Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


La izquierda en 2021 alcanzó a cruzar la meta del umbral deseado. Dos representantes llegan al Concejo Deliberante por primera vez en la historia, Lorena Pereira (Partido Obrero) y Ángel Guerrero (Izquierda Socialista). Por cierto que existe un calendario electoral y en el Frente de Izquierda – Unidad las etapas son regidas por un manual de rotación. Pablo Lopardo del MST, en Alternativa Estatal, trabajador de ANSES, es el reemplazo de Guerrero por paridad de género y ubicación en la lista. Esto sucederá en diciembre de este año o, como indican algunas versiones, antes de lo previsto.

Lopardo analizó las políticas del Frente de Todos, el fenomenal ajuste que realiza Sergio Massa con la aprobación de Cristina Fernández y Alberto Fernández. Su trabajo en ANSES le permite alcanzar una radiografía permanente. La mitad de la población obtiene una prestación social para poder sobrevivir o existir: «El costo de la paz social es a costa de la una crisis social, económica y política. En la primera hay una bronca contenida. Lo económico se siente por la pérdida de poder adquisitivo, los precios, la inflación. En cuanto a lo político la crisis está a la vista dentro del oficialismo y de la oposición. Lo que impera es una gran frustración y eso lleva a la inmovilidad. Por supuesto que en esto tienen mucha responsabilidad las direcciones que comandan las organizaciones sociales y políticas quienes desde hace mucho tiempo han decidido que haya paz social. Por eso señalamos que la izquierda es el único sector que tiene un plan de lucha que lo sostuvo y sostendrá en la calle contra este gobierno. El Presupuesto 2023 es una demostración acabada del ajuste en políticas sociales porque de eso se trata el acuerdo con el FMI que financia a la actual gestión del Frente de Todos, por lo tanto las condiciones van a empeorar y está claro ese camino».

Sobre la administración local, el cuadro del MST señala que «lo primero para hacer es desmontar ese concepto de gobierno exitoso de Mariel Fernández«, sin desconocer que el espejo donde se mira (el pasado) tiene poco para proyectar respecto a la inversión que obtuvo La Capitana y la ejecución de esos fondos. Al lado, como valor inherente al proyecto, está «la precarización laboral o el despliegue de Potenciar Trabajo, hombres y mujeres, que perciben ingresos por debajo de la línea de indigencia, pero generar un poco más de limpieza y orden». En lo profundo, expresa Lopardo, no hay cambios porque «no tenemos más agua potable y cloacas en los barrios, tampoco contamos con otro hospital, y estamos convencidos que en el futuro no habrá ni siquiera este maquillaje que hoy ofrece Moreno»

En lo salarial, Lopardo que integra de Alternativa Estatal (oposición en ATE), apunta y describe los datos oficiales.

«Solo los jerárquicos tienen un básico por encima de los 100 mil pesos mensuales, esto significa que el plantel municipal de trabajadores /as está por debajo de esa cifra. Hay que decir que si bien la paritaria 2022 fue cerrada por la Intendenta (vía decreto), las anteriores se cerraron con el consenso de las entidades gremiales que son cercanas al gobierno o que militan en el Frente de Todos, por lo tanto no dieron la lucha. Es más, antes de luchar por mejores salarios las gremios dan préstamos», concluye Pablo Lopardo.