Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


El jueves 9 de enero de 1947, María Eva Duarte, Evita, llegó a Moreno en automóvil, acompañada de su secretaria, para visitar a una familia radicada en las calles Ameghino y Chacabuco, del barrio El Fogonazo, que mediante una carta había requerido su ayuda, debido a la imposibilidad del jefe del grupo familiar para trabajar, aquejado de una grave dolencia. 

Evita, entregó todo lo necesario para atender las necesidades más inmediatas del enfermo y realizó gestiones para su atención e internación. 

La presencia de la Primera Dama no pasó inadvertida para los vecinos del lugar que se acercaron a saludarla calurosamente.

Esta no sería su única visita a Moreno. Dos años después, el sábado 23 de abril de 1949, en horas de la mañana, Evita pasó por Moreno, en viaje hacia la Basílica de Luján junto a su esposo, el presidente de la Nación Juan Domingo Perón, trasladándose en un coche descapotable, acompañados del gobernador Domingo Mercante, seguidos por otros coches que integraban la comitiva. 

Para presenciar el paso de los viajeros, se reunió numeroso público a lo largo de la Avenida Bartolomé Mitre, que aplaudía vivamente, mientras Evita y Perón saludaban desde el automóvil en movimiento

Las autoridades municipales habían dispuesto el embanderamiento y ornamentación de la calle recorrida por la comitiva presidencial. 

En el caso del líder justicialista, esta fue su única visita al Partido de Moreno. 

Por último, al año siguiente, en octubre de 1948, María Eva Duarte acompañó al canciller de España en una visita al Instituto Riglos (hoy Universidad Nacional de Moreno), por entonces dependiente de la Fundación de Ayuda Social que llevaba su nombre. Allí, el funcionario español se interiorizó del funcionamiento del establecimiento.

Por su parte las autoridades municipales, encabezadas por el intendente Alberto Vera, presentaron sus saludos a la Primera Dama y sus acompañantes.