Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


DE ARMADOS Y LIDERAZGOS –

Ex funcionario en el Departamento Ejecutivo, actual asesor de la Presidenta del HCD. Líder de la Agrupación 1945, miembro del Consejo del Partido Justicialista. Ismael Castro produce definiciones porque no duda de las posibilidades y los riesgos: «Lo primero que tiene que hacer el peronismo en medio de una catástrofe social, venimos de cuatro años de macrismo, y en la actualidad con una pandemia que refleja los números de 40% de pobreza, 13% de desocupación, el peronismo tiene que indefectiblemente, transitar un camino de unidad aunque suene cliché. Hoy el peronismo no se puede dar el lujo de transitar un camino de división, de desunión, de pensar en instancias que en otro momento fueron planificadas y proyectadas como la sintonía fina en el proceso de mayor profundización del modelo. Hoy tiene que transitar un camino de unidad, más en un lugar como Moreno, donde esos números que estábamos hablando a nivel nacional se magnifican. Moreno tiene una tradición y vigencia del peronismo en todos los barrios y en toda la sociedad, considero que Moreno es netamente peronista y hoy tiene que ofrecer una propuesta conjunta, unificada, que deje de lado cuestiones personales e interese propios y decida transitar con todos aquellos que quieran ser parte de esa idea.

Se puede trabajar la unidad pero ¿se reconoce la traición como parte de esa unidad alcanzable o no?

Me parece que hablar de traición en un contexto como el actual carece de sentido profundo, las lealtades son a los proyectos e ideas. Obviamente esas ideas las encarnan personas, lideres, momentáneamente, provisoriamente porque el peronismo y toda la política va fluctuando entre los liderazgos, creo que esos liderazgos tienen que darse y tiene que trabajarse mientras vayan en consonancia con lo que requiere y necesita un proceso como el actual. Hoy se tiene que dar un liderazgo fuerte, creo que si a Mariel Fernández le va bien, a Moreno también. Creo que ese liderazgo se tiene que construir y en la medida que se construya creo que la mayor parte del peronismo va a comprender que esa necesidad es imperiosa.

¿Qué es la conducción? ¿Cómo se conduce? ¿Cuál es la forma, el método?

En la elección del 2019 ganó el peronismo en su conjunto, la gestión la encarna el Movimiento Evita, fueron los actores principales de la coalición que se formó, pero en las generales estuvo todo el peronismo embanderado en defender ese proyecto y que Mariel Fernández sea Intendenta. Fíjate la diferencia entre los números que fueron a la interna y lo que se da en la general, todo el peronismo se volcó a apoyar a la figura de Mariel Fernández, y creo que en la actualidad ese intento de liderazgo se está dando. Es un contexto muy adverso y difícil, a tres meses de gestión tiene una pandemia, pero creo que se están dando esos gestos y se están dando pasos hacia esa unidad. Creo que la figura de Coco fue muy importante en generar el puente y el nexo que al principio costaba que se dé. En Moreno tenemos el problema de que las internas tardan mucho en saldarse, pasó con Festa en 2015, pasa ahora con Mariel, pero pienso que el peronismo en esta revisión profunda que decís que se tiene que dar, se está dando cuenta y tiene que entender que es necesario, urgente e imperioso que transitemos en un peronismo unificado.

¿Por qué hablaste de Coco en pasado?

Porque Coco renunció y no tengo la certeza que continúe en este rol que venía desarrollando de acercar al peronismo y transitar el camino de la construcción de la unidad. Tenía función ejecutiva que seguramente son las que no va a continuar y quizás siga con la parte política, pero hasta el momento haciendo un análisis de lo que fue el paso de Coco creo que fue sumamente importante en este camino.

¿Por qué no pueden convivir generacionalmente los peronismos?

No lo sé, igual creo que no es que no pueden convivir generacionalmente, en la actualidad muchos sectores del peronismo tenemos un trabajo con sectores del peronismo histórico. Creo que en lo que fue la interna del 2015 género en la figura de Mariano West una figura de “retirada” en términos políticos y la búsqueda de una generación de un nuevo proyecto que venía a confrontar con quien lo había derrotado. Creo que no es imposible, ni una cuestión etarea ni generacional la unidad del peronismo, me parece que no se tiene que centrar en que hay una generación que hay que jubilar y otra que tiene que emerger. La generación que tiene que emerger va a ir haciéndolo en función de trabajo y capacidad, y los dirigentes históricos me parece que tienen muchísimo para aportar al peronismo de Moreno.

En la foto de hoy ¿cuántas listas internas habría?

No me quiero aventurar en decir cuántas, pero hoy quizás sería un panorama parecido al del año pasado, y es lo que tenemos que evitar. No podemos transitar un camino de división del peronismo, así le damos la posibilidad a la derecha de que se consolide y que tenga la opción de gobernar el distrito. No creo que los Asseff sean hoy el factor que puede aglutinar votos en Moreno para ser una amenaza o peligro al peronismo. Creo que es peligroso si el peronismo está desunido porque eso permitiría el paso a que la derecha reestructure y genere otras alternativas que les permita ser más competitivos. Creo que para lograr la unidad todos tienen que dejar un poquito de lado y tratar de apostar a reducir intereses personales, tratar de que los egos sean menos preponderantes en las decisiones y que el objetivo sea trabajar todos en conjunto.

Ser asesor de la Presidenta Araceli Bellota ¿qué tiene de particular?

Es una compañera que tiene mucha importancia en el ámbito académico, que conoce en profundidad la política, y tiene la particularidad de que tenemos la libertad y podemos trabajar en síntesis legislativa, podemos trabajar en lo que son armados de proyectos y con total soltura acompañando a los concejales de nuestro bloque. Entendemos que la función legislativa puede acompañar mucho a la realidad de Moreno.