Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


PRESENTE COMUNITARIO, EL FUTURO MIL PUEBLOS JÓVENES –

Acostumbrados al lenguaje, escribir sin repetir y por favor no soplar: restricciones, cuidado, fases, partes, vacunas, contagios.

Desacostumbrados a esperar el diseño preestablecido: Culebrón Timbal, 25 años de persistencia y una escuela en plena producción y construcción que pensará y formará a quienes quieran habitar el suelo argentino de Mil Pueblos Jóvenes.

Magui y Rafa nos reciben en su casa, la del Culebrón. La fría tarde de otoño tiene el abrigo de percibir los motores en marcha. Muestran los planos del edificio, imaginan 2022 con las aulas que albergan algo más que el sueño de la vacante obtenida y el aprender.

«En Cuartel V faltan escuelas. Hay aproximadamente 500 chicos, chicas, que se quedan sin vacantes, desde hace más de dos años, tres años. Y la idea es construir una escuela que esté por acá cerca, en el barrio, que tenga una mirada distinta, que sea diferente. Si bien están las áreas curriculares, las tradicionales, que tenga otra perspectiva como Cultura Viva Comunitaria, Agroecología, lo de los alimentos, y lo de la comunicación. Para que sea un poco más acorde al nuevo sistema, a lo que se está, a lo que se viene», comenta Magui.

Cuando vos señalás estos cuatro tópicos, si decimos agroecología nos invita a mirar y entender el modelo que tiene este país, el sistema. Cuando decimos soja, tenemos que pensar en todo el glifosato y compañía que hacen que los alimentos lleguen a las góndolas de una manera que la mayoría desconoce. Que la comunicación es con la tecnología, que es un instrumento para establecer un mejor diálogo y no puedo dejar de considerar que lo que ustedes están intentando, y que lo van a alcanzar, no tiene que ver solamente con que faltan cinco escuelas, es otra cosa, es algo más que la ausencia de edificios

Rafael: El proyecto de la escuela surge de una necesidad de la comunidad de Cuartel V. El objetivo grande es que los pibes y las pibas hagan un proceso de escuela primaria y secundaria en esta escuela que va a ser de gestión social. Existen dos figuras hoy por hoy, que es la escuela estatal y la escuela privada. Esta escuela de gestión social se enmarcaría dentro de la escuela privada, pero nosotros tenemos esto de una cuota que sea accesible para las familias. Y también le vamos a buscar la vuelta como para que la gente pueda estar en esta escuela. El año que viene queremos arrancar con un pre escolar y dos primeros grados. El gran objetivo es que los pibes y las pibas puedan hacer una experiencia durante doce años y que se puedan desarrollar en diferentes temas, Cultura Viva Comunitaria, Tecnología de la Comunicación, Agroecología, Producción de alimentos. Y que esos pibes y esas pibas una vez egresados y al haber adquirido un montón de conocimientos de compartir, conocimientos más que nada con la comunidad misma, con la comunidad educativa, con la comunidad artística, con el del barrio, con los vecinos, puedan desarrollar un proyecto comunitario en otros lugares del país. Ese es el gran objetivo. Ahí ingresa Mil Pueblos Jóvenes. El proyecto se llama Proyecto Educativo Integral Mil Pueblo Jóvenes, y el gran objetivo que pretende este proyecto que está impulsando el Culebrón Timbal es que estos pibes y estas pibas se desarrollen y que puedan desarrollar un proyecto de vida en otros lugares. Y que no tiene que ser en el Conurbano.

Todavía no está la construcción pero están seguros que el año que viene comienzan las clases

Estamos haciendo las gestiones para conseguir los recursos para empezar la construcción en junio (más o menos), de las dos primeras aulas y los baños. Y después también por otro lado agregar que estamos teniendo mucho apoyo en relación a este proyecto educativo que está impulsando la Asociación Civil El Culebrón Timbal, no solo de las familias, no solo de los vecinos, no solo de organizaciones como las nuestras. Tenemos apoyo del Movimiento Argentino de la Cultura Viva Comunitaria que son diferentes experiencias como nosotros pero en otros lugares del país que hacen un trabajo muy parecido a lo que hace El Culebrón Timbal, en provincias como Mendoza, Entre Ríos, Córdoba también. Así que por otro lado también es que contamos con el apoyo del Obispado Merlo-Moreno, mantuvimos una serie de reuniones con el obispo Fernando Maletti, para cortarle un poco lo de esta idea que se nos ocurrió hace un tiempo largo y tenemos el apoyo de él. Y por otro lado estamos manteniendo algunas gestiones con el Ministerio de Desarrollo para ver si podemos recibir algún apoyo para el tema de la construcción porque el año que viene nosotros deberíamos arrancar con dos aulas, pero la idea es que esto vaya creciendo

¿Qué es lo que te emociona del proyecto?

Magui: Lo más importante es siempre que los pibes tengan el acceso a la educación, que lo hemos visto. Acá vienen chicos, estuvimos haciendo apoyo escolar y lo suspendimos por lo de las nuevas restricciones. Nos contaban que tienen que viajar hasta San Miguel para ir a la escuela, que tienen que ir a buscar la tarea para que se la den impresa. Aparte otra cosa también es que no tienen acceso a la conectividad.

Voy a reformular la pregunta, Magui. Cuando ustedes se acercaron a sus compañeros, a sus vecinos y vecinas y dijeron “Vamos a hacer una escuela”, ¿qué viste en sus miradas, en sus rostros?

Magui: La gente se emociona, se pone muy contenta. Dice “Sí, la verdad que sí, es lo que hace falta, lo que se necesita. Y vienen con los chiquitos y te dicen “Este no va a la escuela, aquel no puede ir , no fue nunca al jardín”. Van a primer grado por primera vez en sus vidas, y ahora con lo de la pandemia hay chicos que pasaron a segundo grado sin pisar un aula.

Rafael: Este año el Culebrón Timbal cumplió 25 años en el mes de abril, queríamos tiara la casa por la ventana pero la pandemia no nos dejó. Entonces tuvimos que readaptarnos a hacer cosas virtuales, pero durante estos 25 años el Culebrón Timbal hizo muchos proyectos como de alguna manera innovadora, desafiante y bastante loca. Este verano, por ejemplo, yo le contaba a algunos amigos y amigas que estábamos impulsando el proyecto de una escuela y ellos me decían “Ustedes están locos, ¿cómo van a hacer?”. Bueno, nosotros contamos con un espacio, tenemos un predio, tenemos algunas herramientas, tenemos algunos conocimientos, tenemos mucho vínculo con otras experiencias también. Y creo que con todo eso lo que nosotros hacemos es nutrir este proyecto, con todo eso que vamos generando. Por ahí agregarte que el sábado 15 de mayo arrancamos con una campaña de recolección de firmas. El objetivo que nos pusimos nosotros para el mes de mayo es recolectar tres mil firmas para que eso apoye además el proyecto, más allá de que ya contamos con el apoyo de familias, vecinas, vecinos, organizaciones, amigas y amigos, también estamos juntando las firmas. Y la verdad que lo que vimos el sábado, el día que inauguramos la campaña de juntada de firmas fue como mucha emoción de los vecinos y vecinas que se acercaron a firmar. Y bueno, muy entusiasmados por esto de que la escuela. Estuvimos el barrio 6 de Enero que está acá nomas y los vecinos diciendo “Bueno, pero vamos a tener la escuela acá nomas de nuestras casas”. Y para nosotros eso es muy motivador.

Es un barrio de asentamiento. Consolidado quiero decir

Magui: Nació de una toma hace 10 años.