Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Había una vez un Concejo Deliberante que recibió a ocho (concejales /as) nuevos, dispuestos a plantar un estilo renovador y disruptivo, enterrar hábitos y costumbres para resembrar el campo de las ideas (diciembre de 2019). Nadie realizó un hechizo y la magia se rompió en menos de un año. Alguien escribió en la orilla de un cuaderno desvencijado, que Pueblo Libre era más Libre, tanto como el Movimiento y SOMOS que alzaban las velas de un barco que zarpó a aguas más profundas. Como cualquier signo pretender ser un símbolo, vale la pena estampar la diferencia que debería enriquecer cualquier debate serio.

Desde la cabeza del bloque oficialista, porque hace muchos años amasa la idea, llega a la sala de sesiones un proyecto direccionado a la Universidad Nacional de Moreno que, como se comprende, tiene un gobierno recientemente elegido. Esa iniciativa era una RESOLUCIÓN, instrumento que en la Ley Orgánica de las Municipalidades dice:

Resolución: si tiene por objeto expresar una opinión del Concejo sobre cualquier asunto de carácter público o privado, o manifestar su voluntad de practicar algún acto en tiempo determinado.

El tiempo determinado, practicar algún acto, traducción: llevar el deseo – derecho que la Universidad Nacional de Moreno tenga la carrera de medicina gestionándola desde la centralidad de la Intendencia, sin desconocer que la casa de altos estudios tiene un Consejo Superior.

Se cae, porque maduró una y otra vez, que esa Resolución que se convirtió en COMUNICACIÓN (si tiene por objeto contestar, recomendar, pedir o exponer algo), expone que no hay diálogo ni puentes transitables entre la Municipalidad de Moreno y la Universidad Nacional de Moreno.

Pero como la nota tiene un comienzo que recuerda un bloque oficialista nuevo, que luego se parte, en el recinto Juan Manuel Cíccolo es concejal de Pueblo Libre, la organización peronista que al frente del gobierno municipal (durante 20 años) gestionó, trabajó e inauguró la Universidad Nacional de Moreno. Fue el único que el jueves pasado no acompañó el proyecto de COMUNICACIÓN del Concejo Deliberante donde se PIDE – RECOMIENDA que la UNM tenga – ofrezca un Departamento de Salud, Carrera de Medicina y Licenciatura de Enfermería.

«¿Cuál es el objeto de la COMUNICACIÓN, contestar, argumentar o pedir algo? Así inicia la respuesta del concejal Cíccolo, el único que dijo NO en el recinto: «No me queda claro que tenemos que pedir si justamente las autoridades de la Universidad expresaron públicamente la creación del Departamento de Salud, por lo tanto se está pidiendo algo que ya está en proceso de concretarse. Distinto hubiese sido una COMUNICACIÓN como saludo o beneplácito».

Esta iniciativa que fue votada por la mayoría, ¿no tiene sintonía con una expresión que el año pasado cuestionó que la Universidad no dialoga con el territorio, no ve las necesidades? Moreno necesita de profesionales de la salud, para ello la formación es vital en sitios más cercanos que faciliten la continuidad desde la proximidad

Estoy de acuerdo con eso y en desacuerdo con que no hay comunicación, porque cuando se busca acercamiento se tienden puentes de ambas partes. Con respecto a la necesidad de médicos es indiscutible, no creo que haya un debate ahí, pero no acompañé ese proyecto de Comunicación que se votó en el Concejo Deliberante porque la Universidad Nacional de Moreno hace rato que transita un camino para la concreción del Departamento de Salud, entonces me refiero al respeto por las autoridades universitarias que pusieron en funcionamiento a una de las mejores universidades del Bicentenario y tiene prestigio nacional. Cuando hablamos de territorio basta pararse en la esquina de la universidad para ver a los pibes /as de nuestras barriadas. La verdad es que no entiendo la razón de esta demanda porque se sabe que la creación del Departamento de Salud está en marcha. Tengo respeto por esas autoridades, por esta banca, por el pueblo. No creo que es solo pedir cosas sino un pedir desde el oportunismo político si se quiere».

AUDIO 1 CICCOLO