Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


NÉSTOR JOAO Y LAS PRUEBAS QUE PUEDEN HACER CAER UN GRAN PROYECTO –

Solares IV avanza con su proyecto en Moreno Sur. Comercializa las unidades y posee como garantía un decreto firmado por Walter Festa que define la obra como «producto urbanístico». Sin embargo, el concejal del Frente Renovador Néstor Joao encontró en el expediente algo más que inconsistencias: violación de la ordenanza del Código de Zonificación por parte de la empresa y probables incumplimientos de los deberes de funcionario público que, en frase del concejal, «sospechoso funcionamiento del Poder Ejecutivo».

El proyecto está presentado en Residencial 2 cuyo indicador urbanístico es de una altura (9 metros). Expediente N° 190385-F-17 y en la foja encuentra la inspección que realiza el Programa de Inspección de Obra (firma el MMO Marcelo Nagone y Marcos Morales), quienes señalan que la “obra no concuerda con el plano visado, permiso proviisorio de obra, otorgado el 22 de agosto de 2017”. Se construye un TERCER PISO ALTO SIN PERMISO PROVISORIO el mismo tiene estructura de hormigón, cerramiento de mampostería sin revocar. Se labra el acta de paralización de la obra por no cumplir con los artículos 132 y 142 del Código de Faltas. La inspección tiene fecha del 28 de febrero de 2019 e indica que lo que se autoriza como PRODUCTO URBANÍSTICO no es compatible con los parámetros de la zona (ARTÍCULO 229 Y 230).

Hay algo más revelador y que está en el expediente, sotiene Joao en su exposición el miércoles pasado en la sala de sesiones del Concejo Deliberante: “Declaración de impacto ambiental, fojas 106, complejo de viviendas multi familiar de 380 unidades, firmado por Miguel Ángel Dip (funcionario municipal y hombre de la Agrupación Hugo del Carril) el 10 de octubre de 2016 mientras que la carpeta se inicia el 17 de abril de 2017, ¿alguien me puede decir cómo el señor Dip sabía que se trataba de 380 viviendas cuando el Código con toda la fuerza permite 294? Esto con claridad se trata de incumplimiento de los deberes de funcionario público, esto demuestra que la empresa ya estaba decidida, antes de empezar la obra, a violar el Código.

El segundo nombre que marcó Joao es el de Mauro Tanos, Secretario de Economía, quien en el expediente señala, por un lado, que el emprendimiento violó el Código de Zonificación, pero posteriormente firma el Decreto (1612 del 7 de agosto) avalando el “producto urbanístico”.

Artículos del Código de Zonificación que juegan en este proyecto que viaja al Tribunal de Cuentas y que no se descarta ingrese en el plano judicial. Joao tiene presunciones y algunas pruebas a la vista.