Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Izquierda Diario.- El conflicto entre Rusia y Ucrania continúa impactando en los “mercados” globales, a la caída de las bolsas y la suba del petróleo se suma un aumento de la tonelada de soja, del maíz y del trigo. La soja cerró en u$s615,45, este miércoles marcando un récord en una década.

La tonelada del poroto de soja superó este miércoles los u$s615, registrando una suba del 2,4 % respecto a la cotización del día anterior. También se confirmaron subas en el maíz que subió 1,3% hasta los u$s269, 9. Por su parte el trigo escaló 3,6% y se vendió a u$s321,87 la tonelada.

Este salto en las cotizaciones de estos bienes es consecuencia del conflicto entre Rusia y Ucrania, que pusieron en peligro el abastecimiento de aceite de girasol del Mar Negro. Entre ambos países se explica cerca de un tercio del mercado mundial del trigo. El efecto fue la disparada de los precios de otros aceites vegetales, incluido el de soja, anticipando un aumento en su demanda.

Al respecto desde la Bolsa de Comercio de Rosario sostuvieron «la importancia de la región del Mar Negro en el comercio de aceite de girasol lleva a los productos del complejo soja a importantes subas, con especial relevancia al aceite de soja y a los aceites vegetales en general, ya que entre Ucrania y Rusia se explica cerca del 60% de la producción y el 80% del comercio mundial del aceite de girasol».

Y remarcaron que se generaron expectativas en los operadores estadounidenses respecto a «potenciales alzas en la demanda de trigo norteamericano, lo cual apuntalan las cotizaciones con especial ímpetu en Chicago.”

La soja se mantenía en niveles elevados, en parte por el efecto de la sequía en Sudamérica. Pero estas condiciones están comenzando a mejorar por las lluvias pronosticadas para las zonas secas de Argentina y el sur de Brasil que ofrecieron cierto alivio.

En Argentina, el agropower representa uno de los sectores que siempre ganan. Las retenciones al poroto de soja se mantienen en 33 %, por debajo del nivel de 2015, mientras el Gobierno anuncia proyectos para dar más beneficios impositivos al sector. En el borrador del acuerdo con el FMI -para pagar la deuda fraudulenta contraída bajo el macrismo- este sector esta mencionado como estratégico y será uno de los privilegiados. Aun así, días atrás presentaron amparo ante la Justicia contra las retenciones.