Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


ENCUENTRO REGIONAL –

Mujer, madre, referenta, militante, allí está junto a sus hijos e hijas, como cada jornada, pero en la especial ocasión de marcha – movilización. Carina Leguizamón es presente barrial que interpela el poder. Por supuesto que en el percibir de lo anulado por la pandemia aflora una mueca de alta subjetividad, vital en luchas esenciales: «Es único, se extrañaba esto, los encuentros de compañeres con las que estuvimos desde la virtualidad durante todos estos meses, accionando desde donde podíamos, desde las redes. Vernos acá, que vamos a luchar juntes en las calles, gritando, denunciando, visibilizando las situaciones de las barriadas es una dosis de energía para poder seguir y continuar«.

Hablamos de ese estar

Estamos mal, en los barrios estamos mal.

Si tenemos que describir ese estar mal ¿Qué es? El otro día, el 19 una persona me decía que había 5 denuncias de abuso contra menores, me parece que hay un montón de cosas que pasan en los barrios y no se conocen. Estos espacios me parece que sirven para visibilizar lo que no se ve o no se quiere ver.

Estábamos hablando en nuestro taller que rebautizamos “Anti Yuta”, que es contra las causas armadas y gatillo fácil, sobre la represión de hoy y ayer. La represión es todo, el Estado te reprime desde todos lados, con el tema del abuso dejándote en una vereda sin asistencia, vulnerando los protocolos contra los abusos, donde por ejemplo te tienen que hisopar, que no se pierdan pruebas y demás. El Estado no invierte para nosotras, no invierte para erradicar ni prevenir, sino que invierte para reprimir no solo en balas sino en cosas que a nosotras no nos interesan. Hay un Ministerio para Mujeres que vende humo, a nosotras no nos sirve ni el Ministerio ni los Marketing, por más que peguen volantes para que llamemos al 144 no vamos a hacerlo, porque no nos da cabida, no nos dan las herramientas que necesitamos. ¿Cuáles son las herramientas que necesitamos? El apañe, las redes, la contención de las manadas de los barrios. No es mañana o pasado que te hago un hisopado para ver si fuiste o no abusada, es YA. El acompañar, somos 4 o 5 compañeras que acompañan a las sobrevivientes de los abusos. Acompañar es ir a exigir a la Justicia que se haga el protocolo y la intervención rápida.

AUDIO 1

Hablar y luego hacer, evaluar y seguir para desnaturalizar lo que palpita en las barriadas y que está escasamente abordado

A las militantes de género, las militantes sociales no tenemos vida ya porque estamos tomando mate y de repente se armó un tiroteo de la policía contra los pibes y tenemos que salir corriendo, dejando a nuestros críos tirados y apañando con todos. Hablar del “Anti Yuta” no es solamente hablar de la gorra, sino de la represión que ejerce el Estado en su totalidad, con sus tres poderes en su totalidad: la Policía, la Justicia que tampoco es justicia para nosotras y los gobiernos.

¿Cómo fue el taller? ¿Hubo un ida y vuelta? ¿Participaron mujeres de los barrios, gente que vio el movimiento y se sumó? ¿Qué evaluación haces vos del taller?

Participaron pibas de nuestro barrio y compañeras que necesitaban un poco más de herramientas para los abordajes anti carcelarios, como hacer un escrito, cuando hacerlo, como intervenir, donde ir y donde no. Entregamos volantes para que nos puedan contactar.

¿Servirá este encuentro para romper la inacción que se está viendo en los distintos estamentos del Estado? ¿Después de esto saldrá algo para hacer y no tanto para hablar?

Creo que no, todo se viene en picada y a lo que nosotros apostamos es, sin decirlo con pena, es seguir organizando los barrios, no nos podemos mover de ahí, hay que generar conciencia y decirle a la gente que no somos culpables de lo que está pasando sino que nos tenemos que organizar para exigir todo lo que nos están arrebatando. Que el Estado y los gobiernos vienen a avasallar contra todos nuestros derechos impunemente y nuestra única herramienta es la lucha en las calles, salir a gritar. Creo que está pasando, al menos en Casasco y en otros barrios linderos que se acercan a nuestro espacio, la gente ya sabe donde ir.

AUDIO 2