Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


La información la aportó el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) y actualiza la cantidad de usuarios que siguen sin suministro luego del masivo «apagón» del martes que dejó a más de 700.000 sin servicio. Las falta de inversión en el centro del problema.

En el inicio de una jornada en la que se esperan temperaturas muy elevadas en gran parte del país, se reportó un nuevo corte masivo, aunque de menor duración del registrado el día martes.

150.000 usuarios ubicados en el corredor norte del área metropolitana de Buenos Aires fueron los afectados por lo que se registró como una descarga en un transformador de la estación Edison de Edenor.

El corte afectó también el funcionamiento de los trenes que transitan por la zona:

Según el organismo la falta de suministro se concentra en diferentes barrios de la ciudad de Buenos Aires y en localidades del conurbano bonaerense.

Luego del «apagón» masivo del día martes, que dejó a casi 700.000 usuarios sin suministro, las consecuencias de la administración y gestión en manos privadas del suministro de servicios, en este caso de la energía eléctrica, sigue mostrando su enormes fallas. Fallas para los miles de usuarios mientras para las empresas se trata de un negocio redondo.

El Gobierno, jugando casi de espectador en un escenario que era completamente previsible dada la conocida exigencia que tiene el sistema energético durante jornadas de intenso calor, se limitó al anuncio de medidas erráticas. Ninguna que apunte al problema de fondo que genera estos cortes.

Ayer jueves anunció una jornada corta para la Administración Pública Nacional para implementar el trabajo a distancia para ayer y para hoy con el objetivo de reducir el consumo energético.

Por otro lado el Gobierno solicitó a las grandes industrias que de 13 a 16h restrinjan el suministro. «El sistema está trabajando a tope. Nos hemos comunicado con los grandes usuarios, que más demandan y no tienen ciclo continuado, para que en horario pico reduzcan la demanda de energía», afirmó Darío Martínez, secretario de Energía de la Nación.

El funcionario se animó un poco más y encontró argumentos para explicar las fallas del sistema energético en la combinación de calor y crecimiento económico (SIC).
Habrá que investigar la relación entre cortes energéticos y crecimiento del PBI, pero lo cierto es que todos los veranos, miles de usuarios se ven afectados por cortes de servicio y estos no están atados a los buenos o malos números de la economía nacional.

Pésimo servicio

Imposible resolver el problema que se presenta con parches como los que se anunciaron estos días. La problemática no comenzó en el 2022, más bien podríamos darle una historia de al menos 30 años, momento en que llegaron las privatizadas a hacerse cargo de muchos servicios en nuestro país.

A pesar de los fuertes tarifazos que impusieron estas empresas y los millones en subsidios que embolsan, las consecuencias de un servicio pensado en función del lucro privado y no del beneficio de los usuarios están a la vista.

Según publicó elDiario.AR además de la falta de inversión y los tarifazos, las empresas de distribución de energía acumulan deudas por 300.000 millones de pesos. Recordemos que el estado subsidia una parte de lo cuesta la energía para las empresas.

La nacionalización de las empresas, para poner toda su infraestructura en función de una administración racional de sus recursos e invertir para mejorar el servicio, en lugar de redundar en utilidades para los capitales que la administran está a la orden del día.