Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


La senadora ultrakirchnerista parece hablar por su jefa política, quien no se ha pronunciado públicamente aún sobre las medidas de mayor ajuste impulsadas por la reemplazante de Martín Guzmán en el Ministerio de Economía.

Este domingo la senadora nacional del Frente de Todos Juliana Di Tullio fue entrevistada radio Futurock. Allí habló sobre el aval de la vicepresidenta a la titular del Ministerio de Economía. “Por supuesto que Cristina banca a Batakis, no hay dudas”, dijo la legisladora. “No se me ocurrió nunca preguntarle porque para mí es obvio”, agregó.

Para Di Tullio la titular de la cartera económica es “una economista peronista” y, supuestamente por eso, “tiene todos los números en la cabeza pero también a toda la gente”. En ese sentido la caracterizó como “una mujer de muchas agallas” y hasta se animó a destacar la gestión de Batakis al frente del Ministerio de Economía bonaerense durante la gobernación de Daniel Scioli. “Ordenó las cuentas rápidamente”, dijo respecto a la funcionaria que fue la cara visible de las medidas de ajuste, recortes salariales y demás ataques “fiscales” sobre la población de la provincia ejecutados por el peronismo.

La senadora ultrakirchnerista agregó que para ella el Gobierno “está siendo atacado” por algunos sectores empresarios (quienes buscan sacar mayor tajada de la habitual en medio de la crisis). En ese sentido planteó algo que, al menos hasta el momento, no parece estar contemplado en los planes de Batakis. “El Gobierno cuenta con las herramientas legales de las leyes de Abastecimiento, de Emergencia Alimentaria y de Emergencia Económica para dirimir este conflicto de intereses”, dijo.

Pero por las dudas aclaró que no está hablando de “confiscación ni tampoco de expropiación, como si fuera lo único que se le puede ocurrir al peronismo. Nosotros gobernamos doce años y medio ¿y cuándo le sacamos un grano al campo?”. Y alertó sobre algo que se viene rumoreando en las últimas jornadas al calor del crecimiento de la brecha cambiaria: “si realmente se devalúa, como quiere el sector agropecuario, a nosotros se nos licúa el salario en dos minutos y eso aniquila a millones de personas”, sentenció.

Si la “intuición” de Di Tullio no falla, el silencio de Cristina Kirchner sobre las medidas impulsadas por Batakis es un aval al mayor ajuste propuesto por la nueva ministra. Discreto y desentendido, pero aval al fin.

Como afirma este domingo Jesica Calcagno en su Editorial de editoriales , “el Frente de Todos parece estar ‘esperando un milagro’ mientras decide, procrastina y especula mirando en una sola dirección: los poderes económicos más concentrados. Así también lo está viendo la calle: ‘Alberto está gobernando para los ricos’, dice un laburante consultado por los aumentos del boleto a las cámaras de La Izquierda Diario. Otro agregó: “Yo lo voté pensando que no iba a hacer lo mismo que Macri, y está haciendo lo mismo o peor que Macri”. Nada de eso parece preocuparles a Di Tullio y compañía.