Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


HOSPITAL MATERNIDAD ESTELA DE CARLOTTO –

Lo que nació como proyecto en 2013 tuvo una radiografía de enorme dolor: la Maternidad del Hospital Mariano y Luciano de la Vega estaba intervenida, la muerte tenía peso en mujeres y bebés. Tamaño problema dio a luz la Maternidad Estela de Carlotto que es en la práctica y hechos, reconocido por la Provincia de Buenos Aires, como un hospital.

El día 11 de septiembre los corazones latieron con más fuerza que nunca porque el nacimiento 10 mil bañó de emociones a todos y todas. La Dra. Patricia Rosemberg, ex Directora de esa institución, actual funcionaria nacional en el Ministerio de Salud, habló con Desalambrar de una política pública que ya es patrimonio de la comunidad: «Nosotros nos comimos esto de “Moreno no tiene otro hospital” y la Maternidad Estela de Carlotto que yo siempre insisto que hoy incluso no debería llamarse maternidad, el hospital Estela de Carlotto, este lugar donde asistimos a compañeras y atendemos, me parece que tiene, tuvo y tendrá y se pudo sostener y crecer desde el 2013 hasta hoy, desde ese primer nacimiento hasta hoy al número de 10 mil. Desde la primer persona que acompañamos con una ligadura tubárica, desde la primer persona que acompañamos con una Interrupción Legal del Embarazo.

Te iba a preguntar de la ILE porque hicimos varias notas sobre eso, casi un tema tabú

Era tremendo porque la respuesta después era “pero como podés estar a favor de los nacimientos y de los abortos”, pero la historia mostró a ese grupo de personas, pero además donde más mostró es en la comunidad. Lo más interesante que tiene la Estela de Carlotto, es que la comunidad defiende la Estela de Carlotto digamos, la comunidad aún con la necesidad primero porque, yo siempre digo la Maternidad no es que nace de la militancia del parto respetado, nace del espanto, Moreno tenía una de las tasas de mortalidad materna más alta del país. Se morían las mujeres por cosas que no tenían que morirse.

Se había intervenido el hospital

Se había intervenido el hospital Mariano y Luciano de la Vega, y entonces me parece que nace de hacerse cargo de los problemas, no es que está mal que las cosas nazcan de la militancia, pero, cuando las cosas nacen de los problemas de hacerse cargo, además necesitamos que las personas nazcan en un lugar que les dé una bienvenida a la vida diferente a esas personas y que esas personas que paren, esas familias que se constituyen, esos barrios que se constituyen también tengan un lugar de amor, de apoyo, de ser protagonistas. Yo te puedo contar diez mil anécdotas de que pasaba. La familia de Malena, la primer bebé que nació en la maternidad se había mudado de González Catán porque tuvo un PROCREAR y se tuvo que venir a Moreno digamos porque era el lugar que le alcanzaba para comprarse el terreno. Ese hospital no está escindido de aquellas políticas públicas. También me acuerdo, cuando era Directora, iba, recorría, me gustaba mucho poder hablar, preguntarle que había estado bien, que había estado mal, entonces una mujer me cuenta que hubo un médico, Juan Pablo, me le dijo “vas a poder, vas a poder” y sabe que yo voy a poder toda mi vida. También recuerdo una mujer que había tenido su bebé en su casa, en Villa Nueva, y que vino 5 horas después que había parido con su bebé y su hija de 15 años que la había asistido y no porque había soñado el parto planificado en domicilio, no, no había salido de Villa Nueva porque no iba a salir a las 5 de la mañana e iba a dejar a sus otros hijos solos porque su esposo estaba trabajando en Misiones, entonces no salió porque decidió que no iba a poner en riesgo y vino a la Maternidad porque su hija de 15 años se había quedado tan impresionada que le dijo que no iba a ser madre y ella se sintió muy culpable con que su hija había dicho. Entonces nosotros dijimos, ¿cómo es que nosotros no pudimos acompañar de forma diferente a esa mujer?, ¿Cómo no fuimos como maternidad, como Estado, como municipio, como sala, como vecinos, como personas un acompañamiento distinto? Entonces, lo que pasa con la Maternidad es que la comunidad se apropió, que la comunidad tiene derecho a una forma de ser acompañada y asistida en el parto, en el aborto, anticoncepción, en la ligadura tubaria, de una forma absolutamente diferente. Cada una de esas diez mil son historias de vida distintas para esas personas y para nosotros.

AUDIO 1 ROSEMBERG

El 11 de septiembre recibiste la noticia del parto humanizado 10.000 ¿qué emociones te recorrieron?

Fue muy emocionante, yo ya sabía porque por supuesto veníamos charlando con Lalo y con Cristina, con los directores de la Maternidad que me venían contando también para armar el festejo en relación a los nacimientos que estaban por llegar a 10 mil, la maravilla de este tipo de parto y de este tipo de nacer que uno nunca sabe cuándo, porque no hay programación. Así que amanecí con la foto de la mamá y de Cataleya, así se llama la niña que nació. Mucha emoción, que me pasa mucho orgullo, mucha emoción, mucha alegría, porque por supuesto 10 mil no es la producción pero son los simbolismos que tienen esa cifra, entonces, ese fin de semana recordábamos esto mismo que vos contas, cuanto nos había costado que naciera Malena, que fue la primer bebé que nació en la maternidad y cuanto nos costó llegar a los 150 nacimientos que eran con los 150 años de Moreno, y cuanto nos costaron, pero no en relación al trabajo, cuanto nos costaron en relación a un proceso que diera cuenta de un hospital que hace una forma de acompañamiento y que se vincula con la vida de las personas y de la salud de una forma distinta.

AUDIO 2 ROSEMBERG