Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


VENDEDORES Y UN PIQUETE INEVITABLE –

El gobierno local tiene una palabra que es aplicable a todo: ORDENAR. Tratamiento en el Concejo Deliberante de una ordenanza que reguló la venta en la gestión Festa, la que incluyó a los históricos, pero en el nuevo oficialismo debía no sólo actualizarse sino colocar esa herramienta en sintonía fina, propia, economía popular.

A un poco más de dos meses de concluir un año signado por las crisis, con pandemia, virus, contagios y aislamientos, los vendedores /as históricos /as cortan Libertador y Bartolomé Mitre al grito de «QUEREMOS TRABAJAR» en un país con el 50 por ciento de pobreza. «Vamos a seguir trabajando porque somos trabajadores de Moreno, usted Intendenta puede solucionar esto pero no quiere, porque usted no quiere a los trabajadores, quiere tener gente tranquila que no la moleste, que no gane plata. Nos manda a la Luna, nosotros queremos trabajar porque somos los vendedores viejos de Moreno».

Otro histórico le habla a Mariel Fernández como compañera, porque viene del barrio, y le pide que «ella se haga cargo de resolver la situación de los históricos, le pedimos por favor que vea la situación de nuestras familias. Somos trabajadores sociales de toda la vida»