Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


En algún momento de la historia alguien dijo que «los únicos privilegiados son los niños». Una frase que trasciende el momento socio cultural y en el que depende el contexto y/o la conyuntura para ser re-significado y tomar muchas variantes.
Aún así  hay quienes sostienen está célebre frase como bandera y consigna de vida. Es en el Comedor Tatas 88 del barrio Malaver un grupo de amigos y padres que sostienen un espacio de contención para las infancias.
Este sábado 18 de diciembre, una vez más llenaron de sonrisas a los niños y niñas con una campaña que culmina con Papá Noel pasó por Tatas 88 y dejó obsequios para 130 niños y niñas del barrio que mantienen la ilusión  viva.

Fue una campaña en la que pusieron el cuerpo y el corazón un grupo de amigos de zona norte.  Gastón Alemán referente de Tatas 88, pone en palabras su sentir:

¿Cómo surgió la iniciativa?

Hace unos años venimos organizando la entrega de regalos con Papá Noel, siempre fueron juguetes en buen estados pero usados. Este año teníamos el desafíos de entregar regalos nuevos como muchos niños y niñas reciben. Se armó un grupo que se encarga solo de los regalos, por ejemplo el día de las infancias, festejo mensual de los cumpleaños y Navidad y armado de kermes.

Es un grupo de amigos de Zona Norte, que se organizan y crearon este equipo de eventos y tuvo la iniciativa de este proyecto de regalos nuevos. A través de Instagram publicaron y avisaron para la recolección.

¿Cuántos  niños participaron?

Recibimos a 130 niños. Este fue el primer encuentro post pandemia,  porque hace dos años no podemos festejar los cumple  y entonces dijimos vamos a hacer un festejo grande. El sábado nos encontramos, hicimos una gram kermes, luego vino un encuentro de festejo grande para cortar la torta por el cumpleaños de todos y toda, para que finalmente llegue Papá  Noel.

Hay quienes creen que las infancias deben ser libres y que realmente los únicos privilegiados son los niños /as.