NOTICIAS DE MORENO

- BUENOS AIRES - ARGENTINA // contacto@desalambrar.com.ar

Sábado, 17 de Abril del 2021


Espacio Publicitario

LOCAL / REGIONAL

La Niñez Invisible

domingo, 21 marzo, 2021

Por Sonia Aiscar (Especialista en Niñez)

Esta es una reflexión tardía porque esperaba una noticia que nunca llegó. La semana del 15/3 nos sacudió la información de la desaparición o secuestro de una niña de siete años. A medida que pasaban las horas, hasta su aparición (por suerte “sana y salva”), asistimos a lo que podría considerarse como varias apariciones de la niña buscada.

A partir de esas sucesivas apariciones de una niña invisibilizada, supimos que, desde mucho antes de su desaparición, vivía junto con su madre en situación de calle, prácticamente a la intemperie, pero la noticia aparecía repentina, como un hecho novedoso. Como si cientos de niños, niñas y adolescentes no vivieran a la intemperie en la ciudad más rica del país.

Supimos que vivía en un lugar carente de abrigo, de agua potable, de baño, de los enseres básicos de la vida cotidiana, aparecía la vulneración de los derechos más elementales, como si se tratara de algo nunca visto, como si no supiéramos que la mayoría de los pobres son niños/as y la mayoría de los niños/as son pobres.

En el mismo sentido, supimos que la niña tiene bajo peso -por supuesto desde antes del secuestro- desde hace mucho tiempo, pero quienes deben tomar intervención en el tema, se enteraban ahora que la niña aparecía. Tampoco iba a la escuela, pero no sabemos si alguna escuela notó o reportó su ausencia.

Finalmente, tras su aparición con vida, “sana y salva” según anunciaron los medios y las autoridades que desfilaban ante las cámaras, el Vicejefe de gobierno porteño (quien para el periodismo ilustrado podría ser el “Viceintendente de Villa Lugano”), la niña “ya puede volver a su casa”.

¿A qué casa?: Ergo, llegamos al principio. Esperábamos una noticia que nunca llegó. Que los gobiernos involucrados se hicieran cargo de resolver una situación insostenible de absoluta vulneración de todos los derechos y respondieran a un problema estructural con una solución estructural: casa y trabajo (para la madre).

Pero, de alguna manera, la frase “ya puede volver a su casa” es una invitación a omitir que no la tiene, que también pone en evidencia que un secuestro (gravísimo, por supuesto) nos escandaliza (y nos convoca a organizarnos) más que una niña en situación de calle, sin agua potable, sin abrigo suficiente, sin comida suficiente, sin necesidades básicas satisfactoriamente cubiertas.

Cabría preguntarse qué es lo que hace de un secuestro, una vulneración de derechos más intolerable que el hambre y la intemperie, si la vida está igualmente en riesgo en ambos casos.

Parecería que la afirmación, improbablemente cierta, de que la encontraron “sana y salva”, estuviera más dirigida a que la ciudad más rica del país pueda regresar, lo más pronto posible, a su paz adormilada, sin enterarse de sus pesadillas de la vida real; que a garantizar derechos concretos a la niña aparecida.







Temas Relacionados


Presidencia de la Nación


Espacio Publicitario







Siga a Desalambrar

Archivo

Espacio Publicitario












Desalambrar / Noticias de Moreno - contacto@desalambrar.com.ar