Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Antes de publicar el comunicado dirigido a la comunidad de Moreno, resulta necesario no olvidar que ese espacio nació, creció y se mantiene desde una lógica de construcción territorial que pudo atravesar varias situaciones y estados, desde el aspecto dominial hasta lo político. Las actividades vinculadas al trabajo no solo de oficios sino también educativos, tuvo un parate por la pandemia y las disposiciones del gobierno nacional. En ese contexto comienza a tener fuerza el MTE (Movimiento de Trabajadores Excluidos) que tiene como figura central a Juan Grabois. Esa estructura parece estar dispuesta a poseer el espacio y lugar «desconociendo la historia viva» y la resistencia que ya plantea una fuerte consigna NO PASARÁN.

COMUNICADO / CENTRO COMUNITARIO “EL GALPÓN”, 16 AÑOS DEFENDIENDO LA CULTURA Y LA EDUCACIÓN POPULAR:

Desde la Mesa Coordinadora Barrial (MCB) conformada en el año 2002, se recuperó junto a lxs vecinxs del barrio de Villa Ángela “El Galpón”, fundando en este lugar durante el año 2005 un centro comunitario para el barrio. Es esta organización la que hasta la actualidad coordina e impulsa todas las actividades que se han desarrollado en dicho espacio. Es desde este lugar que hoy denunciamos públicamente al MTE – MORENO, cuyos referentes son las personas Luca Ramallo y Marilyn Cataldo (de los cuales uno de ellos no reside en el distrito de Moreno y otro lo hace, hace menos de dos años), cuya organización responde políticamente a nivel regional a “VAMOS – FRENTE PATRIA GRANDE”, de la cual fuimos parte y decidimos retirarnos por diferencias políticas a finales del año 2019. Es importante para nosotrxs recalcar algunas cuestiones acerca de nuestro breve recorrido con el MTE. Durante el año 2018, éste nos solicita un lugar temporal donde reunirse y guardar sus herramientas y materiales de uso comunitario, ya que según sus referentes, tenían un predio propio cedido por el municipio en Cuartel V. Accedimos a esto, dejando en claro la temporalidad propuesta y la orientación cultural y educativa de “El Galpón”, la cual es preexistente a la organización MTE y VAMOS – Frente Patria Grande, y principalmente el respeto por la autonomía del espacio, dado que varios de sus talleristas y compañerxs no pertenecen a ninguna organización.

Luego de esto, el MTE – MORENO decidió instalarse en la localidad de Cuartel V. Tal es así que durante el año 2020, en plena pandemia mundial, mientras nosotros decidimos acatar el decreto nacional 297/2020, que establece que todos los ciudadanos “deberán abstenerse de concurrir a sus lugares de trabajo y no podrán desplazarse por rutas vías y espacios públicos, todo ello con el fin de prevenir la circulación, el contagio del virus COVID-19.”, el MTE – MORENO, obligaba a sus trabajadores a tramitar permisos de circulación ilegales, forzando así a la cuadrilla de construcción a trabajar en la alejada localidad de Cuartel V, en un lugar descampado, sin resguardo, y principalmente, sin los elementos primordiales para afrontar las políticas de cuidado establecidas. De esta manera demostraron un método de organización totalmente punteril, ejerciendo presión y coacción ante la negativa de algunos de sus integrantes, resaltando así una lógica de trabajo puramente patronal. Cabe destacar que el trabajo de construcción no estaba permitido por decreto y que en ese lugar dicha cuadrilla sufrió el robo de sus herramientas personales de trabajo, las cuales el MTE – MORENO aún no repuso. A esto se le suma el destrato y el maltrato a varios de sus compañeros, y por otra parte no es menor destacar el descuido y despilfarro de materiales en proyectos que son de uso público. Nobleza obliga, han realizado algunos arreglos dentro de “El Galpón” a modo de contraprestación por el uso del lugar, con dinero de proyectos otorgados por el Estado Nacional. Luego de esto empezaron a tratar de hacer base y asentar toda su estructura en “El Galpón”, en donde comenzaron a realizar dos veces a la semana una merienda, sin discutirlo de forma orgánica con nosotros. A continuación, los integrantes históricos de este espacio comunitario decidimos llamar a Luciana Aguirre (ex integrante de la MCB, que luego integró VAMOS – Frente Patria Grande Moreno, y que en el 2019 se retiró al distrito de José C. Paz a MTE-José C Paz), para reunirnos y charlar sobre esta decisión inconsulta. Ésta hizo caso omiso. Es entonces que días después nos comunicamos con Luca Ramallo, el cual desconoció nuestro recorrido y legitimidad en el “El Galpón”, bajo el falso argumento de que “abandonamos el espacio”, y de que de todas formas se iban a seguir realizando dichas jornadas. Cabe aclarar que no estamos en desacuerdo en atender las necesidades del barrio, pero al tener una lectura clara del territorio, sabemos que, en Villa Ángela y alrededores, existen varios espacios que están dando respuesta a esta necesidad, es por esto que a la merienda organizada por el MTE –MORENO no asisten familias del barrio, y por lo tanto, al terminar la jornada la merienda es desechada o repartida entre los participantes. Pese a todo lo detallado sobre el funcionamiento del MTE a nivel distrital y al manejo lumpen de sus de referentes, mencionados con anterioridad, también hay responsables políticos a nivel regional. Tal es así, que al no obtener una respuesta, nos comunicamos con el responsable político de la organización política “Vamos FPG – regional oeste”, “Diego Moto” de Lujan, para charlar y buscar una salida política, dado que es en lo que creemos. Éste, con un gran destrato, no atedió nuestros llamados, no escuchó nuestros mensajes, y varios días después va por más, al decirnos textualmente: “vamos a una confrontación política”.

Entendemos que en este contexto político ese camino no es bueno para ninguna organización del campo popular, y menos aún, para aquellos que juegan en la arena política como sucede en este distrito del conurbano profundo.

Durante el día de ayer, 29 de julio, un puñado de personas que sin banderas se identificaron como MTE – MORENO y los cuales no son del barrio de Villa Ángela, se hicieron presentes en la puerta de nuestro espacio, diciendo intentar retomar una comunicación que nunca quisieron tener y al retirarse atentaron contra “El Galpón” destruyendo nuestra cartelería publicitaria, en donde difundimos los talleres que impulsamos en dicho espacio, atentando de esta forma contra el lugar del que dicen participar y contra la fuente de trabajo de nuestros talleristas. Luego de esto, algunos vecinos se acercaron para brindarnos toda su solidaridad y nos alertaron acerca de los dichos en los que, estas personas expresaban a los gritos, “vamos a venir esta noche y nos vamos a meter adentro”, ejerciendo de esta forma violencia en forma de amenazas, la cual es un delito, ajeno a toda forma de organización popular.

En dicha jornada, dentro de “El Galpón” nos encontrábamos muchísimos compañerxs, profesores, estudiantes, talleristas, miembros de organismos de DDHH, de organizaciones sociales, políticas y sindicales, con quienes compartimos la lucha a lo largo de estos 16 años y que de forma solidaria se acercaron para realizar un abrazo simbólico al espacio, con la finalidad de defenderlo, protegiendo así la educación pública y la cultura popular, de esta
patota ajena a nuestro histórico lugar de militancia.

Consideramos importante señalar que actualmente en “El Galpón” se encuentran funcionando con protocolos, los proyectos de terminalidad de primaria y secundaria para adultxs (PLAN-FINES2), un proyecto productivo de cerámica conformado por la cooperativa “La Arboleda”, un taller de cerámica conformado por la cooperativa, talleres de huerta comunitaria, clases de guitarra y demás actividades culturales, siempre pensadas para fortalecer a la comunidad y coordinadas por la Mesa coordinadora Barrial (MCB).

Este comunicado, es un llamado a la sociedad en su conjunto y las organizaciones hermanas, pero también es un descargo público, que a viva voz expresa, NO PASARÁN!