Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Juan Carlos Sanchetta avanza con la Movimiento de la Economía Social y Peronista. Por voluntad llega a funcionarios de alto rango y es materia de consultas por parte de medios masivos de comunicación. La producción de alimentos a precios populares (con los Almacenes) demuestra que no es imposible pelear contra la inflación. Por supuesto que en la arquitectura de Sanchetta está el convencimiento que «la derecha avanza contra la figura y cuadro estratégico de Unidad Ciudadana: Cristina Fernández de Kirchner».

En diálogo con Desalambrar habló de los riesgos sociales, del plan político y envía un mensaje sin vueltas: vamos a ver quien saldrá a la calle a bancar a Cristina: «Hay una falencia muy grande si el peronismo no llega a los barrios con respuesta algo estaba haciendo mal, esa es mi concepción del peronismo. Y se está haciendo mal, no podemos estar sujeto a un dólar que es ilegal, no podemos estar sujetos a los formadores de precios. El gobierno obviamente que tiene que hacer algo, nosotros lo que estamos mostrando es que hay otro camino, otra forma de construir la economía popular, que hay otra forma de llegar a los barrios, a la mesa con comida buena y a buen precio. Que se pueden generar muchísimos puestos de trabajo, nosotros lo planteamos de todas las maneras que podemos. Vos mismo decís que hay una crisis.

Hablaste con todos, el tema es que no lo agarraron a esto, ¿por qué?

Nosotros hicimos una jornada en Merlo, creo que fue el viernes pasado. En la estación de Merlo, fueron más de 600 personas, fue impresionante la cantidad de gente.

Hay hambre, la guita no alcanza.

Impresionante la gente te decía ahorro 500, 600 pesos en esta compra. Me sirve para comprar un poquito más de carne. Y a vos eso te conmueve, que te quiero decir con eso, ahí tenés claramente que hay una decisión política del gobierno de Merlo de acompañar el proceso que nosotros queremos llevar adelante, no sólo en la plaza de Merlo sino en todos los barrios de Merlo. Hay una decisión política del gobierno de Moreno de que no lo hagamos. Y eso claramente te muestra la sensibilidad de cada gobernante. Acá en Moreno hay hambre y no lo quieren aceptar. No le quieren dar respuesta a los compañeros de los barrios. A nosotros nos prohibieron llegar a la plaza.

Tal vez lo que está planteando el gobierno de Mariel Fernández que no lo sé, es una especulación, que lo que vos haces no es solamente la mesa, sino instalar una discusión política del modelo de gobierno, por eso no tenés juego, no es algo que le estás disputando a Menéndez en Merlo, acá si lo hacés

Porque claramente nosotros vivimos en Moreno. Hay algo que nosotros le decíamos el otro día al Gato Silvestre, vos lo nombraste. Los otros días hicieron una feria los de la UTEP y mostraban los precios. Los compañeros de la UTEP tienen Potenciar Trabajo, la harina subsidiada y tienen precios más altos que nosotros ¿y entonces?

Están ganando un poco.

Está perfecto.

Ahora, vos hacés lo mismo y ganás, pero la ganancia no es extraordinaria.

Aparte ellos tendrían que llegar, esto tendría que ser una política de Estado llegar a todos los barrios. Le proponemos otro modelo, nosotros no queremos un modelo asistencialista, nosotros no vamos a cortar después de los 12 años del kirchnerismo para pedir planes o una bolsa mercadería. No vamos a ir a cortar la ruta para pedir que nos den el ingreso…

Salario universal.

Nosotros le decimos ingreso universal. No lo vamos a hacer. Estamos de acuerdo en ese planteo pero si nosotros traemos el salario con las reglas como están, ese salario se va a devaluar automáticamente porque los formadores de precios se lo van a volver a llevar. Entonces nosotros le decimos al gobierno, hagamos lo del ingreso universal pero hagamos una red de almacenes populares, pongamos los compañeros de las unidades productivas a trabajar realmente.

¿Unidades productivas que trabajen?

Unidades productivas que trabajen, que produzcan. Yo tengo esta idea: vos tenés un comedor que está cumpliendo una función social, perfecto. Te tiene que pagar el sueldo el gobierno, pero vos de tu comedor le tenés que dar a todo el barrio que necesite, no solamente a tus compañeros de organización. Ahora, qué decimos nosotros… en esta crisis alimentaria que hay en el país los grandes conglomerados, los grandes formadores de precios quieren exportar sus cortes, pero el vecino de mi barrio tiene que comer. Pongamos toda la fuerza que tenemos como organizaciones a trabajar en eso para producir. Nosotros armamos un plan quinquenal, primero los alimentos primarios, pan, tapa de empanada, mermelada. Después tenemos que ir por la harina. Todo un proceso de trabajo, con eso le vamos a disputar. No con una fábrica de alimentos nacionales, esa es una utopía, una fábrica no va a cubrir todo.

¿Vos coincidís con el discurso de Cristina cuando dice que no compra que los planes sean trabajo? La respuesta del Evita fue directamente a Cristina diciéndole no conoce la realidad, como que el mundo que habla Cristina desapareció.

Quieren hacerlo desaparecer. La UTEP es un sindicato del pobre, le gusta a quien le guste y ¿qué necesita? más pobres para seguir formando y potenciando a su sindicato. Esta la realidad, si les gusta bien y si no les gusta problema de ellos. Pero es un sindicato de pobres. Pérsico lo dijo muy clarito ‘hay que llenar la política de pobres’. ¡No papá! la política tiene que usarse para que no haya pobres. Nosotros laburamos todos los días, comemos, nos damos ciertos gustitos por así llamarlos. ¿Por qué no lo puede hacer un pibe del fondo de Rififí, de Manantiales? ¿Por qué no lo pueden hacer? ¿Por qué se tiene que quedar con el platito de comida que le dan por una olla popular? Esos dirigentes a mí no me representan, para nada me representan. La UTEP no me representa, el Evita no me representa. Por eso nosotros hacemos nuestro propio camino, y disputamos con lo que podemos disputar. Claramente Cristina cree en otra economía popular, no en la economía popular que plantea el Evita, no en la apropiación de los espacios públicos como hace el Evita que no te permite, no nos permite a nosotros ir a nuestro propio distrito a ofrecerles la comida a los compañeros. Esta es la realidad. Hay otra economía popular, que a ellos no les sirve, la nuestra no les sirve vos lo dijiste claramente.

¿Cuál es el riesgo de este momento?

Que se perpetúe la derecha. El peronismo no está viendo la realidad de la situación, no está viendo el peronismo que yo defiendo, el peronismo que yo milito todos los días, no está viendo la verdadera situación y no está viendo que nos están ganando el barrio, los barrios por la falta de respuesta de nosotros y la respuesta de nosotros tiene que ser hoy el tema de los alimentos. Nosotros lo venimos planteando hace mucho tiempo, lo dijimos hace casi cinco años, vienen por la mesa de los argentinos y ahora tenemos ya la mesa destruida. Tenemos dos opciones o entendemos lo que viene o entendemos lo que se está gestando, porque se está gestando, ellos lo están gestando, están avanzando con el discurso. Te puede gustar o no Cristina, pero para mucha parte de la población es la única salida viable, ellos se quieren comer esa salida viable. Con Cristina no se jode, yo quiero ver cuando la toquen a Cristina qué van a hacer, con Milagro Sala decíamos lo mismo. ¿Sabes qué hicimos? Un comité por la liberación de Milagro Sala, no hicimos otra cosa. No bancamos a Milagro Sala como la teníamos que bancar ¿la vamos a bancar a Cristina como la tenemos que bancar? Cristina dice queremos que la comida llegue barata a todas las mesas que no la paguemos al precio que se paga, nosotros lo estamos haciendo. Ahora estos quienes tienen la foto de Evita en la bandera son los primeros que se oponen a lo que nosotros queremos hacer, eran los soldados del pingüino, que negociaron con Stanley, nunca hay que olvidarse de eso.