NOTICIAS DE MORENO

- BUENOS AIRES - ARGENTINA // contacto@desalambrar.com.ar

Miércoles, 12 de Diciembre del 2018


Espacio Publicitario

LOCAL / REGIONAL

“El problema de la Argentina tiene solución porque falta mucha obra pública e infraestructura”

viernes, 21 octubre, 2016

LIBRO, EXPOSICIÓN Y CHARLA –

“Una Argentina de los más pobres, que tienen lo mínimo, cuentan con un plan social pero empeoran porque la inflación es muy alta. Otra Argentina la integra la gente que hace changas, trabaja en negro y es vulnerable. La tercer Argentina la compone la clase media. La última y cuarta es la clase alta”. Este es el diagnóstico que entrega en cada conferencia o exposición el Licenciado Daniel Arroyo (funcionario del Poder Ejecutivo en la presidencia de Néstor Kirchner y quien fuera en el año 2015 candidato a Vicegobernador por el Frente Renovador)  para hablar de su libro “Las Cuatro Argentinas y el drama de la grieta social”. En el día de ayer, convocado por el máximo dirigente del massismo en Moreno, Damián Contreras, hizo su presentación en el SUM del Club Los Indios de Moreno junto al Obispo de la Diócesis Merlo – Moreno Fernando Maletti.

En diálogo con Desalambrar, respondió algunas cuestiones centrales que se invisiblizan al hablar de la pobreza:

¿Explíqueme por qué hay tan pocos ricos?

Porque hay mucha concentración de tres cosas en la Argentina, hay un cinco (5) por ciento de ricos porque gran parte de la tierra está en manos de muy poca gente. En segundo lugar, porque hay mucha concentración económica, porque los mismos que están en el sector financiero están el sector productivo, en el comercio, en el mercado exportador, en el interno, porque han diversificado su actividad, y aparte hay un sistema impositivo complicado donde pagan menos los que más tienen. En términos relativos, todos pagamos el IVA cuando adquirimos un producto, pero en la Argentina no hay un impuesto a la Renta Financiera o al juego, como debería haber. Todo eso aumentó la desigualdad y la concentración de la riqueza.

Estadísticamente en los años de kirchnerismo, esta brecha a la que usted refiere, ¿se amplió o se achicó?

En el kirchnerismo todo mejoró desde el año 2003 y hasta el 2009. Se achicó la brecha entre los ricos y los pobres, se bajó la desocupación, la pobreza, pero en el 2009 tenemos la crisis internacional y se complica, vuelve a mejorar en el año 2011 y desde ese momento hasta el 2015 empeora. Si uno ve el ciclo largo del kirchnerismo la situación mejoró, cuando un chico, de acá a veinte años, lea el capítulo de esta historia se encontrará que mejoró la situación. Ahora, sí enfocamos todo en la última etapa, a mi modo de ver, todo se hizo erróneamente, se complicó y solo se creó empleo estatal. El actual gobierno tomó un enfermo con 39 grados de temperatura pero le metió un ajuste que llegó a 41 grados la temperatura. Lo que estaba complicado lo terminó complicando del todo.

AUDIO 1 ARROYO

 

En un sistema y medios de producción, donde la concentración es la que usted señala, ¿qué rol cumple el precariado o la precarización?

Dos funciones. Primero la Argentina tiene un 35 por ciento de trabajo informal, precario, porque el esquema productivo no está dando lugar a todos. Nosotros tenemos argentinos del Siglo XXI que venden software al mundo, que le da valor agregado a la soja o que está en el mundo del conocimiento. También tenemos argentinos del Siglo XX como la señora de Moreno que cose ropa en su casa, hace remeras con una máquina vieja, vende poco y obtiene algo de dinero, pero también están los argentinos del Siglo XIX como ese pibe sin la secundaria completa que está perdido y complicado. El esquema productivo argentino sólo da lugar para algunos y ahí está una primera parte. La precarización ayuda a la flexibilidad y a tirar los salarios para abajo, porque funciona como un ejército de reserva, pero la base del problema no es ese sino la estructura económica argentina. El actual gobierno apuesta al derrame pero eso no puede ocurrir porque si alguien consigue inversiones es para soja, minería o sector financiero. Eso puede hacer crecer el Producto Bruto Interno (PBI), le darán un premio al que lo haga, pero habrá un 30 por ciento de pobreza porque el trabajo está en la construcción, en el sector de metal mecánica, textil y comercio. Si no hay un rol activo del Estado no habrá empleo en Argentina, no hay cadena de producción. Eso es lo que está faltando.

AUDIO 2 ARROYO

 

El modelo, entonces, es minería, fracking – petróleo y soja. Son las tres patas del modelo que arrancó en la década del ’90 y se expandió con la suba de commodities en el año 2005, ¿se puede cambiarlo?

No sólo se puede sino que tenemos que cambiarlo. Debemos encontrar un punto de equilibrio, aunque esa es una parte de la Argentina que permite el ingreso de dólares donde se deben hacer controles, seguimientos, cuidar el medio ambiente porque nuestro país tiene un potencial de desarrollo, pero además tiene que mover el mercado interno, el consumo, tiene que generar trabajo para el que no tiene. El mundo del trabajo cambiará en los próximos años, todo se maneja por internet, comprás un mueble armado en un supermercado y lo metés en tu casa, entonces un carpintero no tiene trabajo. Hacemos los trámites bancarios desde nuestra casa, pero el problema de la Argentina tiene solución porque falta mucha obra pública e infraestructura, por lo tanto hay mucho trabajo para crear. En Suiza deberán romper las calles para volver a hacerlas pero acá no porque no las hicimos nunca. Hay que encontrar un punto de equilibrio, no es todo al Estado y alocadamente como fue la última etapa del kirchnerismo, pero tampoco es todo al mercado y creer que esto se acomodará porque si.

AUDIO 3 ARROYO

 







Espacio Publicitario





Espacio Publicitario


Siga a Desalambrar

Archivo

Espacio Publicitario












Desalambrar / Noticias de Moreno - contacto@desalambrar.com.ar