Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


El ex Intendente de Moreno, el hombre que gobernó el distrito en el período 2015 -2019, pone en marcha un paquete de críticas con destino definido: Mariel Fernández y el Movimiento Evita, y las dos figuras que tienen andamiaje en el peronismo, Damián Contreras y Walter Correa.

Reconoce y agradece a Cristina Fernández de Kichner el haber puesto en toda la dimensión el rol y los altos beneficios personales y privados que, según su palabra, obtuvieron algunos /as dirigentes /as de los movimientos sociales, haciendo blanco en el Evita.

«La denuncia que recibió (Mariel) es muy fuerte, evidentemente porque lo que he leído y he escuchado. Es una burrada muy grande de parte de ellos, que tal vez se le escapó o tal vez es una cuestión normal. Habría que revisar para atrás para ver si se encuentra algo más, porque es muy obvio lo que se encuentra en los papeles«, sentencia Festa con respecto a la casa que construye Mariel y su compañero de vida y militancia Esteban Castro, un hecho particular que está incorporado en la denuncia penal que presentó el diputado Bugallo de la Coalición Cívica en Juntos.

Admite que en el proceso privado y particular, él decidió en el año 2011 vivir en un barrio privado. No desconoce la existencia de una causa penal, por una denuncia anónima, que tiene en su contra por un probable enriquecimiento ilícito, instrucción que sigue en curso: «Tengo mis declaraciones juradas presentadas. Decidí mudarme a un barrio privado en 2011, pero como alguna dije, todo vuelve. Ahora las explicaciones hay que dársela a la justicia, como yo lo hago que cada tanto tengo que ir y dar pruebas. Por eso no hay que escupir para arriba. Cuando se expone públicamente se está sujeto a estas cosas, pero esto (refiriéndose a Mariel) es aberrante porque no es una denuncia anónima, hay diputados que han puesto la cara y hacen la denuncia. Me parece que van a tener que dar explicaciones serias. Yo veo a este gobierno municipal como el que más obras hizo, pero esas obras son de Alberto y Axel, no son del gobierno municipal que de repente se hizo rico. El gobierno municipal parecía intocable e invencible pero todo cambió, creo que cayó en desgracia«.

Sobre lo político pone de relieve que Cristina Fernández marcó la cancha con sus últimas declaraciones y agrega: «Hay movimientos que trabajaron muy bien con la gente y otros que utilizaron a la gente, y este es el caso del Movimiento Evita que se enriqueció. Era de público conocimiento lo que estaba pasando acá en Moreno y en otros lugares con el Movimiento Evita, me refiero a cómo utilizaban a los más humildes. Creo que (Cristina) le ha puesto un freno, por fin, a un espacio que hace tiempo viene gerenciando a los sectores más humildes. Cristina lo dice y lo hace con mucha autoridad.

También planteó fuertes críticas a dos dirigentes del peronismo, Damián Contreras y Walter Correa, a quienes considera que están más cerca de acordar con la Intendenta que enfrentarla, pero a los militantes les dicen otra cosa: «Es muy buen momento para relanzarnos, de hablar con los vecinos y compañeros, pero también porque hay una oposición interna que no habla, que está cómoda y con miedo a perder cargos. Si alguien quiere ser Intendente tiene que arriesgar, como lo hicimos nosotros en el año 2015. Creo que Contreras y Correa amagan y dicen que quieren ser pero ante sus grupos íntimos pero nada hacia afuera. Es una pena porque creo que es el momento para que ellos digan su verdad, que no vayan a la mañana a tomar un mate sabiendo que en la última semana del cierre de listas la van a enfrentar. Damián Contreras es un caballero, lo conozco, a mí me gustaría que llegara a ser Intendente pero no termina de manifestarlo. Walter Correa es mucho más silencioso en sus movimientos, pero siempre espera que Máximo (Kirchner) le diga lo que tiene que hacer. ¿A dónde está la sangre, el sueño, el proyecto?».