Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


PORMENORES DE UN LUNES AGITADO –

Nueve camiones dispuestos en la calle Asconapé. Vuela el dron que en altura toma las mejores imágenes de un proyecto vital para el gobierno. Cantan los «camioneros recolectores». Los bombos y la pirotecnia engalanan lo que puede y debe llamarse un ACUERDO entre el Departamento Ejecutivo y Pablo Moyano. El acto y puesta en escena es histórico. Minutos después y por agenda, Mariel Fernández recibe en su despacho a dirigentes /as que cumplen funciones a nivel provincial y nacional. El llamado tiene asistentes /as: Damián Contreras, Walter Correa, Patricia Rosemberg, Débora Galán, Sandra Cruz. Mientras el Departamento Ejecutivo hacía el encuentro de «trabajo» los concejales del «nuevo oficialismo» definían el DICTAMEN de aprobación del pliego de la basura, en sincronía con el gremio que dejaba las banderas y sus trabajadores a la espera de la sesión prevista a las 14 horas. Cualquier coincidencia entre los hechos hasta aquí señalados es una caprichosa interpretación periodística. Toda lectura de lógica presión elaborada con cierta previsión hasta puede considerarse tendenciosa. No obstante lo que iba a ocurrir en la sala de sesiones ofrece ciertos argumentos políticos de relevancia. El oficialismo necesitaba un dictamen para no padecer el número requerido, 16 manos o votos. Lo consiguió a fuerza de «férrea determinación». Ya en el Teatro Marechal, con el primer paso dado, surge un planteo desde el corazón del «nuevo oficialismo». Juan Manuel Cíccolo pide la palabra y solicita se incorpore a la «ordenanza» cuatro puntos que dejó en evidencia no tuvieron lugar, ni espacio ni escucha en el dictamen que intentaba salir sin cambios. La Presidencia pone a consideración la iniciativa y es «rechazada por los propios». Hay un momento de miradas, teléfonos calientes y mensajes cruzados. Cíccolo lee los aportes que debía tener el proyecto de adjudicación a la empresa Gestionar (de Camioneros) y se aprueba un cuarto intermedio. Del primer rechazo a cuarto intermedio, ¿por qué? Los números mandan, las cuentas no cierran. Los tres concejales /as de Festa, Horacio Chiqué, Verónica Vendrell y Carola Hernández se abstenían. Más la ausencia del concejal Cosme, el bloque quedada en 12. Los tres ediles de Pueblo Libre, Cíccolo, Pereyra y Gaona resultaban determinantes para que salga el único tema de la sesión extraordinaria, habida cuenta que la mano de Mirko García concretaba el número 13 (votos afirmativos).

Las cláusulas propuestas por el tridente de Pueblo Libre tenían razones no aclaradas en el dictamen final. Cuatro temas de índole algo más que económica:

Sin perjuicio que la cotización de la oferente es a valor julio 2020, la misma debe mantenerse hasta el momento de la adjudicación, de modo tal que la primer actualización de la oferta, corresponderá con la aprobación de la paritaria del año 2021

El adjudicado debe hacerse cargo de las reparaciones del parque móvil, sin perjuicio de los camiones que le entrega el Municipio, desde el inicio del servicio concesionado, debiendo aceptar sin posibilidad de reclamación alguna por la antigüedad del parque automotor

Los seguros de todo el parque automotor debe ser soportado por la empresa, en el caso que los pague el municipio, serán descontados del precio de pago de la facturación mensual que le corresponda a la empresa adjudicada (NdR: los camiones adquiridos por leasing tienen un seguro incorporado, y patente).

El personal del Concesionario estará directamente bajo su relación de dependencia, quedando debidamente establecido que el pago de sueldos, aguinaldos, vacaciones, indemnizaciones, despidos, seguros, aportes jubilatorios, demás haberes legales creados o a crearse como así también cualquier remuneración o pago y en general el cumplimiento de la totalidad de la normativa legal vigente en materia laboral, corre por cuenta del concesionario, sin relación alguna con la Municipalidad de Moreno. En particular el concesionario deberá demostrar el cumplimiento de las obligaciones que surgen de la Ley de Riesgos de Trabajo (L.R.T.) circunstancia ésta que podrá ser auditada por el Municipio, de manera periódica. En ningún caso un empleado del concesionario podrá transformar su contrato en uno de empleo público. En caso de transferencia del Contrato, resultan de aplicación los artículos 225/229 de la L.C.T. Al finalizar la concesión, la empresa deberá indemnizar a todos sus empleados.

Por estas razones que deben quedar incorporadas en la ordenanza final, el expediente que le adjudica a la empresa – cooperativa Gestionar salió con 13 votos afirmativos, tres abstenciones y siete rechazos.