Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


"Es una debilidad enorme que tenemos como pueblo" Padre Juan Olivera

LA INFRAESTRUCTURA QUE NO ESTÁ, LA POLÍTICA QUE EXCLUYE –

Listados que se abren en servicios educativos que antes de la pandemia eran núcleos de hacinamiento. La Provincia de Buenos Aires en 2020 lanzó Escuelas a la Obra, cuatro puntos básicos antes del COVID. Un año después con Escuelas Seguras tres puntos esenciales, agua, baños, electricidad. En el largo mientras tanto no hay registros de movimiento de suelo, cavado de cimientos y algún que otro replanteo. Cuartel V, localidad morenense de alto valor y representación política, carece de escuelas para contener a una matrícula que no para de crecer. Como es tiempo de virtualidad, modos remotos y desigualdades tecnológicas, la falta de vacantes no está visibilizada.

El Padre Juan Olivera habla de esa realidad que por supuesto atraviesa los territorios en Cuartel V: «En este momento conversando con las autoridades, ellos mismos comparten que hace falta, por lo menos, cinco escuelas para poder estar a tono con la población que hoy tiene Cuartel. Es un déficit enorme y la respuesta comunitaria ante esa situación es generar instancias de alfabetización, para que los chicos, como mínimo, aprendan a leer y escribir. Son salidas comunitarias y tienen patas cortas en el sentido de que hoy hay lugares a los que el Estado no está llegando. Así que es un problemón muy muy serio, y entiendo que tendrán que tomar otras decisiones que sean más ágiles. Es una debilidad enorme que tenemos como pueblo acá en Cuartel V. Las organizaciones comunitarias están buscando un caminos alternativo pero ese es un camino que es paliativo y necesitamos que la institución educativa sea haga cargo de este desmanejo que es enorme. Hoy entiendo que hay muchísimas conversaciones, creo que todos están poniendo buenas voluntades pero no alcanza porque necesitamos cinco escuelas y resulta que hay solo dos espacios para hacer escuelas. O sea que te quedan tres lugares que no va a haber. Y si hoy se comenzaron a hacer las cinco escuelas en simultáneo, no sé en cuánto tiempo terminará de hacerse una escuela. ¿Un año, dos, tres? En esos tres años imagínate a la población, nuestra población es muy joven, crece a pasaos agigantados, así que siempre andamos muy atrás en todo esto».

AUDIO 1 PADRE JUAN

Faltan escuelas nuevas, construcciones, al mismo tiempo el Municipio sostiene una política de Toma Cero de tierras, problemática que respira fuerte en Cuartel V

Hace poquito estuvimos ahí en, el jueves pasado, en un barrio que estaba en situación para ser desalojado. Fuimos el día que estaba la fecha para el desalojo que, gracias a Dios, no aconteció y recorrimos el barrio, y llegamos a una casa que vendía frutas. Entonces compramos mandarinas. Éramos ahí un grupito de seis. ¿Y el detalle de la mandarina cuál era? No tenía semilla. Entonces la gente que estaba ahí decía “Qué maravilla, no tiene semilla”. Y un viejo dijo que eso no es ninguna maravilla, esto significa que jamás vamos a poder plantar esta mandarina, jamás vamos a poder cosechar porque no tiene modo de reproducirse. Así que de maravilla no tiene nada. Así que entiendo que todo el proceso que se está viviendo en esta zona en torno a lo que son las huertas familiares y comunitarias, si se los sigue acompañando pueden aportar mucho a una alimentación sana, saludable.

Cuartel V se generó con muchas organizaciones, con tomas que se volvieron barrios, hoy está un gobierno que acompañó muchas tomas, porque el Movimiento Evita los acompañó y que hoy sostiene un Moreno libre de tomas ¿es una contradicción que vos la registrás en las charlas con las autoridades del gobierno y lo tienen bien saldado al tema?

Es dificilísimo el tema porque en el caso nuestro, de la Iglesia, de lo que vamos construyendo acá en el barrio, nosotros apostamos a fortalecer el derecho de las personas a su vivienda, a que uno tenga acceso. Después nos encontramos con el otro derecho de la propiedad privada que, bueno, entiendo yo, que la gente dueña de los campos, de las tierras grandes, uno verá cómo puede, de algún modo, defender ese derecho. En el caso nuestro estamos ubicados en ese lugar de que valga el derecho del pobre. Es increíble que un familia no tenga donde hacer su casa. Es como, en mi cabeza, algo raro, se podría decir. Cuando uno no entiende la definición de rareza, es algo que no se puede entender ni comprender. Entonces nosotros estamos ahí, muy cerquita de la situación y no alentamos a las tomas, pero si estamos muy cerquita de la gente que no tiene donde andar. Y en cuanto a lo que se denomina así al desalojo humanizado por más que lo quieras plantear como humanizado, no deja de vulnerar los derechos de los niños, de las mujeres. En ese sentido, nosotros estamos ahí, muy cerquita de los que andan más cacheteados por la vida.

AUDIO 2 PADRE JUAN

Hablame de lo aprendido y la enseñanza que puede dejar o aportar la crisis

Principalmente la impresión que queda del aprendizaje en este tiempo es visualizar a la gente como una enorme comunidad, a la población acá de Cuartel V. Visualizarlos así como una comunidad enorme, muy viva y hay una revalorización de parte mía, en torno al vínculo que tiene la gente acá con las familias. Todavía estoy haciendo memoria de nosotros cuando comenzamos la tarea fuimos al fondo de todos los barrios más postergados, y resulta ser que había que estar cerquita de la ruta 24 porque es la gente que hacía más tiempo que está acá y atesora muchos saberes, así que fue muy lindo ir a dialogar con ellos. Y trasladar la sabiduría que hay de un lado a otro. Y después, también, un tiempo que me dio a mí la impresión de que se han superado algunos prejuicios en torno a la gente que vive en los barrios sobre la ruta 24 y los que están en el fondo. Y también los prejuicios de los del fondo con los de la ruta 24. Así que se ha hecho un intercambio de saberes muy interesante, diría yo en pos de una mejor convivencia. Estamos lejos de ser la comunidad fraterna pero hemos dado algunos pasos, por lo menos visualizando las necesidades que hay en cada lado.

El año pasado abordamos el tema de bolsones u ollas populares, ¿qué ocurre hoy?

Bueno, en este momento, por ejemplo, se volvió a recrudecer la necesidad de la comida. De nuevo los comedores comienzan a ser protagonistas en este tiempo. Algún aprendizaje enorme para mí en ese sentido fue que no se puede salir al cruce a abastecer a las familias dando la comida de lunes a lunes, porque en vez ayuda, la estás paralizando a la familia. Así que me parece que un aprendizaje es el ritmo de ofrecer el servicio alimentario tres veces por semana, con varios equipos, es una ayuda y las familias se tienen que movilizar. Ahora, la movilización de las familias la entiendo hoy, por ejemplo, con el tema de generar, de algún modo, aunque sea la verdura en su casa. Antes de empezar la pandemia nosotros visualizamos la posibilidad de, por las características de la población, que haya huertas. Y al día de hoy nosotros, en este momento, después de un año de pandemia, tenemos en Merlo y Moreno trece focos así de huertas comunitarias, en distintos grados de conformación. Eso nos da un paso a la autonomía alimentaria, a la calidad de comida que puede recibir la familia.

AUDIO 3 PADRE JUAN

El Padre Juan Olivera ofrece como mensaje algo que no es final sino el inicio de otro vínculo entre el poder y las comunidades: «Yo lo que me animo a compartir es que nosotros estamos invitados a poner un granito de arena para poder hacer de este tiempo tan difícil, un tiempo un poquito más humano. Y, sin dudas, los territorios tienen una fortaleza hermosa que hay que capitalizar. Así que la invitación sería a los que nos gobiernan, a la gente que tiene la potestad para decidir en torno a las escuelas, en torno a la seguridad, a que no le tengan miedo a la comunidad, al vecino, porque ahí hay mucha fortaleza que podría facilitar la tarea. Pienso en el tema de las calles, si los que tienen que acompañar en el proceso de las calles confiaran en los vecinos, otras serían nuestras calles. Pero falta ese paso, aparecen las mezquindades, los temores. Así que invito a eso que confiemos más en nuestros vecinos. Y le hablo a las autoridades que nos acompañan, que nos gobiernan«.

AUDIO 4 PADRE JUAN

«