Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


DESDE EL RECTORADO –

Tras los incidentes ocurridos el jueves pasado tras aprobarse la adhesión al Sistema de Reconocimiento Académico, el Rector Osvaldo Rizio y la Vicerrectora María Cristina Serafini, emitieron el siguiente comunicado donde rechazan todas las acusaciones referidas a la ilegalidad del acto y la apertura a la progresiva privatización:

En el día de ayer (jueves 8 de junio) un grupo de estudiantes, en general de listas sin representación en el Consejo Superior, acompañados de unos pocos docentes en representación de ADUNLu, impidieron de manera violenta la prosecución la sesión del HCS, luego de ratificada la adhesión al Sistema de Reconocimiento Académico convocada por la Secretaría de Políticas Universitarias, a pesar que tuvieron la oportunidad de argumentar su descuerdo previo a la votación.

El convenio que fue aprobado solo obliga a la Universidad a analizar junto a otras universidades la posibilidad de reconocer de manera automática equivalencias por asignaturas, grupos de asignaturas o trayectos en base a una comparación de planes vigentes de cada universidad. En caso que este análisis resultare positivo daría lugar a la firma de convenios bilaterales o multilaterales entre esas universidades que acelerarian los trámites actuales de equivalencias existentes, en beneficio de aquellos estudiantes que por distintos motivos deben cambiar de universidad y desean continuar sus estudios en otras.

La Universidad Nacional de Luján con la firma de este convenio sólo se obliga a sentarse en una mesa de trabajo para analizar las posibilidades que se concretarían en la firma de convenios. De ninguna manera la aprobación del convenio indicado implicada ceder en nuestra autonomía y mucho menos que nos obliguemos a modificar nuestros planes de estudio vigentes, ni un alineamiento con el Ejecutivo Nacional, ni el impulso a la privatización de la UNLu.

Este Rectorado, su Consejo Superior y demás autoridades de la universidad han dado muestras permanentes de ser defensoras de la Universidad pública, gratuita, laica, autónoma, cogobernada y respetuosa del pluralismo de ideas, y así como respetamos y permitimos la libre expresión de las minorías, exigimos que éstas no traten de imponernos a la mayoría de nuestra comunidad las suyas.

La democracia de nuestra universidad se expresa con el libre voto de sus claustros y de acuerdo con el estatuto que autónomamente decidimos y en el debate franco sin imposiciones violentas.