NOTICIAS DE MORENO

- BUENOS AIRES - ARGENTINA // contacto@desalambrar.com.ar

Lunes, 11 de Diciembre del 2017


Espacio Publicitario

LOCAL / REGIONAL

“Hay días que nuestra oficina se parece a la guardia de un hospital”

miércoles, 16 noviembre, 2016

ENTREVISTA CON EL DIRECTOR DE DERECHOS HUMANOS –

Los gobiernos son los garantes de los derechos humanos y quienes más violan todo los derechos. El kirchnerismo puso en alto la bandera, acompañó fuertemente los juicios contra los genocidas, la pelea de Madres y Abuelas, y se permitió asegurar que la “represión” no era una herramienta necesaria en un proceso de alta politización democrática. Por supuesto que sobran los ejemplos represivos, basta con seguir la memoria y archivo de CORREPI, sólo para dar un ejemplo material, además de César Milani como figura emblemática de las Fuerzas Armadas. Pero la llegada de otro Ejecutivo tuvo un arranque de provocación siniestra, una muestra explícita de la ideología que lo contiene: Mauricio Macri puso en duda los 30 mil desaparecidos. La Ministra de Seguridad Patricia Bullrich prometió el fin de los piquetes aunque el protocolo “está en el freezer”. Pero no curiosamente, los dos gobiernos “antagónicos” coinciden en la planificación de la simplificada seguridad. Tanto el kirchnerismo como el macrismo entienden que Gendarmería tiene que desplegarse en los bolsones humanos donde crecen las violencias, sin tomar como propio las causas que hacen que las metrópolis marchen, sostenidamente, hacia la barbarie.

En este contexto que difiere en gran medida con lo producido en los últimos diez años, la Dirección de Derechos Humanos municipal tiene que dar respuestas. En diálogo con Desalambrar, Emiliano Quinteros (quien reemplazó a Miguel Fernández) dejó una frase reveladora del hacer cotidiano: “Hay días que nuestra oficina se parece a la guardia de un hospital”. Militante de los derechos humanos y funcionario del gobierno local, Quinteros describe el hoy: “Tenemos un contexto nacional y provincial complejo después de doce años donde la política de derechos humanos, con aciertos, errores y virtudes, estuvo en la agenda política nacional. A nosotros nos tocó enfrentar la problemática con una búsqueda más ambiciosa, reconociendo los trabajos que realizó la Dirección en la gestión de Mariano West y Miguel Fernández, pero ahora y bajo la conducción de Walter Festa el planteo de derechos humanos es abrirlo a la sociedad y a la problemática. Con la complejidad que tiene Moreno, este año no hemos parado, a veces nuestra oficina de Derechos Humanos se parecía más a una guardia del hospital. Esto es así porque recibimos distintos planteos y problemáticas. A comienzo de año una mujer, madre de siete hijos, concurrió al hospital y una profesional le preguntó por qué tenía tantos hijos. Esa persona que se sintió maltratada salió de allí y vino a la Dirección de Derechos Humanos. Es eso más algo complejo como un desalojo en la toma de tierras, pero también el asesoramiento jurídico para mamás de detenidos, la situación de encierro en las comisarías. De alguna manera tuvimos que relanzar la Dirección General de Derechos Humanos.

AUDIO 1 QUINTEROS

 

¿Cómo califica los lugares de encierro?

Nosotros tenemos un problema estructural con respecto a la violación de los derechos humanos que, viéndolo de alguna manera y en perspectiva, se matizó durante doce años, aunque tengo que decir que algunas cosas se hicieron. Para decirlo en bruto, tenemos fuerzas de seguridad que si bien cambiaron generacionalmente hay prácticas sistemáticas que tienen que ver con la violación de los derechos humanos. Tenemos un Servicio Penitenciario, sobre todo el de la Provincia de Buenos Aires…

Fue descabezado la semana pasada

Ojalá que sea para bien, porque en esos lugares hay prácticas medievales…

El kirchnerismo como fuerza reconoció que la democracia no había llegado a las cárceles de los servicios federales. El caso de la Provincia de Buenos Aires es otro infierno

Leí a un columnista que dijo que lo realizado en la Ex ESMA no irradió una luz sobre las cárceles argentinas. Haber hecho de ese centro clandestino de detención un sitio de la Memoria no llevó a que las cárceles dejen de vulnerar derechos humanos. Se avanzó y probablemente faltó un poco más de impulso para definir cuestiones de seguridad, me refiero a cómo pensamos la seguridad y cómo pensamos las cárceles. Yo digo que se matizó y creo que sería irrespetuoso porque se hicieron cosas ya que los doce años de kirchnerismo hicieron posible que, al tener desde la máxima autoridad del Estado la bajada de línea permanente como por ejemplo el de no reprimir, eso produce un respeto a la política de derechos humanos y, en municipios como el nuestro, también genera resortes en el Estado y la palabra de la máxima autoridad. Ese escenario cambió totalmente.

AUDIO 2 QUINTEROS

 

Emiliano Quinteros resalta la apertura de la Dirección de Derechos Humanos a la cuestión de “diversidad y género”, existiendo pocas experiencias donde una “compañera trans conduce esa dirección“. Admite que abrir la acción y caminar hacia el conflicto deja respuestas positivas y vacíos concretos: “Lo importante es poner a la Dirección de Derechos Humanos en el foco del conflicto social, es algo difícil pero priorizamos eso antes que realizar trabajos de Memoria aún cuando a mí me gustaría hablar del resignificado de la memoria que siempre estuvo planteada desde la Plaza de Mayo hacia el interior y por ahí me interesa, porque lo hicimos con la Mesa Gremial, construir la memoria desde la identidad morenense.  Esto lo planteo sin ofender lo que se hizo, pero creo que hay que explorar esa identidad que tiene un pueblo como el de Moreno.

AUDIO 3 QUINTEROS







Temas Relacionados


Intendencia de Moreno


Espacio Publicitario





Espacio Publicitario


Siga a Desalambrar

Archivo

Espacio Publicitario












Desalambrar / Noticias de Moreno - contacto@desalambrar.com.ar