Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


PATRICIA ROSEMBERG SOBRE DENGUE, CORONAVIRUS Y LA DESINFORMACIÓN –

Segundo a segundo, minuto a minuto. Las cantidades van más rápido que la velocidad de la luz. Aparece el mapa del mundo con puntos rojos que cubren las zonas. Coronavirus y la globalidad. ¿A quiénes afecta, capacidad de reproducción y/o contagio, grupos vulnerables, sintomatología? Esos insumos reales no son parte de la selección que vuela por las redes sociales. Se esparce por allí un audio pidiendo a la población que no vaya al Hospital de Moreno porque hay un caso. Falso, pero la propagación no registra los efectos directos y colaterales. En una semana la Argentina tiene Protocolos, trabajo en conjunto de Nación, Provincias y Municipios, para bloquear la curva ascendente.

Por experiencia en el sistema público de salud municipal, provincial y nacional, al comprender el fenómeno sanitario, social, político y económico, la Dra. Patricia Rosemberg (actual concejal del Frente de Todos) es voz autorizada (sin pedir autorización) para definir las acciones y analizar el momento: «Para evitar la psicosis tenemos que trabajar todos juntos para no crearnos una sociedad psicótica. El ejemplo es lo de coronavirus que requiere tener la información adecuada de los medios de comunicación, como pueden ser ustedes. Por otro lado que la comunidad toda se entienda como parte sustancial del asunto y no solo como sujeto pasivo que recibe información. Para poner un ejemplo concreto, circuló un audio diciendo que había un caso de coronavirus en el Hospital y por lo tanto nadie debía concurrir ahí. No sé cómo se inició pero quien lo hizo no toma la dimensión del hecho a partir de una información falsa. no registra lo que pudo ocurrir con las personas que tenían que ir al Hospital a hacer una consulta de urgencia o no. Quién puede prever lo que sucedió en esa jornada y al día siguiente. También nosotras, como parte del sistema de salud, debemos brindar información precisa, volver a ser creíbles y dar tranquilidad ante esto que es el coronavirus que presenta realidades cambiantes».

En vínculo con la información, ¿no debemos apuntalar cuáles son los grupos de riesgo sin desconocer las víctima fatales que indican en dónde está la vulnerabilidad?

Primero hay que decir que el coronavirus tiene menos letalidad que otras enfermedades, me refiero a los casos que se mueren en relación a los que están afectados. Tiene más letalidad la gripe que el coronavirus. Por lo que vemos lo que pasa en China e Italia, los fallecidos son personas que tienen algo que lo predisponen a contraer la enfermedad, hablo de hombres y mujeres mayores de edad que no tienen un buen sistema inmunológico. Está de más decirlo pero es importante señalar que por supuesto hay que mirar esa franja etárea para que los adultos mayores estén bien la mayor parte de su vida, pero la enfermedad es a quien más los afecta. También cuando hay una demora en la consulta hay riesgos, pero mientras hablamos de coronavirus hay una enfermedad aquí que es más grave, hablo del dengue. La última víctima, una mujer de Lomas de Zamora, hizo dos consultas al sistema privado y nadie lo detectó. En la tercer consulta presenta un cuadro hemorrágico más grave. Entonces, hay que hablar de todo, de lo que corresponde y así frenar la paranoia. Mencionamos todo el tiempo el coronavirus y dejamos de sacar el agua de todos los recipientes donde se reproduce el mosquito vector del dengue.

Para disminuir la psicosis o el miedo, ¿ante una información falsa no debe salir rápido una aclaración o confirmación oficial?

A diferencia de otras epidemias hoy todo está centralizado en el Ministerio de Salud de la Nación, pero además creo que todos /as tenemos que ser más conscientes, ser menos egoístas porque si no nos vamos a pasar los días desmintiendo situaciones. Por supuesto que lo que pueda decir hoy no será lo mismo que mañana si es que la realidad modifica el momento que hoy no presenta circulación viral autóctona. Lo que tenemos a favor es que el calor continúa, dato no menor respecto a la enfermedad de la que el mundo habla. Insisto que como sociedad no debemos caer en la pasividad, escuchamos todos los días sobre el uso del barbijo para las personas que tienen síntomas o para el personal de salud que los atiende, pero vas a cualquier farmacia y te dicen que aumentó el pedido de barbijos. Yo tengo muy presente cuando fue la Gripe H1N1 que nosotros salimos a pedir a la gente de Hecho en Moreno, que es una cooperativa, que fabrique barbijos porque no había lugar para comprarlos. Eso fue como me salvo yo sin importarles cuál era la población que realmente los necesitaba. Siempre es difícil crecer en una crisis, pero tal vez es una oportunidad.

Por las características urbanísticas, por las precariedades estructurales que tiene el distrito, por la falta de comprensión o entendimiento de medidas culturales o de hábito cotidiano, ¿cuál es el nivel de riesgo o gravedad que presenta el dengue?

Tenemos un riesgo alto de dengue en la Provincia de Buenos Aires y en Moreno. Primero porque el mosquito coexiste con nosotros, y si hay una persona que contrae la enfermedad y es picada por supuesto que existe la transmisión y contagio. El segundo elemento es que el clima se modificó, las temperaturas siguen altas, habrá lluvias y no es menor en nuestra idiosincrasia tener en mente de sacar los cacharros, limpiar los lugares donde se puede acumular agua y todas las medidas preventivas que demanda prevenir el dengue. No es solo el Estado quien debe garantizarlo sino que se trata de un trabajo de todos y todas, en nuestras casas, en nuestros barrios. Esa es la única manera de cortar la transmisión, además de concurrir al centro de salud ante la aparición de los síntomas.