Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


EL ORDEN CONSAGRADO –

Aquel sector que pueda definirse como derecha clásica no está en condiciones de rechazar una decisión política que sostiene en alto la preservación y custodia de la propiedad privada. Dice el Presidente de la Nación Alberto Fernández que «está mal tomar la tierra». Manifiesta el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, que «toda persona que ilegalmente ocupe la tierra se le quitarán los beneficios sociales», lo que incluye a los mapuches a quienes le saqueamos sus tierras y los matamos. El gobierno de Kicillof en la imagen y semejanza del Ministro de Seguridad Sergio Berni, que no duda en poner sus manos en el fuego por la Bonaerense, advierte que «tomar la tierra es un delito». La administración local en manos de la señora Intendenta, que proviene de los movimientos sociales que le sacaron al gobierno de Macri un Registro Nacional de Villas y Asentamientos que ofrece un horizonte de urbanización a los que pelearon por la tierra, hoy planta la bandera de Moreno libre de tomas. Al frente de ese OBJETIVO aparece un hombre (por supuesto no es el único) de larga militancia en el campo social y popular, de lucha en El Colmenar contra el monopolio de La Perlita, que ahora como Director de Seguridad Comunitaria recorre su Cuartel V. Luis Godoy es quien comunica a mujeres, hombres, familias en emergencia social, habitacional y económica, todo agravado por la pandemia, que ocupar el suelo «es un delito». La Secretaría de Seguridad exhibe el compromiso de desarticular y comparte el «mapa de zonas rojas de más de 15 personas, de color azul (menos de 15 personas), de verde las causas que esperan la habilitación de lanzamiento y/o desalojo, y de color violeta donde se investiga el «crimen organizado».

De este sintético modo, los tres niveles ejecutivos trabajan para que el ORDEN sea ley contra los que nada tienen. Cierran las acciones naturales que a lo largo de décadas fueron construyendo macizos humanos, historias de vida, comunidades enteras que no «podían esperar PROCREAR, Planes Federales, préstamos UVA, y todos los etcétera», ya que no califican, carecen de solvencia, están invisibilizados pero bancarizados. Ellos /as, sin caer en romanticismo, se elevan contra la ley de gravedad que ejecuta la acción política; van por sus deseos, sueños y futuro, componentes que no pueden desconocer las autoridades que cimentan su legitimidad en las causas pérdidas que ganaron los sectores populares, sin ayuda alguna del Estado porque lo desafiaron y lo seguirán haciendo. Un gobierno popular no puede alentar las tomas; podría imaginar Mil Pueblos Jóvenes, considerar en su discurso y con más fuerza a los marginados sin aplicar el Código Penal, la criminalización, la violencia institucional y sus derivados.

Por la crisis, la pandemia, los olvidos, abandonos, abusos, preservación del capital y el bien muy privado, la autonomía de los que pelean por la tierra, los /as que quieren escapar del hacinamiento, de los encierros, de lo impagable e insoportable, no cesarán en su lucha aún arriesgando sus vidas porque, la mayoría son sobrevivientes de la democracia moderna.

Moreno posee tierra… no hay espacio para permitir ninguna toma porque es un distrito Libre… bien nacional y popular.