Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


¿SE PUEDE EVITAR LA FLEXIBILIZACIÓN SIN CAMBIAR LA MATRIZ PRODUCTIVA?

Por Valentina Mesa /

Oscar «Cacho» Cuartango se presentó ayer por la tarde a una charla debate sobre la flexibilización laboral, que de manera encubierta y dentro de los actuales marcos legales, está teniendo lugar en el mundo del trabajo.

El abogado de SMATA y ex ministro de Trabajo de la gestión de Daniel Scioli en Provincia de Buenos Aires, fue parte de la convocatoria en nuestro distrito para discutir sobre el futuro del trabajo y sus consecuencias.

Ante la pregunta de cómo debería cambiar el modelo productivo para que la flexibilización no tenga lugar y haya espacio para el trabajo, respondió: «Tendríamos que pasar de una economía de especulación financiera a una de producción y consumo. Restablecer el mercado interno y el poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados, eso va a impulsar la actividad económica y generar puestos de trabajo. Hay que hacer exactamente lo contrario a lo que viene haciendo el gobierno de Cambiemos. Te pongo un ejemplo, cuando la gente no tiene plata no consume, y además de ello si se abren las importaciones de productos que compiten con los nuestros, estamos importando mano de obra extranjera y expulsando mano de obra nacional. Esto se remonta a los tiempos de Manuel Belgrano antes de la Revolución de Mayo, él decía que había que agregar mano de obra nacional a los productos primarios porque si no vendíamos en ese tiempo lanas e importábamos Casimires».

¿Y cómo es? ¿Habría que cerrar las fronteras y favorecer la producción nacional? Estamos en un mundo donde lo que se consume es extranjero porque sale más barato.

No es tan literalmente cerrar las fronteras, estamos en un mundo complejo donde si no compramos no nos compran, no es tan sencillo. Por ejemplo, un país como Argentina importar carne porcina desde un país europeo, me parece un disparate, nosotros somos los que producen del primer insumo que lleva la cría del cerdo que es el maíz. En este momento están cerrando o al borde del cierre 10.000 establecimientos dedicados a la cría de cerdos, si tomás un número modesto de 10 trabajadores promedio por establecimiento, peligran 100.000 puestos de trabajo. Este es el giro que hay que pegar, hay que adquirir y fortalecer el poder adquisitivo de los trabajadores para que ellos vuelquen su dinero en los negocios, medianas y pequeñas empresas. Hay una combinación perversa que está perjudicando a las PYMES y a los trabajadores, están cerrando entre 25 y 30 PYMES por día en el país, una Pyme tiene 10-15-20 trabajadores, hay un drenaje de trabajadores que dejan de producir y por otro lado se estimulan cosas como Uber en materia de taxistas, Glovo en deliverys y otras plataformas digitales, que toman trabajadores sumamente precarios como autónomos, cuando en realidad están en relación de dependencia, que no tienen ningún derecho y son sumamente explotados. Todo esto va en perjuicio de los trabajadores de nuestro país que están cada día perdiendo puestos de trabajo y poder adquisitivo del salario. La proyección para este año es que va a crecer un 5% más la desocupación y se va a seguir perdiendo poder adquisitivo del salario, esos son 200.000 puestos de trabajo.

¿Cómo se hace para dar el salto de un país agroexportador a ser un país industrializado, para dejar de ser Pymes y pasar a ser empresas competitivas a nivel mundial?

Por un lado la producción agraria no tiene que ser desestimada, tiene que ser complementada con producción industrial, los productos que se generan en el agro se les tiene que sumar valor agregado nacional, a la soja convertirla en aceite y en harina, al maíz procesarlo también, e inclusive una forma de darle valor agregado al maíz es convertirlo en alimento de cerdos. Estamos haciendo al revés, exportando maíz e importando cerdos. Como decía Belgrano, estamos importando casimires, ello no obsta que tengamos que integrarnos al mundo y adoptar medidas que sean recíprocamente beneficiosas. Perón decía que para que un negocio sea serio y bueno, tiene que serlo para las dos partes, sino es una estafa porque hay un vivo y un tonto, y en este caso nosotros somos los tontos con las políticas de este gobierno. Jauretche en ese sentido decía que hacerle caso a las políticas del FMI es como ir al almacén a comprar con el libro escrito por el almacenero.

¿Cómo hacemos para que eso no suceda más?

Por ejemplo tenemos que reestablecer el poder adquisitivo del salario, no puede ser que las convenciones colectivas tengan techo, mientras nosotros gobernábamos la Pcia. De Buenos Aires para el sector público, tenían piso, se negociaba con el piso de la inflación porque si no se le aumenta por lo menos lo que le comió la inflación estamos perdiendo poder adquisitivo del salario. Ahora se pone tope por debajo de la inflación prevista, por lo tanto anticipadamente dicen que se va a seguir perdiendo poder adquisitivo. Hay algunos empresarios de PYMES están expresando que esa pérdida en el poder adquisitivo es como pegarse un tiro en los pies, porque los perjudica directamente a ellos «.

AUDIO COMPLETO OSCAR CUARTANGO