Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


La combinación de prebendas, concesiones arregladas y corrupción produjeron, en la mañana de aquel miércoles 22 de febrero de 2012, hace ya diez años, el impacto del tren contra el para golpe, dejando un saldo de 51 muertos y más de 700 heridos.Al hecho se lo conoce como la Tragedia de Once, del total de personas que perdieron la vida, quince eran vecinas/os de Moreno, ellos eran:

Karina Altamirano, Dionisia Barros, Lucia Fernández Chaparro, Verónica González, Nancy López, Nahuel Martínez, Graciela Pereyra, Gloria Pinilla, Graciela Romero, Florencia Sagasti Fernández, María Scidone, Sonia Torres, Gloria Alejandra Troncoso, Nicolás Villalba y Ana Teresa Zelaya.

Trece mujeres y dos hombres. No es intención de estas líneas analizar u opinar sobre este trágico hecho, sino rescatar del olvido los nombres de las víctimas que residían en nuestro Distrito, anónimos y desconocidos, que seguramente en ese momento se trasladaban a estudiar o trabajar, con familia a cargo, en su mayoría de humilde condición, con sueños y ambiciones que quedaron truncos.

Cumplida una década del trágico suceso, es justo que la comunidad rinda homenaje en memoria de las quince inocentes víctimas, colocando en un lugar céntrico, una placa con sus nombres grabados y así no se pierda su recuerdo, porque honrar también honra.