Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Izquierda Diario.- El ministro de Economía habría cerrado un acuerdo con parte importante de las conducciones gremiales burocráticas para que las paritarias no superen el 60 % en 2023. Un intento de frenar la inflación que ataca el bolsillo obrero. En los últimos años, los salarios no pararon de perder contra los precios.

Massa y la conducción burocrática de varios grandes sindicatos están cocinando un nuevo ataque al bolsillo de la clase trabajadora. El ministro de Economía y varios de los dirigentes más importantes del sindicalismo burocrático habrían acordado que los aumentos salariales de las paritarias no superen el 60 % en 2023.

El porcentaje en cuestión se corresponde con la inflación pautada para el año en curso en el Presupuesto 2023, sancionado en el Congreso Nacional con los votos del oficialismo y de Juntos por el Cambio. Ese presupuesto, como se recordará, fue denunciado por el Frente de Izquierda Unidad por su carácter de ajuste.

Un acuerdo avalado por gremios kirchneristas

Según la información existente esas pautas empezarían a regir en las próximas firmas de convenios. Entre los gremios más importantes que cerrarían acuerdos paritarios en las próximas semanas se encuentra la UTA, que debería acordar este mismo viernes. Sin embargo, según diversas fuentes del Ministerio de Trabajo, este esquema de aumentos se replicaría en otros sectores como bancarios, textiles, UPCN (estatales), Smata, Comercio y Sanidad.

En el caso de los bancarios y del gremio mecánico, sus conducciones se identifican políticamente con el kirchnerismo. De hecho, Sergio Palazzo -titular de La Bancaria- es diputado nacional por el Frente de Todos.