Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


EMMANUEL FERNÁNDEZ SIN PELOS EN LA LENGUA –

Informes periodísticos con rebote en lo nacional. Un legislador bonarense presenta una denuncia penal contra la Intendenta y la Secretaria de Obras Públicas, y dos arquitectos. Cuestiones particulares, privadas, legítimas, pero que deben tener una respuesta a partir de los vínculos en la contratación. Si un proveedor, en este caso arquitecto Micieli, obtiene un pago legal por parte del Estado y al mismo tiempo (casi literal) realiza una obra particular para la Intendenta, que tiene todo el derecho y no debe pedir permiso a nadie para construir su vivienda en donde quiera y como quiera, lo que emerge como básico es indagar si alguna norma de manual no entra en colisión.

En la sesión ordinaria del Concejo Deliberante (ayer) la camaradería tuvo lugar. Cuando todo el público presente se retiró, luego de los reconocimientos y homenajes, los /as concejales /as cruzaron argumentos.

Emmanuel Fernández, cuadro político del Movimiento Evita, legislador y espada en el HCD, minimizó las denuncias (hasta aquí periodísticas) contra Mariel Fernández, al tiempo que destrozó a la oposición política: «Quiero comenzar este debate poniendo en la escena dos proyectos que siempre han estado en disputa en la Argentina. Uno de ellos tiene que ver con la centralidad de los grupos económicos en las decisiones de la política nacional. Del otro lado estamos los que creemos que la política tiene que ser de la periferia al centro. En la historia argentina los grupos económicos y políticos de derecha han difamado a los líderes populares a través de los medios de comunicación, como en todo momento han operado en la Argentina. Son órganos de difusión de los grupos concentrados, siempre han operado. Lawfare es una palabra nueva para mí, pero básicamente los grupos políticos de derecha operan a través de los medios de comunicación, difaman, inventan causas y denuncias. Es de manual, un medio de comunicación que nadie conoce hace una denuncia, pero está vinculado a los medios monopólicos nacionales y rápidamente la política, los sectores de derecha, empiezan a promover y embarrar el nombre de personas que están trabajando por su comunidad. Lamentablemente esto está pasando en Moreno y es muy triste el rol que está tomando la oposición. No es la primera vez que lo digo, es muy triste no tener política, es muy triste no tener contacto con la comunidad, debe ser muy triste no tener injerencia cuando hay muchos sectores que están acompañando el proyecto de Mariel, y están muy contentos con todo lo que viene haciendo la gestión. Pero, lamentablemente, tenemos una oposición que no puede representar fielmente los intereses de su sector, y hoy la Municipalidad de Moreno a partir de la gestión está representando a un montón de ciudadanos que antes se sentían parte de alguna propuesta de la oposición. Creo que están perdiendo votos y en la última elección los números fueron concretos, hemos tocado su base electoral, y como no hay capacidad en ellos en pensar en política pública, en función de las necesidades de nuestras comunidades, acuden a denuncias infundadas a partir de medios de comunicación que no se conocen. Ojalá que en algún momento piensen en una propuesta que vaya por la positiva. Es gratis hablar en la Argentina, y ojalá que en algún momento haya algún tipo de consecuencia, porque se dicen tantas cosas, se dicen tantas fantochadas, tantas barrabasadas, en este recinto he escuchado decir cada estupidez, cada pavada de parte de la oposición, que deja mucho que desear y me genera tristeza. Ojalá que puedan trabajar en un proyecto y no en operaciones mediáticas – políticas que lo único que hacen es vender humo y tarde o temprano eso se va a pagar caro, porque la gente no los va a elegir y porque los ciudadanos se han dado cuenta que hay una oposición que no tiene política, son esos personajes que representan al sector político que fugó la plata de los argentinos. Son quienes han beneficiado a los sectores de la alta sociedad y que empobrecieron a todo el pueblo argentino