Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Izquierda Diario.- El ministro de Economía grabó un mensaje en las últimas horas que contiene anuncios. El principal: encomendó al Banco Central a comprar títulos del Tesoro con el objetivo de «bajar el riesgo país». Sigue el ajuste para pagar la deuda.

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció hoy que lanzará un proceso de recompra de deuda en moneda extranjera por más de USD 1.000 millones. Ya fue difundido en el Boletín Oficial.

El ministro dijo que la medida busca «mejorar el perfil de deuda y seguir bajando el riesgo país». El objetivo es dar una señal de confianza a los mercados, tras varias jornadas de suba de los dólares paralelos y de suba del valor de los bonos soberanos de países emergentes (y baja de riesgo país en Argentina). Y también un mensaje político, en el marco de un año electoral, confirmando que son los intereses del capital financiero los que está representando el actual ministro.

Según se conoció, Massa encomendó al Banco Central a comprar títulos del Tesoro. Las operaciones estarán enfocadas en títulos regidos por tribunales extranjeros de plazos cortos. En el día de hoy se publicó la Resolución conjunta 1/2023 de la Secretaría de Hacienda y la de Finanzas que habilita a esta operación, en donde sería el Tesoro quien cubrirá la operación y el Banco Central funcionaría como mediador. Lo que no se especifica es de dónde provendrá el dinero, dado el actual contexto de escasez de dólares, un año que estará atravesado por la sequía y un Estado endeudado.

En un discurso grabado anoche, de cinco minutos, el ministro comenzó con un repaso de su gestión al frente del área, donde se vanaglorió de la “normalización macroeconómica de la Argentina”, con cuatro supuestos objetivos: “el orden fiscal, la acumulación de reservas, el aumento de las importaciones y el desarrollo con inclusión”.

Lo cierto es que, aún escapando del momento más convulsionado, los pilares de sus medidas a lo largo del año apuntaron a profundizar el ajuste, aplicar los tarifazos en los servicios públicos y buscar dólares para fortalecer las reservas del Banco Central. En este último objetivo se inscriben las nuevas medidas.

Recordemos que otros datos, que no citó Massa, marcan las contradicciones de la situación económica. En los últimos días se supo que la inflación completó un registro anual de 94%, la canasta familiar superó el 100% de aumento y se conocieron aumentos en combustibles y otros productos. Sobre las grandes preocupaciones de la población Massa no hizo anuncios.

Al precisar las directivas que dio al BCRA, señaló que “este es un primer paso, de USD 1.000 millones, muy enfocado en los Globales, sobre todo en los de corto vencimiento, 29 y 30, porque entendemos que ahí es donde tenemos que atacar para la mejor administración de la deuda, el perfil de deuda y el perfil de vencimientos de la Argentina. Y seguramente en los próximos meses, invitando también al sector privado argentino a acompañar en este proceso de mejora de perfil, es que llevemos adelante otras medidas como la que hoy estamos tomando”, adelantó también Massa. Las recompras empezarían hoy mismo con una operación que se estima rondará los U$S 300 millones.

Así, marca que la gran «bandera» de su gestión es el pacto con el FMI y los acreedores. Esta semana se confirmó un dato concreto: por un lado anunciaron el recorte de Planes Potenciar Trabajo, pero al mismo tiempo un pago al FMI de U$S 641 millones. Se trata del segundo desembolso de enero, que ya suma un total de U$S 2.597 millones este mes en pagos de deuda al organismo.