Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


LA PARÁLISIS QUE SE ROMPE CUANDO FALTA LO ESENCIAL –

Por Valentina Mesa –

La pandemia llegó a todos los rincones del planeta y la cuarentena detiene el normal funcionamiento del sistema. En nuestro país más de dos millones de personas (no familias) trabajan en la informalidad, lo que indica que es un número aún mayor el que se encuentra obligado a quedarse en su casa, con la incertidumbre del virus y la comida.

¿Qué ocurre cuando el que asiste día a día al trabajo para cobrar lo indispensable no puede moverse a más de 200 metros de su casa? ¿Cómo sostener desde un gobierno, para que no se termine de desmoronar, el tan maltratado tejido social?

Un bono por única vez de $3000 para quienes cobran Asignaciones Universales por Hijo y Jubilaciones/Pensiones mínimas, un adelanto en la fecha de cobro y colas de más de 3 cuadras son las respuestas a estos interrogantes.

¿Cómo sostener el aislamiento, las medidas preventivas y detener el contagio ante estas situaciones?

El Municipio de Moreno puso a disposición trabajadores/as que asistieron a esas filas interminables para que la distancia entre unos y otras sea la recomendada para evitar el contacto y prevenir el contagio.

¿Esperar algunos días o romper el aislamiento aún con los riesgos que eso implica?

Todo lo escrito depende de cuánto gruña el estómago.