Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


El Gobierno se vió obligado a anunciar un bono de hasta $ 15.000 por tres meses, junto al anuncio del primer reajuste por movilidad del año de 17,04%, para que los jubilados y pensionados no pasen a cobrar en mano menos de lo que percibían en febrero, consumándose un fuerte deterioro del poder de compra. Esta es la increíble situación a la que se llega tras la modificación que impulsó el Gobierno de la fórmula de movilidad previsional en 2020 sin aceptar incorporar una garantía de que las jubilaciones no pueden ajustarse por debajo de la inflación.

Este viernes se conoció el aumento trimestral de marzo de las prestaciones de Anses de 17,04%. De esta forma, el haber mínimo quedará en $ 58.665, menos de lo que hoy perciben entre el haber ($50.124) y el bono de $10.000. La Asignación Universal por Hijo, que también se actualiza por el índice de movilidad, se elevará de $9795 a $11.464.

Fuente: La Izquierda Diario en base a Anses, Indec, REM-BCRA

Fernanda Raverta, directora de Anses, acompañada por Sergio Massa finalizó el anuncio asegurando que, con este aumento, «ningun jubilado va a cobrar menos de 73 mil pesos». Cómo si fuera un logro que quienes trabajaron toda su vida hoy sigan cobrando una jubilación de miseria.

Los incrementos otorgados con la fórmula de movilidad quedaron muy por detrás de la inflación. En diciembre, el haber mínimo (sin bono) acumulaba una pérdida del 11 % en términos reales en los últimos tres años, tras haber subido 320% en forma acumulada entre diciembre 2019 y diciembre 2022, por debajo de la inflación acumuló 371% en el mismo período.

Por su parte, la pérdida de poder adquisitivo llega hasta 18 % con los haberes máximos, que se incrementaron 286% en forma acumulada en los últimos tres años.

De esta forma, con la actualización de los haberes en 17,04%, y considerando la inflación esperada de enero (5,6%), febrero (5,5%) y marzo (5,7%) de acuerdo al revelamiento del Banco Central, se cristaliza esa pérdida de entre 11 y 18 % para las prestaciones.

En el caso del haber mínimo, el Gobierno tuvo que anunciar un bono de $ 15.000 mensuales, para llevar el ingreso total a $ 73.665, lo que representaría un 17 % más que lo percibido en el trimestre anterior. Por su parte, los haberes de dos mínimas para arriba que no perciben bono seguirán arrastrando un profundo deterioro.

La paradoja para el Gobierno es que estos bonos no podrán dejar de implementarse porque los aumentos por la movilidad quedarían anulados si esos jubilados que cobran la mínima pierden el cobro de los bonos. Cabe recordar que el haber mínimo apenas representa menos de un tercio de lo que vale la Canasta del Jubilado que elabora la Defensoría de la Tercera Edad, de $ 151.478 en octubre de 2022.

Por ello, el Defensor de de la Tercera Edad, Dr. Eugenio Semino, está exigiendo al Gobierno Nacional, que se integre una suma de $ 50.000 a partir del mes de marzo 2023, a todos los haberes de los siete millones doscientos mil beneficiarios del Sistema Nacional e igual suma al millón de pensiones no contributivas.