Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Las respuesta no fue lo esperado por la oposición, la respuesta al pedido de informe sobre el caso mozzarella, no dio cuenta de dónde y quiénes recibieron los 2.800 kilos incautados.

El oficialismo en su totalidad aprobó un informe que no brindaba datos con precisión aunque reconocía errores en el modo de ejecución y que quedaba a la espera de una resolución por parte del Juzgado de Faltas. La oposición lo rechazó, defendiendo a Emiliano Moncayo por los daños no solo económicos que sufrió por el “error”. Fue la Presidenta del bloque de Juntos por el Cambio, Claudia Asseff quien cuestiono el informe recibido minutos antes del inicio de sesión y además su contenido.

Fue Asseff quién pregunto: “¿Quién va a pagar todo esto, el pueblo de moreno? Los funcionarios que llevaron adelante todo esto tienen que pagar, ¿Quién va a pagar los costos? ¿La respuesta las puede dar el Ejecutivo?” Además, en su alocución durante la tarde del jueves pasado, pidió una vez más la nómina completa de donde fue y quien recibió la mercadería y lo NOTABLE resultó que el bloque presente de Frente de Todos rechazó responder lo que ya estaba en el primer pedido de informes.

Llega con ímpetu y fuerza el discurso de la concejala Gisele Agostinelli que cuestionó el procedimiento, el informe del Ejecutivo y sin vueltas pronunció: «Cuántas malas decisiones habrán habido y cuáles vendrán. No vengo a juzgar ni a decir si hay corrupción o no”. Además, sentenció: «Esta respuesta no resuelve nada, tengo más dudas que antes.”

Dolores Fábregas del bloque Ahora Juntos por el Cambio, se refirió a los artículos 241 y 242 de la Ley orgánica de las municipalidades donde queda explícito los deberes y obligaciones de los funcionarios y/o trabajadores municipales.

Todo el procedimiento del decomiso y distribución de la mozzarella está perfectamente enmarcado en esos artículos, lo que supone una obligación irrenunciable para los/as legisladores/as: deben presentarse en la justicia