Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


VIOLENCIA DE GÉNERO Y DE PODER (POR LO MENOS) –

Hay un encuadre necesario e imprescindible: Leila Ayelén Leggiero (actual concejal en reemplazo de Nadia Olea) trabajaba en la Subsecretaría de Protección Integral y Participación Ciudadana bajo la conducción y dirección de Gonzalo Díaz (en la actualidad Díaz ya no cumple funciones en el gabinete municipal) cuando toma la decisión de concurrir a la Comisaría Moreno 1ª a formular una gravísima denuncia contra su superior y compañero de la agrupación política Comunidad Organizada.

En tiempo o fecha, acude a la dependencia policial, tres días después de vivir, según su palabra y denuncia, un acto de suma violencia que podría encuadrarse en «privación ilegal de su libertad» (Artículo 141 del Código Penal), además de abuso de poder y violencia de género.

Lo que describe Leila Ayelén Leggiero, quien esta tarde confirmó a Desalambrar la presentación policial, es lo siguiente: «El día 31 de agosto, siendo las 13 horas, mientras se hallaba en su lugar de trabajo, sito en la calle Colombia y Ruta 23, cumpliendo funciones como empleada administrativa, se hace presente su compañero Gonzalo Díaz quien, ofuscado con la dicente porque la misma no participa más de su agrupación, hace un mes aproximadamente, comenzó a referirle insultos y amenazas«.

No hay un detalle del tipo de insultos y amenazas que habría desplegado Díaz a su subordinada laboral, tal vez por el volumen del acto que se habría producido posteriormente: «… la obligó a subir a su vehículo, Peugeot 308 gris oscuro, del que no puede aportar dominio, quien la llevó a recorrer el centro de Moreno, quien luego de una hora aproximadamente la dejó en las arterias de Rivadavia y Rosset».

Leila firma la denuncia que en su párrafo final dice: «Realiza la presente ya que está cansada de vivir estas situaciones con este compañero porque teme que pueda hacer algo contra su integridad física».