Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Es el Departamento de Mujeres, Géneros y Diversidades de ATE Moreno – CTA Autónoma que sostiene, acompaña a la trabajadora municipal que el pasado 25 de noviembre denunció penalmente por abuso sexual a Abel Vega, Jefe de Espacios Públicos, sobre supuestos hechos que comenzaron en marzo de este año. Este punto es el que tiene importancia para el análisis político – institucional que hace ese colectivo de mujeres debido a que la Intendenta Mariel Fernández con su lápicera armó una propuesta electoral que tiene a Vega como integrante de la lista del Frente de Todos, número 6, concejal suplente. Dos interrogantes se abren allí: ¿Vega está siendo blanco de una falsa denuncia porque no hay sobre él antecedentes sobre abusos y violencia de poder antes de la denuncia del 25 de noviembre, por tanto Mariel confió en integrarlo a su lista? ¿El gobierno con perspectiva de género cree en la palabra de quien denuncia pero actuará con fuerza cuando la justicia no demuestre la inocencia?

En el mientras tanto hay testimonios de peso, mujeres que sostienen y acompañan a la trabajadora municipal que está decidida a demostrar lo que padeció. Beatriz Sosa lo explicó así: «La compañera llega a ATE, estaban los compañeros porque nosotras, cada uno de nuestros sectores de trabajo, los compañeros inmediatamente nos llaman a nosotras. Cuando nos llaman, yo estaba trabajando y le digo directamente que se presente en la Secretaría de Géneros del municipio, que yo voy a estar ahí. Entonces acompañamos a esta compañera a cumplir todo el protocolo y acompañarla, sin violar la privacidad de la compañera, es lo primero que nosotros tenemos claro, garantizarle a ella su confidencialidad y que se sienta confiada al poder hablar con las personas que corresponde, en este caso, la Secretaría. La acompañamos, nos atendieron muy bien, la llevaron a la compañera, inmediatamente, supuestamente aplicando el protocolo»

Te iba a preguntar eso, ¿qué es el protocolo? ¿Cómo y cuando se activa?

El protocolo se trata que la compañera o el compañero, lo alejan para que no siga siendo violentada. A la compañera la corren de su lugar y le dicen que se empiece a tomar su licencia, de ahí, nosotros salimos y hablamos con la compañera porque esto no es incentivar ni nada, es preguntarle qué quería seguir haciendo la compañera, si quería hacer la denuncia en la Comisaría y la compañera se animó. Estaba muy vulnerada, muy nerviosa entonces le preguntamos la querés hacer hoy o mañana, porque el tiempo, no dice que si lo hacés mañana es tarde, lo importante es el tiempo y el proceso de la compañera, la compañera decide al otro día. Nos encontramos con Guadalupe (Zalvanía) en ATE, llama al otro día a la comisaría, nos esperan con todo el equipo, psicólogos, trabajadora social, una abogada, le damos ese espacio a la compañera que la atienda el equipo y después le toman la denuncia donde la psicóloga nos piden que una de las dos estemos porque la compañera estaba muy mal, realmente estaba quebrada. El hecho de la persona violentada, estaba haciendo una denuncia y se sentía culpable de la situación y eso hace el violento, de que vos te sientas culpable de estar denunciando los hechos que ella estaba viviendo, escucharla fue indignante por el daño psicológico, físico, económico, y siguió hablando y relatando hasta que llegó un momento que me agarró esta cuestión de nervios, de ponerme mal, me tuve que levantar e irme porque era muy fuerte lo que estaba contando.

AUDIO 1 BEATRIZ SOSA

Volvamos al Protocolo y su aplicación en este caso, ¿se cumplió?

Es Guadalupe Zalvanía quien despliega saber y conocimiento específico: «El Protocolo es parte de la lucha de las mujeres por un caso de violencia de quien era Presidente del Concejo Deliberante (Marcelo García) hacia una trabajadora. ATE y CTA fuimos parte de la confección de esta herramienta. Con esto digo que el Protocolo funciona pero hay que aplicarlo. Porque estamos en comunicación con la compañera (víctima – denunciante) el gobierno municipal no le otorgó la licencia por violencia de género, ella va a ir a otro sector de trabajo porque entendemos que este personaje, Abel Vega, tiene como una empresa familiar trabajando en esa área (Espacios Públicos). Tampoco sabemos si él está suspendido, entiendo que hay una asesoría confidencial que es quien toma las decisiones, pero nosotras desde ATE, invocando el Convenio Colectivo de Trabajo, el Convenio 190, la ley 26.485 y el Protocolo, le pedimos el paso formal que es la suspensión. La última palabra es el decreto con la firma de la Intendenta, porque así lo dice el Protocolo, es decir, es la Intendenta la que tiene que desafectar en este caso a funcionario, a un jerárquico, ante una situación donde claramente hay abuso de poder, no solo ejercía todas las violencias habidas y por haber sino que también hay una falta muy grave. El tipo es un jerárquico, no le voy a decir compañero porque claramente los compañeros no actúan de esa manera. Hasta ahora, entendiendo el proceso confidencial, y por lo que nos cuenta la compañera de lo que figura en el expediente, no sabe si Vega se fue (renunció) si fue desafectado o no. Por supuesto que como sindicato, ATE seguirá acompañando esta situación, aclarando que no pretendemos que a nosotros nos den una respuesta, pero es preocupante que no se lo dieron a la compañera municipal que hace la denuncia, tomando por cierto lo que ella nos comparte».

AUDIO 2 GUADALUPE ZALVANÍA

Esto que se describe, el testimonio de enorme valentía, ¿responde a un caso excepcional o hay otras situaciones parecidas o semejantes?

Lo que vemos y nos llama la atención es que el común denominador de la política es la violencia, y nos preocupa porque claramente sabemos que hay una aplicación del Protocolo pero que tarda muchísimo y que sí, claramente hay otros casos, y se han acercado varones también porque el protocolo es para los trabajadores, trabajadoras y les trabajadores. Nos preocupa muchísimo que un Municipio donde gobierna una mujer, que tanto nos costó al movimiento de mujeres ocupar esos espacios, no tenga una política clara para hacer espacios libres de violencia y una sana convivencia. La verdad es que hay muchos casos de violencia laboral, entre otros.

AUDIO 3 GUADALUPE ZALVANÍA