Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Un gobierno autodefinido popular, entidades gremiales que enfrentaron a todas las políticas de ajuste y persecución, trabajaron en forma mancomunada para atacar el derecho histórico de una huelga, un paro que registró en Moreno un acatamiento del 80 por ciento, teniendo el primer turno una adhesión superior al 90 por ciento.

La Dirección General de Escuelas bajó la orden a las jefaturas y éstas a los equipos directivos para ANUNCIAR que no había ninguna presentación oficial en el Ministerio de Trabajo, por lo tanto se desconocía el paro dando inicio al apriete institucional. Por supuesto que la Multicolor informó a la cartera que conduce Walter Correa, pero ¿cuál era la preocupación tan manifiesta si quienes llaman al paro no representan a nadie o a pocos /as?

Ahora en la superficie se combina el ingreso salarial con los riesgos laborales que ya superan la preocupante infraestructura escolar. La inflación corroe los sueldos y las proyecciones deberían dar lugar a cláusulas gatillos, pero la conducción gremial en manos de La Celeste, selló desde el comienzo de la gestión Kicillof una posición dominante bajo las mieles del poder patronal. Es un conjunto de variables que se combinan en dos jornadas de paro que echan luz sobre la representantividad que poseen los /as iluminados /as por el sufragio.

Martín, docente histórico de La Bordó en la corriente Multicolor, analizó los aprietes, el estado de la educación pública y el ajuste que ejecuta un gobierno popular: