Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


El gobierno municipal que conduce Mariel Fernández posee amplitud, de acuerdo a la ocasión. Cuando recibe exigencias públicas, respuestas acreditadas con expedientes, toma el rol de movimiento popular y cierra filas, en nombre del pueblo, las comunidades y la casa común. No responde en modo Departamento Ejecutivo sino que levanta la bandera de la gestión transformadora e histórica que encarna una fuerza social. Se reconoce como resultado de las organizaciones que desde los barrios y las calles conquistaron espacios hasta alcanzar el poder. Es un estándar eficiente del pragmatismo pos moderno.

Pero esa plataforma ganada por la lucha, ¿se traduce en admitir y respetar que «otras organizaciones del campo popular, del mismo palo, pueden poner en tensión el vínculo con el gobierno nacido de las entrañas de los piquetes?

La Corriente 25 de Mayo integra la UTEP. Es una estructura hermana del Movimiento Evita. Militó para Mariel antes de convertirse en La Capitana de Moreno.

Uno de sus máximos exponentes en el distrito, Miguel «Kuka» Soler fue invitado al cumpleaños de Fernández, a la fiesta popular (así definida públicamente por la jefa comunal). Además de ese momento especial, Soler protagonizó encuentros y mesas de trabajo con los exponentes de la estructura central, Emilio Pérsico y Esteban «El Gringo» Castro.

El pasado 18 de julio, la 25 de Mayo Revolución protagonizó un sólido piquete en uno de los ingresos al distrito:

Fue una señal de fuerza para recuperar el diálogo, un puente que conoce perfectamente el actual Secretario de Gobierno, Alberto Conca, todo un militante político que en el año 2011 publicó en su cuenta de facebook, Libertad al «Kuka» preso de los impunes corruptos de Moreno.

Luego el mismo Soler admitió en este medio que «el problema que existe no es con Mariel sino con parte del equipo de gobierno«, una crítica medida, sin exabruptos ni chicanas.

Sin embargo, aún con las buenas voluntades en despliegue, la Corriente 25 de Mayo Revolución jugó una carta sin fecha: movilización y acampe en las Rutas 23 y 25, Autopista del Oeste:

La respuesta de La Capitana no escatimó nada: esta mañana desplegó un enorme operativo gubernamental y policial para impedir cualquier acción de protesta de la Corriente 25 de Mayo Revolución, integrante de la UTEP, aliada del gobierno municipal:

El operativo fue exitoso. La circulación matutina fue normal. Un mensaje lapidario de poder institucional para aquellos /as que desconozcan la real conducción política. Pero el capítulo trascendió Moreno. Este 4 de agosto la Mesa Promotora Nacional de la Organización 25 de Mayo emitió un comunicado en el que señala que Miguel «Kuka» Soler «no es parte de nuestra fuerza y no tiene la autorización de utilizar nuestra identidad, nuestros logos y nuestro nombre».

Pero el concepto político más fuerte del comunicado está claramente ubicado en el siguiente párrafo:

Si la organización califica a Soler como «desestabilizador de un gobierno elegido por el voto popular» que ataca a la mujer Intendenta surgida de un movimiento popular, la pregunta es: ¿cortar las rutas reclamando por derechos sociales, laborales y asistenciales es considerado por el gobierno popular de Moreno como un ataque a la institucionalidad? ¿Qué hay de fondo que pueda explicar un suceso tan intrínseco a la construcción del modelo histórico que encabeza Mariel? ¿El Kuka puede ser denunciado penalmente como un sedicioso que pone en riesgo el orden público si decide salir a la calle a reclamar?

Los cortes de la rutas 24 y 25 no se hicieron, pero en este 4 de agosto, Miguel «Kuka» Soler colgó una larga nota, asumiendo la total ruptura con la conducción, planteando denuncias que pueden exceder el rango partidario, un conjunto de respuestas al COMUNICADO NACIONAL DE LA 25 DE MAYO:

«Quienes se muestran como paladines de la lucha por los últimos de la fila, cobrándoles mensualmente una cuota o aportes, robándoles a los más necesitados de forma descarada, no es más que una gran mentira el compromiso que dicen tener».

Esta denuncia (sin pruebas por supuesto) tiene relación con los planes, pero en el párrafo inmediato se señala al modo político que tendría el gobierno municipal: «Cuando se habla de hostigamiento y persecución a los movimiento sociales, nuestros compañeros en el Partido de Moreno son víctimas de estas prácticas, el despliegue policial antes nuestros reclamos, la amenaza de despido de trabajadores municipales, el chantaje de sacarles el Programa Potenciar Trabajo, la intervención a las líneas telefónicas, el desafectarlos de áreas de trabajo por portación de apellido, por favor díganme como lo llaman a eso».

Las banderas flamean y los trapos se sacuden. Reconociendo el extraordinario sentido de los movimientos sociales, cuando los escritorios dejan de tener patas y lápiceras, es la calle el sitio natural donde la libertad y el poder confrontan… como marca la verdadera historia política.