Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


No lo vi, pero me lo contaron… bueno, quizás si lo vi pero no lo recuerdo del todo. Quizás si vi en primera persona todos los carros que subían apresurados por conseguir un espacio en el Tren Blanco. Quizás si vi a esas miles de personas caminar por una rampa hoy desierta que solo se erige como símbolo de memoria, de una memoria dolorosa que queremos evitar continuamente.

Aunque quizás no lo vi en su momento, puedo decir que si lo escuché de primera mano, en discursos distraídos de personas que subieron a esos vagones cargando con la desolación pero con la esperanza ilógica que sólo poseen los que perdieron todo. Hay miles de relatos que cargan con el recuerdo de un Tren Sarmiento sin asientos, ni puertas, ni ventanas. De un Sarmiento que educó a empujones la supervivencia de la clase que puso la sangre en la búsqueda de un país mas justo.

También me contaron que allá por los ’90 comenzaron a ocupar los furgones los primeros carros, que fueron creciendo cada vez más y que las manzaneras que habían sido desplazadas comenzaron a reclamar por pases mensuales para poder viajar. Leí historias sobre movimientos piqueteros que cortaban el tránsito de la estación de trenes de José León Suárez para ser reconocidos y que se les permitiera el acceso al único medio que podía transportarlos a la supervivencia. En esas historias, también cuentan como en cuestión de meses fue tal la debacle que no sólo fue necesario aumentar a más del doble los abonos fijos sino que también comenzaron los reclamos para que no hubiera sólo un furgón sino un servicio diferencial que terminó con más de 8 horarios a lo largo de las mismas vías. Hay artículos que cuentan como esas luchas que comenzaron en José León Suarez, poco a poco se convirtieron en luchas colectivas de otros distritos del Conurbano, que se unificaron pese a las distancias, y conquistaron un servicio exclusivo (y excluyente) a partir del 2001 en tres ramales de ferrocarriles.

Esas crónicas de movilización, corte de servicio y lucha, retratan como aún cuando ya no había nada que saquear, los obreros debieron no sólo organizarse y resistir en la marginalidad, sino que vieron materializados en vagones sin puertas ni ventanas la conquista de un espacio y la única forma de reciclar el presente.

Hay testimonios plasmados en canciones trovadoras como la de Pablo Merletti, usuario del Tren Blanco allá por 2001-2002, que cuentan la historia de compañeros de viaje, que describe como “cartonero, reciclero, tu deseo, tu fantasma me levanta el asiento, cuando al vuelo Caballito, se hace fiesta el trencito«.

Cartonera, montonera, tu que acuestas las espaldas en madera, la siesta, tienen huesos de titanio, voz de ciervo, manos grises, los pies de fierro

Cartonero, compañero, de mis viajes en Sarmiento sos el signo de la historia que perdimos, los obreros poco a poco se convirtieron en cartoneros.

Perdón por encontrar en mi canción el repetir el canto al perdedor que sabe divertirse como nadie, que respeta al (…) ignorante. Perdón por omitir en mi canción que hay culpables de esta profesión, culpables de entregar la dignidad. Que se ensanche el pecho del reciclador, perdon por resumir en mi canción las mil noches cansadas de furgón, de niños cartoneando en la basura, que intentan convertirse en travesura”.

Él también relata que veía pasar el tren cartonero y la gente que subía a los carros. Los pibes y una alegría totalmente contradictoria a la realidad que vivían.

Estas historias son reales, palpables y sacadas de un lugar que transitamos diariamente. Estas palabras no son ningún cuento, si no que cuentan lo que algunos ya no quieren recordar. Sobre estas líneas transita la intención de que pese a que el servicio dejó de funcionar en diciembre de 2007, no quede en el olvido cuál fue la estación de cabecera, para que no se transforme con los cambios de vías en el nuevo destino.

Agradecimiento especial a Pablo Merletti, por su buena predisposición. Se puede encontrar su canción en https://youtu.be/dL_EwU8GXy4

Y en https://razonyrevolucion.org/un-tren-piquetero-la-lucha-de-los-cartoneros-del-tren-blanco-y-el-argentinazo/ hay información precisa sobre cómo se sucedieron los hechos que derivaron en la conquista del Tren Blanco.

Si conoce a alguien que pueda brindar más información, no dude en ponerse en contacto.