Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


CASA PUEBLO, LA SUBSECRETARIA QUE NACE DESDE LO COMUNITARIO –

El dispositivo territorial fue tomando fuerza hasta convertirse en una Subsecretaría del Estado municipal. Pero su estructura, concepto y aplicación preserva la naturaleza primera en orden a la palabra de la Subsecretaria de Casa Pueblo Mariana Aráoz: «Es una Subsecretaría que se jerarquizó hace dos meses. Casa Pueblo nació desde una experiencia comunitaria desde hace seis años, con muy buenos resultados. Un abordaje diferente al que venimos acostumbrados al tema del consumo».

¿Por qué es diferente?

Es diferente porque se aborda desde lo integral y lo comunitario. Nosotros trabajamos con la persona como sujeto de derechos, lo recibimos con su enfermedad que es el consumo, para nosotros no es un problema, es una enfermedad donde el sujeto viene atravesado por un montón de situaciones y el consumo es el detonante de todas esas situaciones no resueltas anteriores.

Es un problema de salud, es un problema sanitario, por supuesto que después deriva en otros aspectos, incluso violatorios de la ley. Lo que vos me estás diciendo que la experiencia de Casa Pueblo es demostrativa, por lo menos en un esquema, que se puede llegar. ¿Cómo se ha llegado y en qué cantidad? Porque se están enfrentando a un sistema, el narcotráfico es un sistema.

Nuestro abordaje es diferente al ser integral y comunitario y lo que hacemos no es que la persona se desintoxique, y que siga la vida como puede. No, la persona tiene que desintoxicarse y aprender a vivir diferente. Tiene trabajarse como persona y empezar a sanar todas esas heridas que generó el consumo, que lo llevó al consumo. Cuando vos hablás con las personas que están en consumo tienen historias de vida muy duras. Y cuando decimos cosas, hablamos de afectos, que no es menor. Una persona que no fue criada con amor, abrazada, cuidada, con límites sanos, es muy difícil que pueda ordenarse en la vida. No tiene alguien que los vaya encaminando. La propuesta que nosotros hacemos con Casa Pueblo desde hace seis años, hoy jerarquizado por una decisión política de nuestra intendenta, donde no quiere mirar para otro lado, se hace cargo que Moreno tiene muchos pibes y pibas en consumo, como tenemos en todo el mundo, tristemente, y con un abordaje necesario, pero tiene que ser distinto.

¿Ustedes han podido sistematizar cuántos pibes, cuántas personas están atravesadas por el consumo en Moreno?

La verdad que es durísimo, tenemos estadísticas altas, más del 65% de la población entre niños, adolescentes y adultos mayores que están en consumo.

¿65% de la población?

Sí, nosotros venimos haciendo estadísticas es lo que nos ha dado.

No es de la población completa, vamos a aclararlo. Hagamos la aclaración.

Es con lo que nosotros venimos trabajando desde el inicio del consumo que empieza con marihuana y alcohol, que son las puertas a drogas más duras en el después y los adultos mayores con alcohol y ludopatía. En todas las etapas de la vida hay diferentes tipos de consumo, de los que nosotros trabajamos. En nuestras propuestas tenemos distintos grupos, distintos programas en el territorio cuando iniciamos hace seis años era 3 o 4 puntos, ahora estamos en 25 puntos de Moreno con grupos de referentes afectivos que son para las personas que tienen familiares o amigos o compañeros atravesados por el consumo y quieren adquirir herramientas para aprender a llevar a estas personas adelante para aprender a enfrentar estas situaciones. Después tenemos los grupos de superación que son para aquellas personas que dicen que ya están en consumo y necesitan la ayuda, y tenemos programas que acompañan a las personas que llegamos a internar. Porque hay personas que necesitan otras cosas, otras herramientas. Después tenemos los programas de promoción y prevención en todo el territorio y estamos afianzándonos más. La propuesta de Casa Pueblo no es solo que la persona deje de consumir, no estamos de acuerdo con la reducción de daños, para nosotros se puede llegar a consumo CERO, pero para eso hay que generar un yo auxiliar que es Casa Pueblo, que va trabajando con la persona en el día a día, acompañando muy de cuerpo, muy presente y armando una red. Ahí es cuando hablamos de la parte integral. Hay chicos más chicos que necesitan la red de educación, de salud, que necesitan algo de ambiente, que necesitan algo de justicia. Hay pibes que están judicializados y trabajamos mucho con las otras secretarías, Salud, Acceso a la Justicia, con Desarrollo Comunitario, con la Subsecretaría de Niñez, porque hay adolescentes muy jóvenes que empiezan a consumir y están en la delincuencia también. Porque una cosa los lleva a la otra. Después trabajamos con otras entidades, está SEDRONAR, tenemos las granjas comunitarias de Moreno, tenemos muy buenas granjas que articulamos, con las iglesias, por eso la convocatoria fue a todos los actores que están en el territorio de Moreno, de una forma u otra, que sea como la nuestra o distinta, que trabajen con el tema del consumo.

¿Qué es para el municipio de Moreno no estar de acuerdo con la reducción de daños?

DARÍO: Nosotros trabajamos una política de consumo cero. Lo trabajamos porque sabemos que se puede lograr, tenemos un equipo preparado justamente para llevarle las herramientas a las personas que lo necesitan y lograr este consumo cero que se logra trabajando con la persona, con su interior. La persona trae muchos bagajes, muchas heridas que le han llevado al consumo, que han detonado en el consumo. Nosotros trabajamos con la persona, le damos las herramientas, no hacemos reducción de daño, trabajamos para que esa persona pueda tener una esperanza, un faro que lo lleve a un futuro de libertad.

Madres, mujeres, me comentaron que sus hijos consiguen droga en cada esquina del barrio. Entonces ustedes están haciendo un buen trabajo, es decir, el Estado está presente, ahora en los territorios el avance del narcomenudeo, la posibilidad de consumo es altísima. La pregunta es qué se hace ante esto, porque es como rescatar a sobrevivientes lo que ustedes intentan, mientras va creciendo un número de soldados, y te lo digo con mucho dolor porque esta es la tragedia que hay en Moreno.

ARÁOZ: Es real lo que vos decís, es muy triste, por eso se tomó esta decisión política de que Casa Pueblo se jerarquice y pase a ser una subsecretaría para poder ordenarnos más y tener más herramientas, más recursos humanos para poder llegar más al territorio y poder enfrentar estas situaciones que son complicadísimas. Recibimos muchísimas mamás pidiendo ayuda, les ofrecemos los espacios para poder llegar a los pibes y estamos articulando con todas las escuelas para hacer prevención y promoción, si bien hay muchos chicos que no están asistiendo a las escuelas estamos haciendo operativos en todos los barrios de Moreno.

¿No asisten a las escuelas por el frío o por qué?

No, los chicos que están en consumo terminan abandonando todo. La droga lo que hace te va cortando todos los vínculos. Es como con la violencia de género. El consumo te va a aislando y te va dejando en soledad, es la peor cárcel que tenés, porque estás encarcelado siendo libre. La droga te atrapa, te encierra y lo que hace es esto, te va cortando los vínculos con la familia, te va cortando los vínculos sanos con los amigos que tenías, que no están en consumo. Te va cortando la educación, te va cortando la salud, te va haciendo hermético y solamente el vínculo es el tranza y nada, no hay otra cosa. Nosotros como Estado tenemos que proponerl a los pibes que pueden tener otra vida distinta, nuestra tarea es generar un proyecto de vida con estos pibes y con estas familias. Lo que vos decís es real, por eso se tomó esta decisión política de que la Subsecretaría Casa Pueblo pueda tener más recursos para poder estar más en el territorio. Caminamos el territorio todos los días, yo hace 20 años que vivo en Moreno y camino Moreno, tengo mi trabajo comunitario desde Moreno, entonces yo no puedo mirar para otro lado, nuestra gestión no mira para otro lado, estamos apostando a poder sacar a nuestros pibes y a nuestras pibas de las drogas porque son nuestro futuro. Los narcos nos están matando a nuestros pibes, nos están matando el futuro.