Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


RENDICIÓN DE CUENTAS 2021 –

Sirve la Rendición de Cuentas porque el pasado inmediato dialoga con el presente imperfecto. Es útil porque mide la política en acto de defensa y crítica, porque muestra a quienes deben cumplir el rol de seria oposición y, como siempre sucedió, el oficialismo listo para encontrar las mejores variables de gestión = resultados.

La legisladora de Juntos, María Selva Aguilar, es quien revela un gasto particularísimo y exclusivo, aplicando recursos del Fondo Educativo: «El 5 de abril de 2021 la Intendenta firma declarando de interés municipal al ciclo de muestra que se llevaría a cabo durante el año en el Museo de Bellas Artes y en el Amancio Alcorta. Autoriza a la contaduría a librar las respectivas órdenes. El 24 de noviembre la Secretaría de Cultura, Educación y Deportes presenta una solicitud de gastos para un servicio de catering por el monto de 411.400 pesos por un evento previsto el día 27 de noviembre. El catering tuvo servicio de bandejeo y mesa, empanaditas de carne, canastitas caprese, paquetitos de puerro, pinchos de mozzarella y de pollo, brusquetas de vegetales, negritos de jamón crudo y rúcula, bagel de pollo y palta, cuadraditos de coco y dulce de leche, masas varias, bebidas y gaseosas. Solo convocaron a una empresa, DAM Eventos SRL, no pidieron otros presupuestos, pero no solo eso sino que además tomaron la decisión de pagarlo con dinero del Fondo Educativo, orden de Pago N° 9155. Desde la Secretaría de Educación, ¿como definen las prioridades? ¿No consideran que las prioridades están en las necesidades edilicias de las escuelas? Quienes sabemos el estado de las escuelas sabemos que esto no es negociable. Les pido que me contesten, no a mí sino a los vecinos de Moreno».

La presidenta de ese bloque de Juntos, Gisele Agostinelli ahondó en detalles porque el de noviembre no fue el único catering de la opulencia: «A pesar que les encanta remarcar que el Fondo Educativo fue utilizado en mayor proporción que otros años, debo decirle que para aquellos que acamparon, para los que levantaron las banderas de escuelas dignas y seguras, me daría vergüenza decir que mejoramos «un poquitito». La descripción de la compañera Lorena Pereira (concejal del FIT -U) ha sido elocuente y creo que nadie de los que estamos sentados acá puede cuestionar lo que ella dijo porque lo ha vivido. Pero voy a leer algo que es deplorable. Se usaron del Fondo Educativo $1.143.450 para el Encuentro de las provincias y sus culturas, $1.742.400 para el Pre Cosquín. Y la verdad es indignante y repudiable que mientras las escuelas no pueden dar clases por el estado en que se encuentra, no pueden brindar comida elaborada por la falta de gas y a cambio le dan alimento podrido a los chicos se gasta esa plata. Pero lo dije en su momento, se nota que no son ellos lo que comen eso, y ahora se ve bien porque mientras a los chicos le dan Arroz Primor ellos comen sándwiches de miga, mientras le dan aceite mezcla ellos compran sándwich de carne con cebolla caramelizada, mientras dan arveja seca Conciencia comen comida Veggie, mientras entregan leche en polvo comen pizzetas, empanadas, budines y podría seguir pero me da vergüenza ajena lo que hacen. ¿Dónde están las prioridades? Les pregunto a los que acamparon, a los que hicieron bandera ¿donde se metieron ideales? La verdad estoy indignada!

El Caballero legislativo, soldado de la causa municipal, fue quien explicó de forma simple el monto aplicado al Encuentro de las Provincias, un evento cultural, educativo de magnitud: «Se hizo mucha mención al tema del catering. Hicimos un poco las cuentas y da, para la cantidad de personas que trabajaron en el Encuentro de las Provincias y la Cultura, un encuentro masivo, lleno de vecinos y vecinas que después de haber estado dos años encerrados por la pandemia y las restricciones necesarias para evitar la propagación del virus. En ese evento hubo más de 200 personas trabajando y el gasto concreto para cada una de ellas fue de 600 pesos, creo que después de trabajar tres días tiene que tener un alimento. La verdad que no veo en el relato que se mencionó recién todas estas consideraciones generales, porque partimos de lo particular sin hablar de lo general».

Peronista hasta la médula, Mirko García en Juntos baja el cruce de información y opinión al campo de lo simple, lo de fácil digestión. Coloca los aderezos apropiados y sin emular a Armando Tejada Gómez, bajó un mensaje popular INEVITABLE: «En poco tiempo viene el cumpleaños de 15 de mi nieta y ya estamos tomando algunas decisiones eligiendo el menú, por ejemplo, las empanadas las va a hacer Doña Julia que las hace muy ricas y le vamos a pagar por eso. La carne sabemos a quien se la vamos a comprar. Que digo con esto y sin ofender a nadie, si yo digo que soy del campo nacional y popular y me tengo que gastar una carrada de plata en catering, no hubiese sido mejor darle el trabajo a compañeras de la economía popular, que se ganen un buen sustento, una buena paga, y tal vez nos salía más barato. Esto es lo que estamos discutiendo, cómo se gasta y la forma en qué se gasta».

Para cerrar el tema catering, servicio alimentario, escuelas, cultura, economía popular y política, la voz autorizada de la Presidenta Araceli Bellota arrojó toda la claridad que demanda un tema tan sensible y profundo: «Lo primero para decir es que esa actividad, que duró tres días, la Fiesta de las Provincias a la que asistí, era un evento educativo. Miles y miles de vecinos concurrieron y tuvo que ver con esto, la difusión de nuestras provincias, pero además yo entiendo que los que no han tenido gestión pública, que les parezca excesivo el catering. Lo digo en serio, no es chicana, porque a mí también me daba mucha bronca porque cuando era Directora de Museos de Luján y de Provincia me mandaban artistas importantes, pero yo veía lo que se gastaba y decía porque no me lo mandan al museo que se le está cayendo los techos. El tema es que cuando los artistas van a los lugares piden catering, y yo sé que a más de uno de nosotros nos agarraría un ataque de risas cuando te mandan la lista de exigencias porque no se puede creer, toallas que no marquen la cara o un determinado tipo de agua. Es verdad, esto es así, y es como es. A mí también me gustaría a contratar a Doña Julia porque claro que nos va a hacer las empanadas más baratas, pero como hay que cumplir procedimientos administrativos, seguro que Doña Julia no tiene todos los requisitos para ser proveedora del Estado municipal. Y lo último para decir es que siempre el Estado paga más caro y también es un disparate, pero se a formado una cultura en el país, no solo en Moreno, que como el Estado tiene tantas vueltas y tiempo en pagar, los precios son mayores. Esto no lo digo para justificar nada sino para que entendamos como funciona».

Las instancias vividas en pasado 29 de mayo han dejado marcas propias, obra y gracia de la nueva política. Si el Servicio Alimentario Escolar municipalizado es un paquete – caja que tuvo escándalos históricos en este año, la Rendición de Cuentas del año 2021 (análisis de recursos y gastos) encontró puentes directos pero con un MENÚ sorprendente. Fue este el único tema que mereció un ida y vuelta entre oficialistas y opositores, un buen momento legislativo que no cierra aquello que no quiere debatirse: Servicio de Catering, subsidio a personas en alimentos, financió la Intendencia con Fondo Educativo 2021. No es el único caso… no es una excepción.