Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


En el mapa de intervención política y las tácticas preventivas – represivas, el barrio Lomas de Casasco en Moreno figura como zona caliente. Operativos y obras públicas, calles, luminarias, cámaras y hasta drones. Pero cada día un grupo de madres realiza las guardias. No hay noche sino un largo padecimiento.

Carina Leguizamón vive en esa zona de Moreno Sur desde la creación del plan Federal de Viviendas. Ella registra todas las violencias, es quien vio crecer a muchos de los adolescentes cuando eran niños y afirma: «La droga está arrasando con el barrio, fomenta la batalla entre pibes«, y muestra un artículo de la ciudad de Rosario a modo de comparación con lo que ocurre en Lomas de Casasco.

«Las niñeces hablan de las armas que utilizan los pibes, como si conocieran por la detonación cuál fue utilizada para disparar», relata Carina que atraviesa un estado de salud mental grave, que la conduce a ataques de pánico y a una sensación: «A veces quiero quitarme la vida».

En su dolorosa y profunda descripción está la búsqueda de asistencia pública que solo alcanzó el grado de un Clonazepan en guardia. «Yo pensaba que los peores gobiernos eran los de Julio Asseff y Mariano West pero hoy te digo que el peor es el de Mariel Fernández porque excluye y criminaliza a las juventudes atravesadas por el hambre y el desempleo»: