Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


A UN MES DE LAS MUERTES DE SANDRA Y RUBÉN –

Recuerda que aquella mañana del 2 de agosto. La comunidad educativa de la Escuela Nº 69 cantó Aurora. Minutos después llegó la noticia de la explosión en la Escuela Nº 49 y las pérdidas fatales de dos trabajadores de la educación pública. Sandra ejerce la docencia en el barrio de Villa Angela. Hoy está en la calle. Espera que la multitud que salió de Catonas se funda en un único abrazo frente el monumento de Carlos Fuentealba: «Estábamos cantando Aurora en ese momento cuando escuchamos la explosión porque nuestra escuela está a cuatro cuadras de la ruta. Los chicos en la fila se preguntaban qué pudo haber pasado y creímos que se trataba de un accidente en la ruta. Cuando entramos al aula nos enteramos de la explosión en la escuela».

¿Cómo pasaron y vivieron este mes?

Pasamos por varias etapas. La primer semana fue de miedo y de terror porque todos estamos inseguros en las escuelas. En la segunda semana comenzamos a organizarnos, ver las cosas que podíamos hacer y las familias adquirieron una mayor conciencia de lo que está pasando. Ahí comenzó a conformarse esto que son días de lucha, estando en todos los puntos donde haya que estar».

¿Es la primera vez en su vida que se encuentra en estado de movilización permanente y de trabajo constante con la comunidad?

Es la primera vez y cada día es más triste. No sólo es la dejadez que se vive en las escuelas sino la situación económica que vive el país. Todo eso lo llevan los padres a la escuela y lo comparten.

¿Considera que en algún momento los padres pedirán que sus hijos regresen a la escuela?

Ellos están acompañando todo el tiempo. Casualmente el viernes pasado tuvimos una asamblea con los padres. Por supuesto que los chicos extrañan la escuela porque cambió la vida cotidiana de las familias, pero los padres apoyan esta lucha.

Cuénteme eso de extrañar la escuela

Se los ve tristes cuando van a buscar sus tareas. Se abrazan entre compañeros cuando se encuentran, ya que hay diferentes horarios para retirar las tareas.

Esa tristeza tiene un carácter de gravedad porque hay dos trabajadores de la educación que se fueron

Eso es verdad y los chicos se dan cuenta.

¿De las autoridades responsables?

Nada. Es increíble, pero estamos ante un modelo económico que destruye todo lo que sea público. Ayer nos enteremos que eliminan el Ministerio de Salud, entonces ¿que podemos esperar que haga por la educación?

AUDIO 1 SANDRA