Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Una mujer legisladora que representa, sin dudas, la expresión y ascenso de la economía popular. Zulma Gil se pregunta en recinto si comprar un freezer debe ser declarado, un modo implícito de cuestionar a quienes ponen en tela de juicio la decisión de Mariel Fernández y Esteban «El Gringo» Castro de construir su vivienda en el barrio privado El Dique.

Zulma, símbolo del Movimiento Evita, desde su banca de legisladora morenense, deja su impronta en el debate, ante lo que definen como una burda operación para atacar a La Capitana: «Siguen preguntando por la denuncia de la mozzarela, la denuncia de la también nosotros estamos esperando una respuesta es cuando del Consejo Escolar se llevaban las cajitas que vimos y todavía de eso no tuvimos respuesta. Escuché decir que no hablamos, y la verdad que a veces a mí no me dan ganas de hablar, lo que más me gusta es trabajar, demostrar lo que hago. Lo que tengo que hacer es trabajar en el territorio, ayudar al que necesita. Si denunciaron a Mariel porque se compró un terreno, tiene que estar en la fiscalía. Hay que pedir a la fiscalía que les de ellos primero la denuncia, porque nosotros no lo sabemos. Nos están dando y mostrando una foto que sacaron de una computadora, que cualquiera la puede sacar de cualquier lado. Se corrió la bolilla por medios de lo que estaba haciendo ella. Si lo hizo o no lo hizo, no lo sé. No me meto en esos terrenos, pero si ven que uno va avanzando lo primero que creen que uno está robando. A mí me ofende mucho escuchar a la concejala preopinante (Agostinelli) porque siempre nos está tratando de cínicos, que nos hacemos los tontos. El tema de las cooperativas, yo me siento orgullosa de que haya cooperativas que están contratadas por el Estado porque antes estaban fuera del sistema laboral, hoy tienen para trabajar. Y hay otras cooperativas que también están trabajando con polos productivos, como la cooperativa Ayelén. La cooperativa Ayelén tiene varios polos productivos, o sea, no es que no trabajan o están fueran del sistema laboral. No estamos para gritarnos y agredirnos, estamos para tratar de ver y resolver. Porque acá hablan mucho de números, mucho de todo, ética y moral, siempre escucho el tema de las cooperativas, los cooperativistas son mis compañeros. Y los cooperativistas se sienten mal porque en este Concejo se debate sobre la vida de ellos, cuando ellos son laburantes que quedaron fueron del estado laboral, de su situación laboral. Ellos cobran un sueldo, están dentro de un programa social y se ganan el dinero que reciben. Yo estuve con las cooperativas, estuve en un acampe reclamando y todavía estamos esperando respuestas.