Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


CRISTIAN RICOBENE, EL GASISTA –

Si el hilo más delgado es el hombre que estuvo revisando la instalación de gas en la Escuela Nº 49, un día antes de la explosión que causó las muertes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, el delito que se le imputa permite observar que no será el único que enfrente la acusación y pérdida de libertad. La fiscal Urrutia caratula la causa como «homicidio culposo agravado en concurso real con defraudación en perjuicio de la administración pública». Desde esa plataforma que fue armándose con los peritajes y testimonios, la Dra. Urrutia contó con el acompañamiento del Juez de Garantías, Gabriel Castro, para aprehender en la jornada de hoy a Cristian Ricobene, gasista matriculado, contratado por el Consejo Escolar de Moreno, el órgano encargado de supervisar y reparar las instalaciones de gas.

Las próximas horas serán claves en torno a definir, por el peso de la causa, quienes fueron partícipes principales y secundarios de las muertes de Sandra y Rubén. El planteo de la fiscal exhibe en su primer manifestación pública una ambición de justicia más general que particular. Hay varios hilos que están en la línea de ser cortados.