policial-en-andalgala/).

En esa ocasión, Fabio Paz, nos decía con fuerte convicción: ”Andalgalá no va a parar la lucha”. Y fue esa claridad que mantiene el fuego encendido y que generó que el sábado pasado la comunidad encabezara la caminata número 600 contra la megaminería y en defensa del agua, actividad que desarrollan todos los sábados desde hace 11 años.

Lucha activa

En diálogo con Desalambrar, Ana Chayle, de la Asamblea El Algarrobo, describió la importancia de salir a las calles una vez más: “El último sábado Andalgalá cumplió 600 caminatas en defensa del agua y el rechazo a la megaminería en nuestro territorio y se vivió como lo que es, un acontecimiento histórico, porque llevamos más de 11 años caminando de manera ininterrumpida todos los sábados, salvo la lucha de Madres de Plaza de Mayo, no tenemos conocimiento de que otro pueblo haya caminado durante tanto tiempo todas las semanas.

En Andalgalá también estamos luchando por un derecho humano, en este caso por el derecho humano al agua. Esta caminata fue una fiesta, acompañada por música, por mucho color, por artistas que bailaron y hubo una representación teatral que se montó durante toda la caminata para evidenciar toda la violencia institucional que ejerce el Estado sobre las personas que nos oponemos a esté modelo que a fuerza de sangre y poder intentan imponernos. Fue una caminata llena de alegría, y se basa en la esperanza que sostiene las caminatas y en la dignidad de este pueblo.

Me enorgullece pertenecer a esta comunidad que defiende la vida y el agua, porque no se deja imponer ningún modelo, porque aquí no hay licencia social para la megaminería. Pienso que son tantos sábados caminado y gritando que no queremos este modelo extractivista y eso también nos da una sensación de impotencia, porque tenemos tantos años peleando en las calles y ningún gobierno, no solamente en últimos 11 años sino de hace 20 años que se viene resistiendo a la megaminería en Andalgalá, ninguno obedeció al mandato popular y esperamos que la justicia obligue al gobierno, al poder ejecutivo a cumplir las leyes, porque la ley ya está con la Ley Nacional de Glaciares , una de ambiente y una ordenanza municipal , solo pedimos que se las respete y se prohíba la megaminería y se paralice el proyecto de Agua Rica que es nefasto”.

AUDIO 1

Chayle, describió el contexto político que actualmente vive el pueblo de Andalgalá y que le dió contenido a la denuncia política en las calles: “Esta caminata, la número 600, se realizó en el marco de una situación muy preocupante de Andalgalá y tiene que ver con la actualidad de los trabajos en el yacimiento Aguas Ricas. Justamente el gobierno de la provincia de Catamarca a cargo de Raúl Jalil autorizó la etapa de exploración avanzada que consiste en la perforación de once pozos y el trazado de 2700 metros nuevos de huella minera. Justamente en abril de este año subieron las máquinas que estarían encargadas de llevar adelante estas actividades y esto generó un estado de mucha preocupación, de mucha bronca porque se trata de una autorización que es ilegal. Digo ilegal porque el yacimiento Aguas Ricas está ubicado a solamente 17km del centro de la ciudad y justo donde nace el principal río de este pueblo, que es justamente el que le da el nombre, el río Andalgalá.

Además el yacimiento Aguas Ricas está ubicado en ambiente glaciar y peri glaciar, es decir que estamos hablando de un proyecto a todas luces inviable y también ilegal. Porque tenemos que recordar que hay una ley que protege estos ambientes, estas geoformas y el pueblo de Andalgalá lo que está exigiendo es que se cumpla.

Actualmente se tramita una causa en los tribunales de Comodoro Pi que esta frenada, porque el gobierno de la provincia de Catamarca se entrometió para tratar de entorpecerla poniendo de manifiesto que el verdadero interés de estos gobiernos, es lucrar. Lucrar con la vida y el agua de los pueblos y por qué digo esto, porque el gobierno de la provincia no se está poniendo del lado de las personas que estamos defendiendo el cumplimiento de las leyes, todo lo contrario.

El gobierno se está oponiendo, mediante una presentación judicial, a que se realice la inspección en la zona del yacimiento. Una inspección pedida por la Asamblea del Algarrobo y ya ordenada por el fiscal Guillermo Marijuan y convalidada por la jueza María Servini de Cubría. Pero esta nueva presentación del gobierno que además se presenta como parte interesada. Que es una figura ilegal en las causas penales. Esto evidencia que hay un serio interés en que se desarrolle el proyecto sin importar los costos ambientales y sociales que tenga para dejar muy en claro que el que está intentando ,pidiendo, reclamando que las leyes se cumplan es el pueblo de Andalgalá, no el gobierno de la provincia de Catamarca y mucho menos las empresas mega mineras”.

AUDIO 2

Además, la integrante de la Asamblea de El Algarrobo, fue directa al hueso al describir que todos los partidos políticos hegemónicos mantienen una coherencia al impulsar y gestionar un modelo extractivista sin diferencia ideológica como motor impulsor al capitalismo; “En Andalgalá la megaminería tiene más de 20 años y también la resistencia contra la megaminería. Durante estas más de dos décadas pasaron muchísimos gobiernos de todos los colores. Comenzó con Carlos Menem pero también estuvieron aquellos gobiernos cortitos de 5 días, pasó De la Rúa, pasaron el matrimonio Kirchner, pasó también Macri y hoy Alberto Fernández.

Todos y cada uno de estos presidentes apoyaron el modelo extractivista. Y no solamente lo apoyaron sino que intentaron imponerlo a cualquier costo y lo mismo pasó con los gobiernos provinciales. Estuvieron gobernadores, tanto de lo que fue en su momento el Frente Cívico, Cambiemos y también el Kirchnerismo, el peronismo. Todos estos gobernadores con tanta codicia, con tanto apetito y con tanta saña intentaron imponer un modelo al que el pueblo de Andalgalá le viene diciendo que no hace más de 20 años.

Así que en Andalgalá sabemos que esta grieta de la que tanto hablan los medios, en realidad es pan para la farándula mediática. En Andalgalá sabemos que no hay grieta cuando se habla de modelo extractivista. Por eso la Asamblea hace muchos años tomó la decisión de no partidizarse, porque entendemos que la política partidaria no le hace bien a esta causa. De hecho todos los partidos políticos están más que interesados en violar nuestros cerros, en violar nuestras leyes. En violar nuestra constitución para extraer ese oro, esa riqueza que esconden nuestras montañas y sin importar cuánta agua se utiliza y cuánta se contamina. Por ende sin importar la vida de los pueblos a las que no tienen ningún problema en convertir en zonas de sacrificio. Es más en Andalgalá sabemos que la verdadera democracia es la que se ejercita en las calles, la que se ejercita en las asambleas, la que se ejercita en esta forma de ciudadanía que es luchar por la vida; que es luchar por el cumplimiento de las leyes, que es luchar por autodeterminación de los pueblos. No la que se baraja en las oficinas lejos de los territorios que sufren estas imposiciones descerebradas”.

AUDIO 3

Melina Zocchi, en la misma sintonía que su compañerx, remarcó que no hay diferencia cuando hablan de extractivismo: “Respecto al modelo no hay brecha, acá en Andalgalá lo sabemos perfectamente, las represiones que sufrimos a lo largo de los años porque el pueblo no solo lucha en las calles con sus caminatas que se expresa ahí la voluntad popular , que está convencido de que vamos a vencer, pero tenemos muchas instancias de luchas y todas fueron perseguidas. Esa represión de los gobiernos que junto a las empresas mineras bancan este modelo que es capitalista, neoliberal, extractivista y cada vez más violento y nosotrxs decimos que nuestros cerros y nuestra agua no se tocan. No lo decimos porque somos ambientalistas, sino porque somos el pueblo que todos los días nos levantamos a la mañana miramos al cerro y nos duele saber que lo están perforando, sabemos lo que implica y sabemos lo que significa la minería a cielo abierto. Por eso le decimos NO al proyecto Agua Rica”.

AUDIO 4

Días después de la caminata del pueblo de Andalgalá, el Ministro de Ambiente, Juan Cabandie, marcó el horizonte que sigue el gobierno de Alberto Fernández :“Conseguir dólares para el vencimiento de deuda no podemos hacerlo sin contaminar”. Dejando en claro que el extractivismo es política de Estado. Es claro, que ante un modelo que abarca todo el país, la respuesta del pueblo es la lucha en las calles. El discurso de manipular la opinión pública para tener consenso para instalar mega mineras como La Alumbrera , son espejitos de colores que ya nadie compra, Andalgalá resiste y lucha y contagia a otros pueblos del país que se enfrentan al modelo extractivista y siguen en las calles defendiendo los bienes comunes desde hace once años.