NOTICIAS DE MORENO

- BUENOS AIRES - ARGENTINA // contacto@desalambrar.com.ar

Domingo, 05 de Abril del 2020


Espacio Publicitario

LOCAL / REGIONAL

“Nos tendieron una trampa, nos amansaron a todos y después vinieron a los tiros”

martes, 30 agosto, 2016

LA OBEDIENCIA DEBIDA Y LA REPRESIÓN DIRECTA –

La acumulación de declaraciones públicas vertidas en este medio por los funcionarios intervinientes en el desalojo del predio que sería propiedad de un condominio, con uno de los propietarios como actor principal (Universidad de Morón), permite reconstruir lo ocurrido desde el sábado a la madrugada y hasta el lunes por la tarde.

Está fehacientemente confirmado que el “lanzamiento” firmado por la Jueza de Garantías Adriana Julián se ejecuta a partir de las 6 de la mañana del sábado 28 de agosto. En segundo lugar, la justicia y la intendencia de Moreno, solicitaron la intervención de la Provincia de Buenos Aires y la Nación, hecho que se demuestra por el desplazamiento de la Policía Bonaerense y la Policía Federal. En un tercer punto, el “exitoso” operativo tiene sus frutos el sábado por la mañana donde se dispone la presencia en el terreno de un gran número de policías.

Sin embargo el domingo se reactiva la “intención” de los ocupantes de reingresar al terreno, aún cuando una máquina retroexcavadora había bloqueado el puente de acceso, es decir, la conexión del barrio La Gloria II con el predio. Ese día y en las redes sociales se publicó que alrededor de 12 policías fueron atacados por un grupo violento y los efectivos debieron ser trasladados al hospital. El dato se comentó antes del mediodía. El Director de ese centro de salud, Fabián Salerno, informó oficialmente que antes del mediodía sólo ingresaron dos efectivos y tres civiles con lesiones leves. Pasadas las 14 horas y por el registro de ingreso a guardia, llega un decena de policías heridos.

Si en el predio se dispuso una fortísima columna de policías, si estaba bloqueado el puente de acceso al vasto terreno, cómo un grupo de personas vulnera ese dispositivo de seguridad y toma ubicación a pocos metros del puente. A esa altura, domingo al mediodía, la mayoría de los ocupantes que vinieron de otros distritos ya no estaban en la zona, por lo tanto quienes reingresaron o intentaron hacerlo eran del barrio o zonas aledañas, personas que sabían que ya era imposible reinstalarse, como máximo objetivo buscaban que el municipio tomara nota de la emergencia, ingresar en un listado y acceder probablemente a una solución habitacional.

policia en el predio

Se asegura que la infantería repelió el ataque del grupo violento pero que no ingresó hacia el barrio ni recorrió la calle Pedro Agote. Pero una foto del día domingo muestra un escudo humano de policías que avanza por esa calle tras lanzar gases a las viviendas.

POLICIA EN LA GLORIA II

Nadie aclaró hasta el momento y de forma oficial quién utilizó las balas de plomo que impactaron en las piernas de Mateo Fernández, un joven de 25 años de edad.

HERIDO EN LA TOMA

La Secretaria de Desarrollo Social del municipio, Adriana Palacio, quien estuvo en el lugar del conflicto, aseguró que “hubo mucha violencia de parte de los vecinos hacia la policía”, pero también afirmó que “vio a la policía quemar algunas pertenencias de aquellos que fueron desalojados el sábado por la mañana”.

PERTENENCIAS QUEMADAS

La militarización de la zona se extendió hasta el lunes por la tarde, dos días después de haber producido el desalojado de los ocupantes ilegales, sin que exista un escenario de conflicto en el mapa.

Mirna tiene 24 años. Hace 40 días dio a luz a su primer hijo. Como se trata de reproducir las palabras y testimonios de quienes estuvieron en cada una de las jornadas, su explicación tiene coincidencias con la de los funcionarios pero completa algunos vacíos que quedaron lejos de la «observación ocular oficial». Ella admite el ingreso al predio y sus posibles consecuencias: «Entiendo que hay riesgo pero yo, por mi parte, lo tome por necesidad. Para mí bebé, por mí bebé. Yo puedo vivir tranquilamente abajo de un puente pero mi bebé ya es otra cosa. Lo quería proteger, de distinta manera tal vez, y tomé ese lugar para tener un techito para él”.

Si llega alguien con una orden de desalojo y dice “acá hay un dueño, te vas” ¿es lo que hiciste?

Y sí, mientras que sea algo legal, es lo que hice, estoy afuera. O sea, no salí por mis propios medios porque yo quería sacar mis cosas, pero a mí me sacaron así, los policías sin tener piedad de mí ni de mi bebé.

Esto ocurrió el sábado a la madrugada que te sacan, a vos y a todos los que estaban ahí.

Si, el sábado a las 5 de la mañana, empezaron a despertar a todos y nos decían que teníamos que salir de ahí. Agarraron a cuatro detenidos, que no entendemos por qué. Entiendo que a mí no me llevaron porque estoy con mi bebé, pero a los hombres si, los agarraban directamente. Muy violento todo. No nos permitían sacar nada.

Describime esa violencia de la policía

Empezaron a tirar todo abajo, las carpas, las casillas. Había pocas casillas, más carpas tal vez porque la gente no tenía para comprar. Imagínate que una carpa que yo tenía salía $700 (setecientos pesos) que me compraron mis hermanos. Una casilla sale $3500 (tres mil quinientos pesos) que no los tenía para comprar. Todas esas carpas empezaron a tirar, a prender fuego.

¿La policía prendió fuego las carpas?

Todas las carpas prendieron fuego ellos.

¿Vos lo pudiste ver?

Sí, con mis propios ojos, porque quedaron todas las cosas de mi bebé y ellos las prendieron fuegos.

¿Pediste la posibilidad de ingresar para retirar el cochecito de tu bebé, el colchón que tenías?

Yo pedí educadamente si me dejaban pasar. Yo estaba con mi bebé en brazos, estaba lloviznando, era muy temprano. Pedí por favor si me dejaban pasar a buscar los pañales que me había donado el Hospital de Moreno y ni siquiera eso pude sacar. Prendieron fuego, después cuando se prendió todo, me dejaron pasar.

Recién cuando estaba todo consumido ¿ahí pudiste pasar?

Sí, estaba todo consumido cuando llegue. Cuando fui a ver, no ubique bien el lugar donde yo estaba por la colcha que había ahí de mi bebé pero quedó una partecita que no se quemó y ahí reconocí que era la carpa que yo tenía.

En el momento en que se hace el desalojo ¿hubo resistencia de quienes estaban ahí? ¿Se opusieron o la policía en gran número ingresó y todos salieron tranquilos?

No hubo resistencia en ningún momento, porque así como la gente estaba durmiendo empezaron a tirar la carpa abajo y nos decían “todos afuera”. Todos empezamos a correr. No hubo resistencia, todos salimos muy tranquilos.

¿Es la policía, la Fundación de la Universidad de Morón o ustedes son quienes ponen tierra en uno de los extremos del puente?

Nosotros no fuimos, fueron los policías que trajeron máquinas con dos personas que estaban de particular que empezaron a trabajar y a poner tierra ahí. Después empezaron a limpiar el lugar de la toma, a juntar las pocas carpas que habían quedado. Trajeron algún líquido que vi en bidón, empezaron a tirar arriba de las carpas y prendieron fuego, como estaban todas mojadas le tiraron un líquido para prender fuego.

 AUDIO 1 MIRNA

 

El domingo, ¿qué pasó?

El comisario me dijo que no podíamos estar ahí, que si seguíamos ahí adentro iba a traer más número de policías y nos iban a sacar a palazos como ellos querían.

Pero ustedes ya estaban afuera el domingo o estaban dentro del predio

Estábamos a tres pasos del puente para adentro.

Pero para el lado del Barrio de La Gloria II

No, porque uno de los policías nos dijo que podíamos hacer una olla popular y una carpa grande ahí por los chicos más que nada. Estábamos adentro, dos o tres pasos después del puente, pasando adentro del lugar de la toma. Nos quedamos todos ahí, de repente cayeron más cantidad de policías, y nos dijeron que teníamos que salir, cuando le quisimos explicar lo que había sucedido, lo que nos dijo el compañero de él, ahí ya empezaron a dar tiros al aire aún cuando había muchos chicos. Empezaron muy violentamente a los tiros. Nos empezaron a correr, todos salimos del puente para la Gloria II. Una vez que estuvimos en La Gloria II ellos seguían y nos corrieron una cuadra, pero cuando empezaron a entrar en el barrio a los tiros con balas de goma, los mismos vecinos empezaron a enfrentarse con ellos porque tenían hijos, estaban con la familia para compartir un asado. Los sorprendió cómo actuaron los policías porque dijeron, si el problema era en el predio por qué ellos tienen que venir a atacar un barrio. El comisario fue muy violento, desde el principio el vino muy violento. Cuando pasamos para el barrio nos corrimos todos porque la mayoría teníamos hijos, a mi bebé de 40 días lo tenía en el pecho. Como había mucho barro en la calle algunos se cayeron. A los policías no les importo pasar por arriba de dos criaturas, y su papá, y ahí la gente empezó a reaccionar y empezaron a tirar piedras porque no había forma de pararlo, ellos con sus armas y nosotros sin nada. Estando ya en el barrio La Gloria II.

Para que quede claro, en ningún momento ustedes provocaron a la policía, fue un agente quien les dijo que hagan la olla, después el comisario pregunta que hacen acá y los sacan. ¿Esa fue la situación que viviste vos, que viste vos y la que describís?

Sí, así pasó. En ningún momento nosotros provocamos. Nosotros habíamos dicho, si vienen y nos quieren sacar vamos a salir hasta que nos presenten un papel. Este mismo policía que nos dijo “hagan una olla popular” también nos transmitió “yo lo único que quiero es cumplir mi trabajo de 72 horas. Una vez que yo cumpla esto ustedes pueden ingresar otra vez. Nosotros nos vamos y ustedes ingresan, cuando volvemos vuelvan a salir. Nosotros nos quedamos debajo de la carpa con todos los chicos, la gente, empezamos a juntar plata para hacer la comida y ahí llegaron todos.

¿Viste a familias que no son de acá, que vinieron de otros lugares, de Capital Federal, de Matanza por ejemplo?

Sí, sí, había familias de todos lados. Familias que realmente necesitaban y se enteraron por las noticias y llegaron a este lugar.

 AUDIO 2 MIRNA

 

¿Qué es lo que perdiste el sábado a la madrugada? Además de lo material, ¿Qué creés que perdiste?

No sé, yo perdí más que nada la esperanza. Estoy perdiendo la esperanza porque hay gente que hace las cosas y que actúa para herir al otro, tal vez sin pensar. No piensan tal vez en su familia, yo me pondría en el lugar de ellos porque cuando la gente empezó a atacar a los policías yo le decía “paren un poco, porque seguramente deben tener familia, seguramente los hijos, la mamá lo deben estar esperando en la casa, no los golpeen”. Yo pensaba así, y les gritaba así a los hombres para que no hagan nada, para que no actúen así pero me decían ¿y ellos qué? ¿Ellos piensan en nosotros? Lo que pasa es que en un momento así, que te están atacando obviamente te olvidas de todo, pero yo en ningún momento me olvidé de que eran seres humanos y que necesitaban también, ellos estaban cumpliendo una orden. Tal vez no tenía que ser así violento.

Hay un chico con impacto de balas de plomo en las piernas, ¿vos lo viste?

Sí lo vi, es un chico de acá del barrio. Alquila acá, tiene un hijo. Fue el comisario quien le dio dos tiros en las piernas.

¿Sabés el nombre del comisario?

No, no recuerdo, porque eran tantas personas que cada uno que venía daba su nombre y ya en este momento no recuerdo.

¿Le pega en donde, adentro del predio o fuera del predio?

Adentro del predio, ahí donde estábamos, tres pasos del puente.

Esto fue el domingo cuando un policía les dice “Hagan la olla popular” es decir, que es que estaban tomando, estaban haciendo una olla para que sea descriptivo.

Fue el domingo a la mañana, empezó todo al mediodía y ya empeoró las cosas. El domingo a la mañana temprano estábamos bien, cuando vino este policía hablo con nosotros todo bien, muy respetuoso. Después yo dije, nos tendieron una trampa cuando vi que nos amansaron a todos y después vinieron a los tiros. No entiendo y no puedo entender como actuaron así, habiendo tantos chicos, y no les importo ni siquiera eso. Se cruzaban balas por todos lados, yo con mi bebé no sé cómo llegue a correr una cuadra, pero pensé en la vida de él, ni siquiera por mí. A mí me podían pegar un tiro por la espalda, pero por él no.

AUDIO 3 MIRNA

 







Sé el primero en comentar en «“Nos tendieron una trampa, nos amansaron a todos y después vinieron a los tiros”»

Dejar un comentario

Temas Relacionados


Intendencia de Moreno


Espacio Publicitario





Siga a Desalambrar

Archivo

Espacio Publicitario












Desalambrar / Noticias de Moreno - contacto@desalambrar.com.ar