Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Un anillo policial fornido protege la plaza de Irigoin en Cuartel V. La fuerza habría llegado en horas de la madrugada para custodiar el despliegue político de obreros y máquinas municipales que levantaron ese rectángulo de juego, un pedazo de tierra por el que esparcía las mantas, mesas y sillas de hombres y mujeres que subsisten con la economía popular.

El proyecto de plaza inclusiva, moderna, funcional fue presentado por el gobierno en acción directa. María Giménez, Secretaria de Obras Públicas, encabezó el «acto» de plantar el cartel, acompañada por el refuerzo policial, ante la resistencia de quienes rechazan la falta de diálogo, mesas de trabajo, respeto por la historia y el presente comunitario:

Esa misma jornada, la primera avanzada oficial, tuvo por la noche respuesta vecinal: el cartel de plaza inclusiva besó la tierra:

Esa confrontación que arranca el 15 de noviembre entre el gobierno de Mariel Fernández y una parte del barrio Irigoin tuvo un activación esta mañana. Gran cantidad de unidades policiales, efectivos /as con escudos y armas reglamentarias, tomaron posición en la manzana de la plaza. Calles cortadas, habitantes que no pueden ingresar o cruzar ese perímetro, y las máquinas municipales levantado la tierra.

INFANTERÍA CUSTODIA LA PLAZA IRIGOIN – CUARTEL V

En uno de los laterales los obreros despliegan las reglas y el hormigón ingresa a la franja. Nahuel Berguier, Secretario de Derechos Humanos y Justicia observa todo el procedimiento, acompañado por su segundo, Ismael Castro, cuadro y dirigente de la Agrupación 1945. Tránsito también ubicó dos cuadras antes del núcleo de conflicto los trabajadores que indican el desvío.

La histórica plaza es desarmada para construir el sueño inclusivo de belleza y calidad:

Como la Infantería selló el lugar para que una de las tantas obras que se realiza en Cuartel V siga con prisa, la «comunidad» corta de forma total la Ruta 24, en señal de protesta… en hora pico mientras las palas metálicas levantan más que una cancha de fútbol sino que tocan fibras sensibles de la historia y un presente ya que la plaza de Irigoin es también la economía popular.